Últimos temas
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Ya a la venta
subir imagenes
El tiempo
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Visitas
contador de visitas
Contacto
subir imagenes

El despertar de una ciudad

 :: Papelera

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Sáb Jun 09, 2012 2:48 am

Copiaré varios textos-no todo-del libro El Madrid Medieval-para hacernos una idea en que consistía la importancia de las rutas, sendas, calzadas, vía lata, caminos, para el ataque, en donde podían caer las avanzadas cristianas abatidas por los musulmanes, si habían encontrado un camino que acortaba las distancias, esto determinaría el realce de los caminos occidentales.
"Tanto Sampiro como el Chronicon de Cerdeña hacen emerger a Madrid en el teatro histórico. Está claro que Ramiro estimaba a Madrid en más que una simple atalaya, pues entró a saco en ella para evitar dejar atrás enemigos en su expedición contra Toledo. Abderrahman III, poco más tarde, repara los daños de la ciudad invadida y prosigue su labor fortificadora en la zona, como ocurre con Sektan y Calatalifa en 940.

Otro ejemplo de como cae Simancas en manos de los musulmanes
"Para la frustada ""campaña de la Omnipotencia""-que termina funestamente en la Alhandega de Simancas-también utilizó el jalifa las rutas del Guadarrama y Manzanares.. precisamente el sesgo desfavorable que para él toma la lucha le hace insisitir en el acercamiento de las basas de concentración de los efectivos militares: en este sentido tiene la traslación de la capitalidad de la Marca Media a Medinaceli desde Toledo-946-, pues Medinaceli no aportaba otras ventajas que las castrenses.
El caso es que el Madrid musulmán ha consolidado personalidad como plaza fuerte, desbancando ya en el siglo X a Talamanca y ejerciendo-estamos de acuerdo con Caballero- la capitalidad de la comarca septentrional y fronteriza de la Marca Media-Son escasísimos los topónomos árabes al norte y noroeste de la provincia, lo que prueba que no hubo apenas ocupación ni existió población de importancia. Madrid recibía los primeros embates y se especializó en el continuo sobresalto que supone la guerra fronteriza, el enfrentamientos cotidiano al margen de las grandes expediciones.
Nos cuenta Ibn Hayyan cómo en 935-36 los madrileños, que acaudillaban huestes compuesta por gentes de la frontera, triunfaban en un combate contra los cristianso; al siguiente año el gobernador madrileño. Ahman ibn Abdallah, fallecía en otro encuentro"

Saludos,
Mary Fely







mary fely

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Dom Jun 10, 2012 12:41 am

Hola a todos

Sigo con el centro de comunicaciones y torres-vigía, que nos dan una idea más clara que ocurría en aquellos tiempos del siglo X, en la recien nacida Mayrit y su comarca:

"El Madrid musulmán-y volveremos a ello más adelante-no fue la deslumbradora capital que algunos panegiristas quieren. Toledo estaba muy cerca y Madrid dependía de ella, como capital indiscutida de la Marca Media; tampoco, por lo que hemos visto y veremos, hay base para asignarle tan desmesurado rango. Pero tampoco fue un pueblo anónimo, sino un centro comarcal de relieve donde florecieron la agricultura, la artesanía y algunas figuras eminentes.

Geográficamente entre las primeras estribaciones montañosas y llano-o lo que es igual, entre Sierra y Sagra-añade su posición dominante sobre el Manzanares, pero además se halla casi en el vértice del triángulo entre éste y Jarama-Henares. Como ya hemos abundado en lo determinante de las corrientes fluviales a la hora de trazar los caminos, la anterior circunstancia lleva aparejada el dominio de los dos rasgos de la "V" que dibuja sobre el espacio provincial la importante calzada del Duero.
No solo esto: unramal , que nacía algo más abajo de Madrid, ponía en comunicación con Toledo, y la ruta de la ribera de Guadarrama-para nosotros sucursal de la proveniente de la Sierra-se controlaba estrechamente desde ésta, señoreada por el nuevo núcleo fortificado.
Dominar este esquema era dominar toda la red, pues los restantes caminos no eran sino sendas que a ellos afluían. Pero para completar su misión de ""torre mayor"" de la región-que recibía las alertas de la cordillera para comunicarlas a las demás poblaciones y, particularmente, a Toledo-era necesario un sistema de atalayas intermedias."
Oliver ya advirtió sobre esto, poniendo de manifiesto "la abundancia de topónimos provinciales derivados de turris latino y del bur^y arábigo: Torres, Torrejón-varios-Torrejoncillo, Bujes..Propuso asimismo una sectorialización de las torres-vigía madrileñas. El primer cordón entre la Sierra y las ciudades de Madrid y Talamanca; otro entre Madrid y Toledo; los restantes poseerían carácter de enlace entre esta con Maqueda y el Henares. A su vez esta última cadena se prolongaría con las fortificaciones que guardaban esta ruta hasta Medinaceli.
Zozoya también hace una clasificación, una hilera casi paralela al Jarama, que creemos empalmaba con Somosierra: EL Berrueco, El Vellón, El Molar, Alcobendas. Una segunda que enlazaría los pasos serranos con Madrid, vigilando la vieja calzada romana:Torrelodones, Hoyo de Manzanares, etc. Otra -para nosotros menos clara-que guardase el ramal que descendía a Toledo desde el codo del Manzanares: Torrejones, Cubas, Valdemoro...Por último la del oeste y sur-oeste, vinculada a la ruta vecina del río Guadarrama: Alamín, Almenara...
Como vemos estos torreones jalonaban itinerarios, lo que va acorde con su función. Zozaya también propone otras cadenas menores de atalayas. También menciona otras torres que cierran entradas y espacios estratégicos, como Riva y Paracuellos, donde fluyen Henares y Jarama. Concluye por establecer la presencia de estos baluartes en lugares elevados y en muchos casos relacionados con núcleos de población. Hay dos nivels para el conjunto: uno, sobre la cota de los 800m.; otro, bastante uniforme, a cota inferior.

Todo ello indica personalidad definida como reducto fortificado: Madrid, aunque ciudad de segundo orden, es también importante por sí misma. Hay una realidad incontestable que expone nuestro tan citado OLiver Asín, y que traemos aquí para probar que Mayrit posee un carácter netamente militar.
Nos referimos a los topónimos y su distribución. Estos son procedentes del ärabe mayoritariamente sobre el Henares; Torres Balbás descubre una especial concentración según nos acercamos al enlace del Jarama: Aldovea, Daralcalde, Vaciabotas...También existe abundante representación junto a este río; y alejándonos de la confluencia: Ambroz, Ajalvir, Albir. Es conveniente resaltar que desde Ajalvir todas las voces árabes se emplazan a la margen oriental, salvo Guadalix y Albalá. Zozaya y Alfarache. También hay alguna muestra sobre el Tajuña, si bien es mixta: Valdaracete.

Contrastan Guadarrama y Manzanares, pues la cantidad de nombres árabes es sensiblemente menor. Oliver sólo menciona Alfarache (?) y Calatalifa; más Almenara, Alamín, Atalaya, que añadimos por estar junto a la corriente o bien cerca. Además Olmos, que vió su nombre vertido al árabe. Para manzanares, recurrimos nuevamente a Oliver: Vaciamadrid, Salmedina, Almodóvar.

LO dicho hasta ahora abarca los sectores levantino y meridional de nuestra provincia. Curiosamente hemos podido comprobar anteriormente que es tmabién la zona más rica sin disputa en yacimientos arqueológicos. Ello nos dice a las claras que los musulmanes han mantenido su presencia en las comarcas tradicionalmente habitadas; a parte de estos hallazgos nos confirma una continuida ocupación la existencia de topónimos premusulmanes, incluso prerromanos: ARganda, Talamanca, Jarama, Daganzo, Aranjuez.....

Si vamos aguas arriba del codo de Manzanares, en el valle medio de este río, topamos con nombres híbridos: Alcorcón, Alcobendas y Alpedrete son llamativos. Zona, pues, de contacto y de máxima penetración islamista; más arriba los topónimos de este origen desaparecen. Si unimos a ellos la sensible disminuición en la margen occidental del Jarama llegaremos a la conclusión de que en el cuadrante noroccidental del área provincial, ampliamente considerado, no ha conocido la presencia agarena, poco en relación con sus condiciones de vida, y que ha permanecido semidesierto, sólo ocupado por pequeños pueblos en la altura en que habitaban efectivos autóctonos, núcleos de tan leve importancia que no ha dejado huella en la toponimia, excepción hecha de espacios en el relieve. La prudente duda se centraría en Colmenar, mas no poseemos datos suficientes.

Madrid ha sido por lo tanto la avanzadilla, el espolón islámico con que se tropezaban las huestes norteñas tras cruzar un fragoso espacio sólo jalonado por pequeñas fortalezas. Creemos que su perfil militar es indudable y que ha acompañado y completado su primera misión como atalaya de una red de caminos"


Saludos,
Mary Fely



mary fely

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Miér Jun 13, 2012 2:11 am

Hola a todos

Veremos ahora los pocos datos que hay escritos de los madrileños ilustres de Mayrit. Los dejó escritos Jaime Oliver Asín, en una obra en prensa.

El Ambiente Cultural y Militar del Madrid Musulmán
Aspectos inéditos de la Historia más antigua de nuestra capital
Preambulo

$1. "Son tan pocas las noticias procedentes de fuentes árabes que sobre el Madrid moro se han podido encontrar y divulgar, que es natural se haya aquél generalmente concebido mucho más como fantasía que como realidad, añadiendo a la proyección que por deducciones, pricipalmente de orden filológico, ofrecemos en un libro que aparecerá próximamente (1), otra que resulte de la aportación de datos documentales que tomaremos de escritores de la España musulmana, los cuales no dejan de dar alguna idea del ambiente cultural, militar y político del Madrid de los siglos IX al XI."

Copiaré lo más significativo, ya que es amplio el tema y con parte escrita en árabe.
Guardo estos apuntes como oro en paño, al igual que muchos otros que tengo, gracias a mi querida maestra Isabel (Mayrit).

Saludos,
Mary Fely

mary fely

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Jue Jun 14, 2012 1:05 am

Continuación: Ambiente Cultural y Militar del Madrid musulmán

"Desde luego hemos de advertir que en textos árabes el nombre de Mayrit no surge con la extraordinaria frecuencia con que aparecen los de otras ciudades famosas de la España musulmana. Mas, de todas las formas, bastantes son las veces que le vemos citado a propósito de musulmanes ilustres que, por razones diversas, vinieron a hacer célebre el nombre árabe de lo que es hoy nuestra moderna capital. Porque Madrid no fué entonces, como ha dicho alguien, ""un poblado insignificante sin más vida que la que le daba su posición estratégica"" (1), sino una importante ciudad militar, donde siempre se desplegó, a la vez que una gran actividad guerrera, otra literaria o científica nada despreciable, que bien vale la pena de estudiar, y que ya los eruditos de los siglos XVI y XVII, y aun también poetas como Lope de Vega (1), supieron atribuir a los moros madrileños, al hablar, aunque fuera poniendo en ello mucha fantasía, de cierta madrasa o 'universidad', en la que se quería ver el origen del nombre de la Villa.
Intentemos, pues dar alguna idea de ese ambiente, ordenando los datos (siempre preciosos, porque son los que más antiguos de la historia de Madrid), de forma que recordemos: primero a los mayritíes, vecinos de la ciudad; segundo, a los que fueron a fijar su residencia en otros puntos de la península (no sin olvidar a los oriundos de un Madrid ya cristiano, pero que mayritíes se siguieron llamando en recuerdo de sus antepasados); y tercero, a los musulmanes no madrileños que venían a cumplir aquí el precepto de la "guerra santa", al mismo tiempo que a respirar ese ambiente cultural de esta ciudad que a veces, parece como si hubiera sido el cuartel general o ribat preferido de los musulmanes devotos ilustres"

(1) Eso decía Luis Gonzalvo en su trabajo titulado Apunte sobre algunos musulmanes madrileños publicado en el "Homenaje a Francisco Codera", Zaragoza 1904, pp. 349-355), donde se da cuenta de nueve ilustres mayritíes, primero y único estudio hasta ahora sobre el tema que nos vamos a ocupar en este artículo, en el que pretendemos dar una visión más amplia que la que dió Gonzalvo, recogiendo para ello no sólo datos de madrileños que él no citó, sino de musulmanes forasteros en Madrid. Las obras que utilizaremos serán principalmente las publicadas en la "Biblioteca Arabigo-Hispana"

(1) Recuérdese aquellos versos de la Justa poética (ed. Sancha, t. XI, p. 379), donde dice que los moros llamaron a la Villa "madre de todas las ciencias, porque aquí las enseñaban ellos"


continuará...

Mary Fely

mary fely

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Sáb Jun 16, 2012 2:02 am

2 "Entre los madrileños famosos vecinos de esta ciudad, el más antiguo que encontramos es Abu Utman Said ibn Salim al-Mayriti, al que consagra unas líneasIbn al-Faradi (962-1012, recordándole como discípulo en Guadalajara del gran tradicionista Wahb ibn Masarra (+ 957), y de Wahb ibn Isà en Toledo (+ 953). Faradi dice que era aquél un hombre prudente y virtuoso, dedicado a la enseñanza, del que había hecho grandes elogios el toledano Abu Galib Tammam ibn Abd Allah (917-987), condiscípulo seguramente de nuestro Sa'id ibn Salim (ambos quizá de análoga edad, pues tuviron en España los mismos maestros). pero lo más interesante es que al-Faradi no recuerde a Sa'id ibn Salim tan sólo como hombre de ciencia (o tradicionista concretamente pensando en sus maestros), sino también como figura destacada en la vida religiosa-somilitar de la frontera de Mayrit, donde murió en el año 986."

3. Nacidos en Madrid y vecinos de la misma ciudad, han sido diversos individuos de la nobilísima familia de los Banu Hammad, a la que perteneció Abu Al Mutarrif Abd Al-Rahman ibn Abd Allah ibn Hammad (939-1016), "hombre virtuoso, devotísimo, casto y humilde", de sólida cultura, formado en las doctrinas del filósofo sevillano Abu Bakr al-Zubaydi (+989), del jurisconsulto cordobés Ahmad ibn Sa'id ibn al Hindi (+1008), discípulo éste , a su vez, del citado Wahb ibn Masarra, de Guadalajara; del gran polígrafo granadino Ibn Abi Zamanayn (+ 1008), y del historiador toledano y combatiente de la frontera, Abdus ibn Muhammad (+ 999)".

De los veinte personajes que tengo que copiar que nacieron en Mayrit, o vivieron o murieron en ella, como iréis viendo la mayoría eran hombres eruditos, de gran saber, pero fijaros bien, que en ningún caso se menciona que sus conocimientos los aprendieran aquí.

continuará,

Mary Fely

mary fely

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Sáb Jun 16, 2012 11:48 pm

4."Pero el más famoso quizá parece fué su hijo Abu Ya Qùb Yusuf ibn Abd Al-Rahman ibn Hammad (nacido en 1004), hombre digno de toda confianza en sus narraciones por el cuidado que ponía en depurarlas, méritos a los que unía el de sus habilidades caligráficas, aparte de ser excelente especialista en cuestión de Partición de herencias. En su peregrinación a la meca se detuvo algún tiempo en diversas ciudades, especialmente en El Cairo, donde oyó a Yahyá ibn Nayah ibn al-Fallas al-Qurtubi (+1031) los comentarios a su obra Y ami subul al-jayrat; en Barqa, donde asistió a las lecciones de Abu Sa id Maymun ibn Tarif, así como en Trípoli, donde estudió Partición de herencias.
En España se formó primero con su padre, y luego con Abu Muhammad Abd Allah ibn Sa id al-Santayali (+1044) y con el gran tradicionista Abu Umar al-Talamanki. ibn Baskuwal indica que murió en 1081 y en el mismo madrid, lo cual hace pensar que ha sido amante de su tierra como para no abandonarla ni aun en los duros años de la reconquista."

5. "Tratándose de madrileños no podemos olvidar al celebérrimo Umar al-Talamanki (951-1038), pues, auqnue no naciera en la futura capital de España, como madrileño se le puede en cierto modo considerar, una vez que vino al mundo en una villa de las cercanías, es decir, en la vecina Talamanca, la aldea convertida en ciudad fuerte por Muhammad ibn Abd al-Rahman (852-888) en los mismos años en que éste levantó las murallas y castillo de Madrid en que éste levantó las murallas y castillo de Madrid. Eso aparte de que con madrileños le encontramos frecuentemente en relación. Su nombre completo fué Abu Umar Ahmad ibn Muhammad ibn Abd Allah ibn Abu Isà Lubb (Lope) ibn Yahya ibn Qarlumán, con dos apellidos, por tanto, bien hispánicos y premusulmanes.
Su fama fue extraordinaria, sobre todo como tradicionista y como jurisconsulto, historiador, lector y comentariste del Al-corán. Su formación la adquirió primero en Córdoba y después en Oriente, durante su peregrinación a la meca, donde, lo mismo que en medina, Cairo, Damieta y Qayrwan, asistió a las clases de diversos grandes maestros, no sin traerse a España obras importantes, alguna de las cuales apareció modernamente con anotaciones marginales suyas.
Su residencia habitual fué Cordoba, donde desempeñó el cargo de imán de la mezquita, hasta que marchó a hacer la guerra santa y a enseñar en diversas ciudades, especialmente en zaragoza, donde pasó algunos años y donde fué perseguido por sus doctrinas teológicas, análogas a las de cierta herejía jariyí.
Quince jurisconsultos zaragozanos, reunidos entonces un documento acusando al Talamanki de oposición a la Sunna, de ser partidario del derramamiento de sangre y de admitir la guerra contra los buenos muslines.
La denuncia se presentó al qadi de la aljama de aquella ciudad, Muhammad ibn Abd Allah ibn Fortun, quien, con el apoyo, entre otros, de Abd al Aziz ibn Yawsan, encargado de la oración en la mezquita, y del alfaquí Muhammad ibn Yahyá al-Tuyibi, defendió calurosamente a Abu Umar hasta conseguir por mayoría de votos la absolución de éste, en noviembre de 1034. Quizá influyera en la simpatía del juez por el acusado el origen cristiano del mismo, puesto que ambos descendían de familias de conversos, a juzgar por los nombres de sus antepasados respectivos.
REcordemos, por otra parte, que el principal discípulo de Abu Umar fué Ibn Hazm (993-1064), el más grande de los escritores de la España musulmana, el cual menciona a su maestro varias veces en su Historia crítica de las religiones. Con él estudió, no precisamente en Córdoba durante su adolescencia, sino más adelante y en países fronterizos, quién sabe si en estas mismas tierras del Manzanares y del Jarama.
En fin, gran amor a su tierra natal parece sintió Abu Umar, puesto que en Talamanca quiso pasar los últimos años de su ..."

En los documentos que tengo, faltan dos hojas, con lo cual no puedo terminar la vida de Abu Umar, ni empezar la del mayrití Maslama, solo tengo casi el final y es una pena en este caso.

...."y matemático español, fundador en Córdoba, donde parece ser residió la mayor parte de su vida, de una gran escuela de matemáticos y médicos que se hicieron famosos(1). La mayor parte de sus obras han sido conocidas en el mundo cristiano por traducciones al latín, algunas de las cuales fueron impresas en el Reanacimiento. Entre ellas existe un tratado sobre el astrolabio, traducido en Toledo por Juan Hispalense; otro que es traducción del Planisferio de Tolomeo, vertido del árabe al altín por Hermann Secundus en Tolosa en 1143, y editado en basilea en 1536(2); una recomposición de las tablas de al-Jwarizmi, que traduce al latín en 1126 Adelardo de Bath, y una aritmética comercial (Mu amalat). Más quizá la extraordinaria popularidad que alcanzó después de su muerte, se deba a dos obras que se le atribuyen de alquimia y de magia, Rutbat al-hakim y Gayat al-hakim, sumamente elogiadas por Ibn Jaldun(3), la segunda de las cuales fué traducida por orden de Alfonso el Sabio en 1252, con el nombre de Picatrix (=Hipócrates) (4).
A Maslama, en fin, parece se debe la introducción en España de las Rasa'il Ijwan al-Safa o "Epístolas (o tratados) de los hermanos pureza", especie de enciclopedia, mitad religiosa y mitad científica, obra de aquella famosa sociedad secreta políticorreligiosa de Basora que, bastante apartada del espíritu ortodoxo islámico, vino con su obra a infundir el racionalismo en la filosofía hispanomusulmana."

(1) Quizá la biografía más exacta de Maslama sea la que traza el célebre almeriense ibn Sa'id al-Andalusí (1029-1070), en Tabaqat al-umam (trad. R. Blachére, París 1935, pp 129-130). Mas sobre el famoso madrileño veánse, ante todo, las admirables páginas que le dedica José Mª Millás, sobre todo en su libro Estudios sobre Historia de la Ciencia Española (Barcelona 1949), donde habla de los maestros y discípulos de aquél, de sus obras y del valor científico de las mismas.

continuará....

Mary Fely


mary fely

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Mar Jun 19, 2012 1:51 am

El 8º mayrití es Harun, su leyenda es la más amplia de todos, así que la copiaré en dos veces.

"Otro de los madrileños de este grupo que decimos, es Abu Nasr Harun ibn Musà ibn Salih ibn Yandal Al-Qaysi, literato y gramático avencindado en Cordoba en la época de Abd al-Rahman III, al cual dedica largo espacio Ibn Baskuwal, quien siguiendo al ilustre cordobés al-Jawlani, describe a Harun como hombre de cuerpo mediano, virtuoso, retraído, serio, prudente, respetuoso y de gran cultura, con aficiones, sobre todo literarias. Sus principales maestros habían sido dos. Uno el jurista Abu Isà Yahyà ibn Abd Allah ibn Yahyà al- Layti (+977), maestro a su vez de Hisam II, descendente del famosísimo Yahyà, introductor en España de las doctrinas de Malik, y el otro, el conocidísimo Isma-il ibn Qasim al-Qali o al-Bagdadi (901-967), hombre extremadamente emotivo, oriental de nacimiento, que vino a España para vivir siempre en Córdoba desde 941, como el mejor profesor de filología poesía y gramática de auqellos tiempos.
Harun el madrileño tuvo a su vez muchos discípulos que aprendieron de ál tradiciones de los cuales no fué precisamente su paisano Abu Umar al-Talamanki, y otro, el gran polígrafo cordobés Yusuf ibn Muhammad ibn Abd al-Barr al- Namari (978-1071).

pero lo más curioso que conocemos de la vida de este madrileño es cierto pintoresco episodio que ibn Baskuwal leyó y reprodujo de una obra autógrafa del gran tradicionista, poeta, gramático y genealogista, natural de Madinat al-Zahara', Abu Ali al-Gassani (1035-1105), quien no hizo a su vez más que referir a lo que habían contado el alfaquí Abu-l-Hazm ibn Ulaym y Abu Bakr Muhammad ibn Musà el de Badajoz, conocido por Ibn al-Gurab, 'el hijo del cuervo', ante los cuales se había expresado Harun en los siguientes términos:
Asistía yo a las lecciones de Abu Alì al-Bagdadí, ¡Dios le haya perdonado! o sea el maestro antes citado de Harun, que en la mezquita de Madinat al-Zahra explicaba su Tratado de las rarezas, cuando cierto día de comienzos de primavera me sorprendió en el mismo camino una tormenta que hizo no llegase yo a la reunión hasta verme con mis vestidos totalmente empapados.
Estaba allí Abu Ali rodeado de la gente notable de Córdoba cuando, suplicándome me acercase a él, me dijo con dulcura:
""¡Oh Abu Nasr: no te aflijas por lo que te ha ocurrido, pues eso se resuelve fácilmente mudándote de ropa! Mucho peor es algo que a mi me sucedió, y de lo cual conservo el recuerdo en las cicatrices que llevo y llevaré en mi cuerpo hasta la sepultura. Porque has de saber que en los tiempos en que yo asistía a las clases de Ibn Muyahid (¡Dios le haya perdonado!) (1), iba yo muy entrada la noche hacia la lejana mansión donde éste explicaba, cuando al llegar al adarve por el que salía yo siempre a la reunión me lo encontré cerrado por ser ya muy tarde."

continuará

(1) Se trata de Abu Bakr ibn Muyahid al Tamimi al-Basri (859-936) el maestro, entre los ulemas sunníes de Bagdad, de la ciencia de la quira´a o lectura del Alcorán, que él reformó, y jefe supremo que fué también de los maestros lectores del libro sagrado (imam al-qurra) que formaban corporación.


mary fely

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Miér Jun 20, 2012 1:54 am

"Entonces exclamé: ¡Alabado sea Dios! ¡A pesar de darme un madrugón, vencido que´do cuando tan cerca estoy de mi maestro! Mas al ver de pronto, al lado de la casa, una alcantarilla temerariamente me arrojé a ella. Avancé entonces por aquella galería subterránea, hasta que al llegar hacia la mitad se fué estrechando de tal forma que era ya imposible levantarse. Mas volviendo a abordarla, con fuerza increíble conseguí atravesarla, después de desgarrar no sólo mis vestidos, sino también mi carne, pues las paredes de la alcantarilla hiciéronme cicatrices tan hondas como para que por ellas se mostraran mis huesos al desnudo. pero el caso es que Dios hizo la merced de que consiguiese salir y de que llegase a presentarme ante mi maestro, auqnuqe fuera en aquel estado. ¡Y cómo vamos a comparar lo que te ha sucedido, con esto que a mí acaeció! Y entonces nos recitó los siguientes versos:
Puesto que aspiras a la gloria, "sabe que" los que por ella trabajan
tienen que esforzar sus almas hasta quitarle los velos.
Muchos que lucharon por la gloria se aburrieron;
la gloria sólo abraza al que es fiel y constante.
No pienses que la gloria es un dátl que sin más te has de comer:
No llegarás a ella sin lamer el acíbar.

Quienes estabamos allí-añadía ahora Abu Nasr el madrileño-copiamos inmediatamente estos versos, antes , por tanto, de que los intercalase Abu Ali en su Tratado de las rarezas, y no sin que se interesase el maestro por saber exactamente lo que había acaecido para quitar importancia al hecho de haberse mojado mis vestidos. Desde entonces frecuenté como nunca el trato con él hasta el punto de no abandonarlo hasta su muerte (DIos le haya perdonado).

El Gassni, que es el que reprudujo por escrito esta anécdota que contaba el madrileño (una vez oída como ya dijimos a los dos citados badajoceños), terminaba asegurando que habíasela contado a su maestro el cadí Abu Abd Allah ibn al-Hayy (¡Dios le haya perdonado!), el cual la enconttraba bellísima y maravillosa. por lo demás, Ibn Baskuwal acaba apuntando la fecha de la muerte de Harun al-Mayriti (el lunes 2 de julio de 1011), tomándola, dice de Ibn Hayyan."


9. De Madrid fué también la ilustre familia de los Banu al-Hayy a la que perteneció Abu-L- Abbas Yahyà ibn Muhammad ibn Faray ibn Fath conocido por ibn al-Hayy, muy competente en la literatura y en la lengua árabe,a cuya enseñanza se dedicó teniendo ente sus oyentes a varios compañeros de ibn Baskuwal. Su juventud o una gran parte de su vida es de suponer que transcurrió en Madrid, pues muy sintomático resulta el que su biógrafo Ibn Baskuwal mencione como maestro de este madrileño precisamente a otro mayrití, Abu Ya qub Yufut ibn Abd al-Rahman ibn Hammad, aquel ilustre matemático y tradicionalista fallació en madrid, al que antes recordamos, con referencia la cual explicaba tradiciones después quizás de huir de la futura capital de España, alá por los años seguramente en que Alfonso VI ponía crítica situación a los mayritíes. Abi-I- abbas murió en Córdoba en 1121, siendo enterrado en las misma ciudad y en el cementerio de Umm Salama, no sin que se celebraran los correspondientes funerales a los que asistió de joven el propio ibn Baskuwal.

Dos notabilísimos jurisconsultos salen también de esta misma familia, auqnue en la época ya de su definitiva emigración a Andalucía. Uno de ellos fue Abu-L-Hasan Abd Al-Rahman ibn Isà ibn Al Hayy, llamado al-Mayrit por ser-dice Ibn al-Abbar-de origen madrileño. De él solo sabemos que aprendió lectura alcoránica con Abu-l-Qasim ibn al-Najjas; que desempeñó el cadiazgo de Ronda, y que nació en 1080 y murió en 1146.
Tan famoso como el padre fué su hijo, nacido ya seguramente en Andalucía, Abu-L-Abbas Yahyà ibn Abd Al-Rahman ibn Abd Al-Rahman ibn Al-Hayy Al-Qurtubi aunque le llamasen comúnmente Al-Mayriti (1126-1208).
Fue cadí de Jaén, Murcia, Granada, y por fin de Cordoba, donde vino a suceder en ese cargo a Abu-l-Walid ibn Rusd, abuelo de Averroes. Aprendió lectura alcoránica con su padre y con Jazrayi que enseñaba esa ciencia en la mezquita de Córdoba, Abu Marwan ibn Masarra (+1157), del historiador y jurisconsulto Abu Y a far Ahmad al-Bitrauyi el de Pedroche (+ 1147), del gran jurista sevillano Abu Bakr ibn al-Arabi (1076-1148), y del Alfaquí y tradicionista malagueño Abu Marwan Abd al-Malik ibn Bono al-Abdari (+1154). Aprendió además filosofía árabe con Abu Bakr ibn Samyun y estudió en fin con el malagueño Abu Abd Allah ibn Muammar (+1142) que, lo mismo que los otros, le dió la correspondiente licencia para explicar. Desde luego se le consideró siempre como uno de los hombres más eminentes de Córdoba, donde se dedicó a la enseñanza de la lectura coránica y de las tradiciones, teniedo por discípulos a muchos maestros de Ibn al-Abbar, y donde murió en 1208, como dijimos, siendo enterrado en el cementerio de Umm Salama."


Saludos,
Mary Fely


mary fely

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Jue Jun 21, 2012 6:12 pm

10. "Condiscípulo del madrileño anteriormente mencionado fué Abu-L-Hasan Girbib ibn Jalaf ibn Qasim, conocido por al-Mayriti "" por ser Madrid su origen"".Habitó en Málaga y fué discípulo del sevillano Abu Bakr ibn al-Arabi, con quien leyó durante el ramadán de 1138 la obra de éste, titulada Aviso para el ignorante sobre la grandeza del profeta.
Como jurisconsulto escribió una obra en la que planteaba el problema de conciencia propio de quien rompe el ayuno en un día cualquiera de ramadán y no sabe si debe o no reanudarlo. Entre sus discípulos figuró finalmente, el cadí Abu-l-Hasan Salih ibn Abd al-Malik al-Awsi, que acompañó a su maestro en la rihla o viaje que hicieron."

Hasta aquí la historia de los madrileños ilustres, en época musulmana.
Ahora veamos los musulmanes ilustres no madrileños:

11. "En relación con el ambiente cultural de la futura capital de España, no podemos olvidar, como decíamos, a los musulmanes ilustres no madrileños, que vinieron aquí a hacer la "guerra santa" o a hacerse vecinos simplemente de Mayrit, puesto que una prueba también de la existencia de ese ambiente, es el hecho de que aparezcan aquí, repito, tomando alguno de ellos no ya sólo la espada, sino también la pluma.

Noticias de estos musulmanes se encuentran ya con referencia al año 887, cuando están recién construídas por Muhamad I la fortaleza y las murallas de esta ciudad. Camino de la futura capital de España aparecen en ese año cinco cordobeses, el principal de los cuales, Abu Ishaq Ibrahim ibn Muhammad ibn Baz, conocido por Qazzaz, era en aquellos tiempos el ma´s competente en la ciencia de la lectura alcoránica, por él precisamente introducida en España. Acompañándole iban su hijo Ahmad y Abu Abd Allah Ibn Abd al-Barr, Ahmad ibn Jalid y Ahmad ibn Abi Zur A, discípulos todos del mencionado Ibrahim. Los cinco venían dispuestos a cumplir desde Madrid el precepto de la guerra santa en aquella su "salida hacia la frontera para el ribat.
Mas no todos llegaron hasta la Villa, pues Abu Ishaq púsose enfermo "en el camino de Mayrit", por lo cual sus discípulos tuvieron que llevarle a Toleedo, donde murió y fué enterrado, después de pronunciar la oración fúnebres a su hijo Ahmad."

12. "En el siglo X la afluencia a Madrid de musulmanes ilustres, es de suponer tuvo que ser bastante intensa. Mayrit era entonces una ciudad militar importante, mandada por un gobernador que nombraba el califa de Córdoba. En la lista interesantísima de nombramientos de gobernadores que para las ciudades de Al-Andalus se hace en el año 930 por disposición de Abd al-Rahman III, figura Mayrit como plaza cuyo mando se adjudica a Abd Allah inb Muhammad ibn Ubayd Allah junto a un Garsiya (García) ibn Ahmad, que había de gobernar Talamanca y un Irzaq ibn Maysara que iba destinado a Guadalajara (1).

(1).-Crónica anónima de Abd al-Rahman III al-Nasir, editada y traducida por E. Lévi-provençal y E. García Gómez, pág.84=158

13. "El cargo parece se renovaba con frecuencia, pues seis años más tarde, en 936, el gobernador de Mayrit, ya no era el citado Abd Allah, sino el ilustre cordobés Ahmad ibn Abd Allah ibn Yah´`a ibn Yahyà al-Layti, que por segunda vez había venido a mandar la plaza. Su permanencia en la futura capitla de España tuvo seguramente que ser bien grata para los madrileños cultos, pues Ahmad, descendiente de Yahyà ibn Ya´hyà (aquel a quien se debe la orientación malikí de la jurisprudencia hispanomusulmana) era una gran figura consagrada a la ciencia, personaje destacadísimo en la filología y en la poésía, según hizo constar el famoso historiador al-Razi (1). Años difíciles tuvieron, por cierto, que ser aquellos en que gobernó Mayrit, pues si en 936 desempeñaba el cargo por segunda vez, quién sabe si no estaría aquí cuatro años antes, cuando Mayrit fué, según Sampiro, ocupado, auqnue momentaneamente, por el impetuoso rey de león Ramiro II. En una incursión (quizá contra las huestes de este monarca) murió Ahmad ibn Yahyà en ese citado año, cuando a la vuelta de la misma, en que había conseguido hacer botín, fué sorprendido por un escuadrón cristiano de caballería, y muerto en el contraataque con diecisiete de los suyos. Su cadáver fué entonces conducido a Talamanca, donde recibió sepultura".

(1) Tahmila, ed.cit. de A. Bel, biogr. 11, y Lévi-Provençal, Hist.de l´Esp.mus, II, p. 52.

continuará

Saluodos,
Mary Fely






mary fely

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Mar Jun 26, 2012 1:14 am

Sigo con el ambiente cultural y militar del Madrid musulmán:

14. "Muy comprometido, por otra parte, me figuro tenía que ser en aquella época ese cargo de gobernador de Mayrit, no ya como hemos dicho por el peligro de guerra con el exterior, sino también por el que dentro de la ciudad ofrecía alguna parte de su población, propicia a la rebeldía políticorreligiosa, según parece desprenderse de una noticia interesantísima que me encuentro en la obra del celebérrimo Ibn Hazm, titulada Naqt al-arus fi tawarij al-julafa'. ""Un individuo-dice el gran escritor-se rebeló en Mayrit con la pretensión de hacer ceer que era Ubayd Allah al-Mahdi, individuo contra el cual se lanzaron y fué muerto. Desde luego-añade Ibn Allah-sabíamos a ciencia cierta que no era Ubayd Allah, sino un esclavo de al-Attar, el conocido por al-Fasih"". Ibn Hazm no dice una palabra más, pero su noticia es fácil de aclarar y comprender.
La persona a quien el osado esclavo trata de suplantar no era otra que el jefe de la secta cismática isma ili y fundador del imperio de los fatimies, al-Mahdi Ubayd Allah, que con la pretensión de ser verdadero descendiente del Profeta por su hija Fátima, y aprovechando momentos de extraordinario fervor si ì, se proclamó jefe espiritual del Islam a la vez que se hacía señor absoluto del Norte de Africa, desde las fronteras de Egipto hasta los confines del principado idrisi de Marruecos, imperio que vino a dominar desde el año 909 hasta el 934. Enemigo de los Omeyas, tanto como de los abbasíes, enviaba espías y misioneros a España para hacer, en secreto, activa propaganda de la doctrina y de la política fatomí, consciente claro es, de que el elemento beréber de nuestros campos y montañas estaba siempre propicio a escuchar lapredicación subversiva.
Ahora bien, objetivo especial o predilecto de los misioneros fatimìes se ve que fué esta frontera madrileña muy poblada por lo visto de berebéres, siempre, por cierto, en comunicación con sus hermanos del otro lado del Estrecho, según veremos más adelante, cuando demos noticia de algún que otro alfaquí que desde Fez o Siyilmasa viene todavía en el siglo X a ponerse el hecho de que aquí tuvo lugar una revolución fatimi, inmediatamente reprimida, desde luego, por el poderoso Abd al-Rahmán III. Revolución que no sabemos, claro es, el momento en que tuvo lugar. Es más, ni siquiera podemos calcular se fué antes o después de la muerte de Ubayd Allh en 934, pues no sabe uno si el atrevido esclavo de al-Attar pretendía pasar por un personaje vivo o por un personaje muerto. Pero más probable. pero más probable quizá sea esto último, puesto que existe cierto antecedente en la historia de la secta isma ilí: aquel referente a Isma il, el hijo de Ya far al-Sadiq, al que los ismailies-que lo consideraban como
séptimo imám-siguieron dando por vivo después de su muerte en 763, diciendo, por ejemplo, que se le había visto años más tarde curar milagrosamente a un paralítico en el zoco de Basora."


Continuará....

Mary Fely

mary fely

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Miér Jun 27, 2012 1:36 am

15. "Mas volviendo ahora al tema principal de este artículo, recordemos que de la primera mitad del siglo X tiene que ser también el jurisconsulto de Ecija Muhammad ibn Hunayn, otro de los notables forasteros que vienen a Madrid, discípulo del celebérrimo maestr Ubayd Allah ibn Yahyà (+910), el hijo y heredero científico del mencionado Yahyà al-Layti y del no menos célebre Muhammad ibn Umar ibn Lubaba (839-926), uno de los más grandes elogios del astigitano. Muy versado sobre todo en la ciencia de las tradiciones, emprendió su viaje religioso y científico a la meca y vino luego a Madrid-dice al-Faradi-como murabit, es decir, como individuo que trata de alcanazar los méritos espirituales que obtiene quien hace la guerra santa contra los infieles. En lucha frente a los cristianos, murió entonces en Madrid en fecha desconocida, según dice Faradi."


16. "Personaje interesante para nosotros es también Abu Al-Mutarrif Abd Al-Rahman ibn Jalaf ibn Salmun Al-Tuyibi, nacido en 925, el cual siendo de Uclés, ha pasado en Madrid indudablemente una buena parte de su vida. Aquí, por ejemplo, ha tenido que ser donde se formase como tradicionista, puesto que las tradiciones que refería eran las del madrileño Abu Utman Sa'id ibn Salim, el primero de los mayritíes de que hemos hablado, aunque también las aprendiera del alfaquí de Fez Abu Maymuna Darras ibn Isma il (+967), al que de todas formas también pudo conocer por estas tierras, y del toledano Wahb ibn Isà (+ 953). En relación estuvo además dentro de Madrid, con el asceta marroquí Yassas...."

nota.-me falta una hoja en mis apuntes, con lo cual no puedo copiar la historia completa este personaje Abu al-Rahman. El personaje siguiente que hace el nº 18 no os lo puedo tampoco copiar, solo viene el final en el que dice: "..menos ortodoxa, sino muy discutida y aun rechazada o prohibida en otros sitios, como propia, según algunos, de un hombre víctima de sugestiones diabólicas".

18. "A cobatir como tagri y a exponer sus conocimientos jurídicos pasó a España también el alfaquí de mayor prestigio de Fez Abu Maymuna Darras ibn Ismail (m. en 967) ""observador del ra'y-dice Faradi-conforme a la opinión de Malik22 (o sea la opinión personal inspirada en el derecho extra-islámico como ercurso ante la insfuficiencia literal de la ley alcoránica y de la tradición, doctrina que vino con él a escucharse de nuevo en esta comarca tanto en la frontera talaverana, donde debió de oirle Abu-l-Faray Abdus ibn Muhammad (que ya citamos antes), como en la frontera madrileña, donde suponemos debió de tener contacto con su discípulo Abu-i-Mutarrif, o sea el mismo que en madrid hemos dicho rcibía las enseñanzas de Yassas".

continuará....

Saludos, Mary Fely


mary fely

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Jue Jun 28, 2012 11:35 pm

Sigo con el relato del ambiente Cultural y Militar del Madrid musulmán:

19. "Psando ahora al siglo XI, ninguna noticia encuentro de musulmanes no madrileños que vinieran aquí en los años de la caída del califato, lo cual es natural, puesto que muy raro sería que acudieran tagríes a esta frontera ni a ninguna otra, desde el momento en que la guerra santa estaba por entonces paralizada, ya que era período de las luchas civiles (fitna) en que los partidos buscaban precisamente el apoyo de loas cristianos.
En cambio, en la segunda mitad de ese siglo, sí que volvemos a encontrar noticias de algún musulmán que venag por aquí para cumplir el precepto del yihad, como época que es ya de intensa guerra de fronteras.
Son esos los años en que acude por ejemplo el tradicionista toledano Musa ibn Qasim ibn Jadir que en el año 1051 cae mortalmente herido en un encuentro con los cristianos a orillas de la desembocadura del Manzanares en el Jarama, cuando la algara llamada de Fahs al-Madina 'el campo o dehesa de la ciudad de Madrid' hoy Salmedina, en la confluencia de ambos ríos"


20."Y de esa época es también el último personaje que podemos recordar, el toledano Abu-L-Walid Yunus ibn Ahmad ibn Yunus al-Azdi, conocido sobre todo por Aben Chueco o Aben Choco, 'el hijo del tuerto' o 'del patizambo' pues-escritura árabe-que dice el texto, no creo sea otra cosa que chueco o choco, formas pertenecientes indudablemente al castellano antiguo conservadas hay tan solo en Ámerica. Ibn Baskuwal le dedica unas líneas para recordar que se dedicaba a explicar tradiciones aprendidas de Abu al-Rahman; del gran polígrafo cordobés Abu Umar ibn Abd al-Barr (978-1071), cadí que fué de Lisboa y de Santarén ; de Muhammad ibn Abd al-Salam al-hafiz (6), y de Umar ibn Sumayq al-Qadi.

(6).-Hafiz se llama al que conoce perfectamente de memoria el Alcorán.
A Aben CHueco se le respetaba como a un santón, amante siempre ""de los hadices de contenido ascético"", ante cuyos hermanos o discípulos aparecía como el hombre más afectuoso y de mejor carácter, siempre con la sonrisa en los labios, y siempre recluído en su casa, de la que jamás salía como no fuese por algún asunto de extraordinaria gravedad (1)

La muerte le sobrevino en Madrid, entre el 9 de agosto y el 7 de septiembre de 1081. Lo que no sabemos es si murió como pacífico vecino de la ciudad, o como martir del yihad porque viniera tan solo a hacer la guerra santa."

(1)-El recluírse para siempre dentro de casa es una especie de mortificación que algunos sufies adoptan como norman. Recuérdese, por ejemplo, a Abu 'mran el de Mértola en Vidas de santones andaluces, por Miguel Asín"


mary fely

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Sáb Jun 30, 2012 1:34 am

EPÍLOGO


21."A la vista de los datos expuestos, y de otros que muy prontohe de publicar, bien creo, finalmente, se podrá ya comenzar a concebir el primer capítulo olvidado de la historia de nuestra capital. El capítulo de Madrid musulmán, de un Madrid, cuyos elementos de población podemos ya perfectamente imaginarnos. U Madrid donde nacen o afluyen atraídos por la guerra santa, o por el interés científico, o por la propaganda religiosa, matemáticos, literatos o filólogos, tradicionistas, juristas, maestros de la lectura alcoránica, ascetas...Un Madrid donde se mueven además de individuos nada ortodoxos que leen libros prohibidos, y misioneros fatimies cuyas actividades dan por resultado esa primera revolución madrileña de que dimos noticia. Un Madrid siempre en pie de guerra, frente a una Sierra por donde son constantes los encuentros con los cristianos, y numerosos los musulmanes ilustres que mueren en la lucha, empezando por aquel gobernador de Mayrit, que llevaron a enterrar a Talamanca, Ahmad ibn Adb Allah, miembro de una de las más aristocráticas y cultas familias cordobesas. Un Madrid donde trabajan alarifes que levantan en el siglo IX las murallas y el Alcázar, 22una de las importantes fortalezas de España"" según el Himyari, sobre cuya base se han desarrollado siempre todas las sucesivas construcciones que han constituído el Palacio real (2). Un Madrid con fontaneros y agricultores que convierten esto en un vergel, gracias a la introducción de un sistema oriental de captación de aguas, y con alfareros que trabajan el barro como nadie...Un Madrid en el que muchos siglos antes que don Casiano del Prado descubriera y estudiara los yacimientos paleolíticos del Valle del Manzanares, tropiézanse los moros con restos de Elepbas antiquus o del Mastodon angustideus que el cadí de la Villa examina en las Cavas con admiración, para ponerse a divulgar inmediatamente la sensacional noticia. Un Madrid en fin, donde, como en todas las demás poblaciones de la España musulmana, se mantiene estrecha y constante relación con el Oriente, puesto que también los madrileños hemos visto acudían allá en sus viajes científico-religiosos, fenómeno desde luego que es preciso no olvide quien pudiera extrañarse de la existencia en Madrid de una técnica hidráulica que desde tiempos muy antiguos era propia de no pocas poblaciones orientales, técnica cuyos orígenes y trascendencia en Madrid estudio detenidamente en uno de los capítulos de la obra en prensa a que me referí en el preámbulo de este artículo."
Jaime Oliver Asín

Saludos,
Mary Fely

mary fely

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Miér Jul 04, 2012 12:54 am

Llegados a este punto del nacimiento de Madrid, no voy a empezar por describir como fue conquistada por Alfonso VI-que como todos bien sabéis, no fue por las armas-Montero Vallejo en su libro El Madrid medieval pág. 98 escribe: "Para empezar tratemos de las fechas elegidas como comprensivas de este periodo, que es el de la culminación en Madrid de las formas e instituciones urbanas. La primera-1085-se explica por sí sola: es la tradicional para la conquista o capitulación. No pudo ser en 1080-según Bleda, Benavides y León Pinelo, que además pretende hacer salir de Madrid a las huestes ganadoras de Toledo-, pero es medianamente admisibles la de 1083-González Dávila, Historia General-, nos inclinamos por ésta de 1085, mantenida entre los clásicos por Mariana y Pisa, y entre los modernos más comúnmente aceptada, ya que es posible que la capitulación de Toledo antecediese a la de Madrid, pues no existen documentos relativos a nuestra villa.".......
"Incluso podemos diferenciar dos fases: una, de maduración y de adaptación de la ciudad a nuevos modos de vida, híbridos entre los propios y de los repobladores; otra, de plenitud, en que las formas introducidas han cristalizado; en medio, el Fuero-1202-es el certificado de esta mayoría de edad. Si consideramos, admitiremos que ambas etapas coinciden , respectivamente, con la formación del alfoz y de la consolidación de éste.. También, casi exactamente, con la de un Madrid aún castillo, concejo fronterizo de donde parten y a veces llegan algaradas de las dos religiones, y la propia de una villa, aún fuerte, pero basada en la agricultura, con una modesta artesanía y cabeza de un mercado comarcal que aumenta-tras un pequeño declive-la importancia adquirida bajo el dominio musulmán. De este declive puede ser indice la inferior calidad de las cerámicas, elemento el más detectable de la artesanía, lo que ha sido expuesto por Caballero y Zozaya. Es algo que no debe de extrañar: Madrid sigue como ""castillo famoso"", pero ya no es el primer baluarte de una frontera que ha invertido su dirección. A ello se ha unido la seguramente importante emigración de población musulmana y la llegada de oleadas, del contingente repoblador."....
"En gran parte, este Madrid novísimamente cristiano ha hecho de la guerra su principal ocupación. Si en 1109 los almorávides de Alí ponen apretado cerco a la villa desde el que luego se nombrará ""Campo del Moro""-resistente Madrid como buena fortaleza-, por los mismos años las mesmadas matritenses, con las de otros concejos fronterizos, realizan una intentona sobre la igualmente fuerte Alcalá.
Tenemos ya documentos que hablan de privilegios, de tierras de labor, de casas...La primera mitad del XII ha constituído la culminación repobladora por gentes que, según Julio González, han descendido por la gran cañada
del Duero. Buena época nos parece para la erección de la muralla definitiva, la que ha de abarcar lo que venimos llamando medina.
Quizá la que suponen nueva cerca nuestros viejos historiadores-de Alfonso VIII-, según algunos-se realidad la levantada ahora para contener los nuevos efectivos humanos, que confunden con otra por su creencia de que el recinto era mucho anterior. Vaga noticia de este aumento de poblaciòn recogemos de las palabras de León Pinelo, que lo refiere a 1126, aunque yerra en el monarca reinante, pues lo atribuye a Alfonso VIII-en realidad, es el VII-: ""amplió mucho la villa de Madrid por averse venido á vivir a ella muchos cavalleros Catellanos y Leoneses, y se pobló todo el barrio de San Martín cuyo convento estaba ya edificado años antes, según consta...""
En efecto, 1126 es la fecha en que se data el famoso privilegio a favor de Sancti Martini será el primer arrabal madrileño, y aún más en su origen, pues su prior poseerá jusisdición y fuero independiente, si bien esta situación será efímera. En 1145 es casi con seguridad aprobado un primer compendio jurídico para Madrid, lo que denota ya la necesidad de una pesonalidad propia por parte de la villa carpetana."

Saludos,
Mary Fely

mary fely

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Jue Jul 05, 2012 1:59 am

Hola amigos

Ya hemos dejado la villa de Madrid en marcha hacia su gran futuro, desde estos momentos su historia se va escribiendo y nada ni nadie se lo impedirá. Su importancia en estos momentos, no es muy grande, pero poco a poco los reyes de Castilla la van a ir descubriendo y prefiriendo a otras ciudades castellanas.
Echemos de nuevo una mirada al pequeño vicus del valle del Pisuerga, llamada la Villa del Esgueva.

Recuerdo que todos los textos que copio del libro Valladolid, "Desarrollo del núcleo urbano de la ciudad desde su fundación hasta el fallecimiento de Felipe II" no tienen copyright, es un libro de servicio de información y de publicaciones del Ayuntamiento de Valladolid- año 1975.


Saludos,
Mary Fely



mary fely

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por Maya el Jue Jul 05, 2012 1:54 pm

Hola Mary Fely

Este libro está descatalogado. Aunque un libro esté descatalogado, no pierde sus derechos de autor a menos que, por las condiciones establecidas, haya pasado al dominio público. Este libro de Federico Wattenberg publicado por el Ayuntamiento de Valladolid tiene ISBN 8450068304 (84-500-6830-4) registrado en el Ministerio de Cultura que protege sus derechos.

Sigue válido el derecho de cita para docencia e investigación (pequeños fragmentos dentro del contexto del tema tratado), indicando siempre el título de la obra citada y su autor.

Saludos
Maya
avatar
Maya

Mensajes : 1425
Fecha de inscripción : 22/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Jue Jul 05, 2012 9:21 pm

Hola Maya

El libro está publicado efectivamente por el Excmo. Ayuntamiento de Valladolid-sobre el texto, fotografías y planos: Eloisa García Wattenberg, Directora del Museo Nacional de Escultura de Valladolid.
Pero hay un detalle que creo que desconoces y es que el libro no está escrito por Federico Wattenberg, en realidad es un trabajo de mera síntesis, con lo cual la labor que hizo de directora del Museo, para omitir innumerables omisiones de una copiosa bibliografía para la redacción de las notas que escribió D. Federico y que vienen al final del libro. En mi humilde opinión porque no soy una experta, creo que el uso que estoy haciendo de este libro, es correcto al copiar pequeños fragmentos-como tu bien dice- dentro del contexto del tema tratado, y citando siempre la obra citada y su autor. De este libro no indico la página, porque no creo que nadie que lee el foro lo tenga.


Saludos,
Mary Fely

mary fely

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Vie Jul 06, 2012 1:49 am

"En el año 714 la doble operación de Musa y Tariq por el norte de España, englobaba en ella la cuenca del Duero.La reaccióntímida de los habitantes del país demuestra patentemente la inestabilidad caracteristica del estado visigodo. Esta pasividad de las masas rurales facilitó la conquista, reducida a la sumisión de los señores de las ciudades o a estipulaciones de tipo fiscal que venían a significar la rendición de cuentas a unos nuevos jefes políticos..... "Desde el momento en que Wamba claudica y se encierra en Pampliega, la nobleza y potestades eclesiásticas visigodas pierden su equilibrio y dan lugar a la descomposición de la monarquía. España es una presa fácil. La ocupación, por lo tanto no supuso grandes resistencias más que en algunas ciudades de modo aislado. No hubo organización frente a esta irrupción, ni el pueblo estaba en condiciones de afrontarla, arraigado a la tierra por un régimen de colonato que nos hace pensar si la época visigoda no fue ciertamente la etapa nacional de la Hispania romanizada provincial (nota 13)
En el corto espacio de cuarenta años nuestro territorio comarcal, que se englobaba en un dominio casi meramente fiscal dependiente del emirato de Córdoba, pasa, al incorporarse, al naciente reino asturiano...."
Demasiado cerca de estos hechos estaba la pequeña villa del Esgueva o de Valladolid, veamos que ocurría en ella a principio de año 900, hasta la concesión de la villa al conde Ansurez.
"Alfonso III reconstruye la plaza fuerte de Zamora con la ayuda de mozárabes toledanos en el 893, Simancas se repoblaba hacia el 899, como Dueñas. Del mismo modo Toro, que será con Zamora, bastiones destacados en la defensa del Duero.
Una iglesia de San Pelayo encuentra el Conde Ansurez en la villa del Esgueva o Valladolid, a su llegada, que nos inclina a pensar en una fundación de época mozárabe en lugar resguardado entre los brazos del río, mirando hacia los montes Torozos....."Era también lugar de extensa huerta que se proyectaba por vez primera hacia las márgenes del Pisuerga. Hemos de admitir por inducción la existencia de una fundación mozárabe, tardía si se quiere, pero que ocupa uno de los últimos espacios, acaso por su inseguridad en esa raya inestable de la que será línea fronteriza de León y Castilla."
"García I, hijo de Alfonso III, que muere en el 914, trasladaba su corte a león. Desde entonces el reino de Asturias recibe el nombre de reino leonés. García repobló Osma, Clunia y San Esteban de Gozmá, que tanto habría de sufrir con las campañas de Almanzor. La época de García abre paso a un período de optimismo profundo. Ramiro II toma Madrid en el 932. Avanza sobre la Marca fronteriza musulmana de Toeldo, un bastión que no había de durar mucho.
Abd-al-Rahman III en su ""campaña de Muez"" había infligido una fuerte derrota a navarros y castellanos en Valdejunquera. En el castillo de Muez morían quinientos condes y caballeros de la nobleza cristiana. A continuación se produce la toma de Madrid y una derrota musulmana en Osma en 933. En el 934 Burgos es destruída por los árabes. LUego, cinco años de descanso. Llegamos a agosto de 939. Es el día 1. Según las fuentes, alrededor de cien mils hombres componen el ejercito de Abd-al-Rahman III. La gran batalla de la cristiandad hispana, Simancas, León, el Condado de Castilla y Navarra, derrotan a los musulmanes. Nuestro valle, que jamás tuvo ocasión de ver tan formidables ejércitos, se henchía de seguridad. Casi durante dos siglos la población había ido manteniéndose según las circunstancias. Parecía que la llegada de los mozárabes anunciaba una era de paz y un nuevo tiempo. Que la victoria de las armas cristianas sería, para siempre efectiva. Que el peligro de una gran oleada musulmana, que no debía tampoco de dejar inquietar a los reinos europeos después de la derrota de Roncesvalles, se había alejado para siempre. Dos siglos casi de vida que iban a borrarse como un mal recuerdo.
Pero no fue así. Cuarenta y dos años después, en 981, Almanzor, la figura más extraordinaria en la técnica de aceifas, tomaba en una campaña de las más iniciales, la cuarta de las cincuenta que se le atribuyen, a Zamora y Simancas."

continuará....



mary fely

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por Maya el Lun Jul 09, 2012 1:48 pm

Hola Mary Fely

Me he informado y te puedo asegurar que el libro publicado por el Ayuntamiento de Valladolid en 1975 "Desarrollo del núcleo urbano de la ciudad desde su fundación hasta el fallecimiento de Felipe II" tiene como único autor Federico Wattenberg "de la primera a la última letra, aunque no pudiera verlo publicado, las fotografías y planos que contiene también son obra suya. Bien lo sabe y respeta la comunidad científica especializada." El autor murió en 1967, por lo cual la publicación es póstuma. Es la información que me da su hija, Eloisa Wattenberg García, directora del Museo de Valladolid.

Lo digo aquí para dejarlo bien claro en el foro y te envíaré un e-mail para más datos.
Saludos
Maya
avatar
Maya

Mensajes : 1425
Fecha de inscripción : 22/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Mar Jul 17, 2012 3:26 am

Hola Maya

Ya he leído el e-mail que me has enviado a mi correo, así como también el que te ha enviado Dña. Eloísa Wattenberg García, la hija de D. Federico Wattenberg, en respuesta a los informes que pedías sobre el libro Valladolid. Desarrollo del núcleo urbano de la ciudad desde su fundación hasta el fallecimiento de Felipe II. Ayuntamiento de Valladolid 1975.
Presiento Anne, que no has leído mi hilo desde el principio, porque habrías descubierto que cito como autor a D. Federico Wattenberg, y por consiguiente no nos hubiéramos sentido dolidas, ni la hija de D. Federico ni yo, y que ahora tendré que escribirla pidiendo excusas, por algo que no me siento culpable, ya que lo he copiado del libro. Ya verás como lo comprendes, cuando veas todo lo que viene en el libro, que por cierto lo tengo-como decía en mis primeras intervenciones-como oro en paño desde su salida en el año 1975.
Me gustaría Anne, que lo leas con atención-lo que voy a copiar-y me digas al final que sacas en conclusión, de quien transcribió las notas de D. Federico.
Para terminar, copio el texto que escribí al principio del hilo, donde indico quien es el autor del libro:
18-01.12 a las 2:10
"El libro que he leído y donde he sacado mis apuntes, es un estudio que hizo sobre Valladolid, Federico Wattenberg en el año 1956, las notas que escribió este investigador fue una copiosa bibliografía que viene al final del libro (notas) y es una delicia leerlas, se hizo una reducción de ellas para escribir el libro que a iniciativa del Excmo. Ayuntamiento , facilitará al público el conocimiento del despertar de su ciudad (Valladolid, mayo de 1975)
También hice mención de las fotos y los planos que vienen en el libro, y como puedes comprobar en este hilo el día 5-7-12 a las 9:21 está el nombre de la hija, al igual que el texto y las fotografías.

Saludos,
Mary Fely


mary fely

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por Maya el Mar Jul 17, 2012 2:37 pm

Hola Mary Fely

No respondiste a mi e-mail.

He leído con atención, día tras día, todo este hilo que llevas tú sola y me cuesta tiempo, créeme.
Hace mucho que quería decirte algo sobre tus copias, pero con la ley Sinde en acción y el cierre de muchos sitios, me decidí a darte el consejo de no seguir copiando, el 5 de julio, y me escribiste:
"(…) Pero hay un detalle que creo que desconoces y es que el libro no está escrito por Federico Wattenberg, en realidad es un trabajo de mera síntesis".
Y esto es lo que ha hecho que Eloisa Wattenberg García defienda firmemente la autoría de su padre de la primera a la última letra, de las fotografías y planos que contiene el libro también.

Por lo cual, como moderadora, te ruego que no sigas copiando en este foro textos de libros que no sean del dominio público (no hay que confundir, largos textos compilados en varios mensajes no son citas o fragmentos). Esto Mesaría lo ha dejado muy claro en su mensaje "Nota sobre copyright en las referencias a libros y similares" que es una seria llamada de atención para que el foro no incurra en una reclamación por copyright.

Doy por cerrado este asunto por mi parte.
Saludos
Anne
avatar
Maya

Mensajes : 1425
Fecha de inscripción : 22/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Dom Oct 14, 2012 1:00 am

Hola amigos

Tengo pendiente este hilo para acabarlo, y como veo que va a ir pronto a la papelera, le pongo en primera línea para que eso no ocurra; mientras pienso que pondré para no incurrir en una reclamación al foro.

Saludos,
Mª Fely

mary fely

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Sáb Nov 24, 2012 10:32 pm

Hola amigos

Retomo este hilo que empecé ya hace tiempo y que ha quedado incompleto. Antes de seguir con la parte vallisoletana que ya había comenzado, voy a mencionar algo que creo importante sobre el Madrid musulmán, dado que por los vestigios que van apareciendo últimamente en varias partes de la ciudad, nos hacen estar casi seguros que la zona ya estaba poblada antes de la fundación de Muhammad I, y eso no quita que piense, como no podía ser de otra manera que el emir Muhammad I construyó la ciudad islámica de Madrid, aunque no sabemos ni cuando exactamente , ni como ni por qué.
Leyendo un pequeño párrafo de una conferencia que realizó María J. Viguera Molíns, apunta que el verbo ´banà, que significa "construir, edificar, levantar, basar, fundar" pero también "reconstruir", y nos dice que ijtatta sirve para matizar algo en este sentido de "reconstruir" o "reconstruir"
que da "banà", pues ijtatta significa "acotar, deslindar; proyectar, trazar; planear".
Las fuentes literarias árabes que se conocen hasta ahora, nada dicen de la fecha en que Muhammad I tomó la decisión de banà/ijtatta de Madrid, ni la fecha, solo sabemos por ellas por al-Muqtabis, que ese emir "para las gentes de la frontera de Toledo, construyó el castillo de Talamanca, y el castillo de Madrid y el castillo de Peñafora" situándolo en un contexto general de las fronteras hacia el exterior"


Saludos,
Mª Fely

mary fely

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Sáb Dic 08, 2012 3:38 am

Hola amigos

No he mencionado hasta ahora los posibles orígenes del nombre de Valladolid y he de decir que en este caso son unos cuantos; las dos versiones que he oído desde niña, están descartadas por los investigadores posteriores, y a ciencia cierta no se si hay una nueva versión porque no he vuelto a leer ningún libro actualizado de los orígenes de Valladolid, al estar aprendiendo a conocer los de Madrid desde hace ya bastantes años.
Empezaré por los más populares entre los vallisoletanos: Se decía que el origen era de un rey moro llamado Olit que vivía en este valle, con lo cual su origen era Valle de Olit; la otra versión era Valle de los olivos, en latín Valle olivetum, pero la zona que hay olivos está más lejos y además no es una buena tierra para los olivos.
Hay otra versión de Emilio Salcedo en su libro Guía secreta de Valladolid pág.16, que rechaza como otros autores las dos versiones más populares que os he apuntado, porque dice que si fuesen válidas, no se puede explicar el adjetivo gentilicio de vallisoletano.
Si alguien de vosotros conoce Valladolid, sabreis que es un lugar de muchas aguas, esguevas, alcantarillas, en fin un lugar de fácil inundaciones, cenagoso, como algunos lugares próximos que en época romana fueron designado Tela el nombre de una divinidad acuática, precisamente había en época romana un emplazamiento llamado Tela en las tierras donde luego se asentó Valladolid; así que la versión de Emilio Salcedo que da al gentilicio, es desde un "Vallis Telitum o Vallis Tolitum, zona de fáciles inundaciones donde confluían el Pisoraca o Pisuerga y los varios ramales del Esgueva" "El vallisoletano no se explica desde un Valle de Olit, sino desde un Vallis Tolitum, que hubiera evolucionado a un Valledoledo o Valletoledo"
Federico Wattenberg en su libro VALLADOLID desarroyo del núcleo urbano de la ciudad desde su fundación hasta el fallecimiento de Felipe II pág. 42, dice "El primitivo Valladolid, el denominado pocos años después con el nombre de Ualaolit (1088), forma mozárabe sin duda del latino origen de su nombre que vemos más acentuado en el de Uallisoletum (1178)" Este autor también hace mención a la famosa y mitica leyenda de la familia Ulid.

Saludos,
Mª Fely

mary fely

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Lun Dic 17, 2012 3:00 am

Hola de nuevo

Todos sabemos las alabanzas que desde antiguo se han hecho a la ciudad de Madrid por la bonanza de su clima; especialmente por sus cielos azules y su aire puro y saludable, tanto es así que se podría decir que una de las razones principales de elegirla para morar en ella, habría sido por esta razón; pues bien, ahora la compararemos con el clima de Valladolid, que como muy bien sabréis es todo lo contrario. Curiosamente en invierno, cuando algún amigo visita mi ciudad, siempre me comenta su clima con esta expresión..¡¡Vaya frío que he pasado este fin de semana en tu tierra, se me helaban los huesos de la niebla y la humedad!!
Y no es de extrañar este clima en el valle de las aguas, un valle húmedo y de las nieblas, donde la escarcha en los campos en el invierno la convierte en un campo blanco para mi precioso por lo menos ese es el recuerdo que tengo desde niña; pues bien, Quevedo se sumaba siempre a los agravios de Valladolid sobre su clima , como el portugués Tomé de Pinherio da Veiga, que vivía en Valladolid en 1605 que decía que con tener Valladolid tantos ríos, debe ser la tierra mas sucia, de olor más pestilente que se pueda imaginar, con lo que se hace aborrecible porque te mojas los zapatos y los pies, esto lo decía con motivo de las fiestas del nacimiento del principe Felipe IV, en la corte fastuosa a la que la dedicó un libro; o esta otra de un contemporáneo de Cervantes-no recuerdo el nombre- que decía que el maestro del príncipe Carlos, obispo de Osma, que murió estando en la corte en Toledo, le dijo una noche, preguntándome por Valladolid, que es el mejor lugar del mundo, pues teniendo tan mal viento y tantos lodos en invierno, todo el mundo se hallaba en él tan bien.
En el próximo mensaje, os contaré por qué se la denomina a Valladolid, Pucela y por consiguiente a sus moradores "pucelanos"; lo que nunca he sabido es por qué en el argot del fútbol a Valladolid se la nombra Pucela. Cuando era pequeña preguntaba el por qué de este nombre y nadie me supo decir nada más que siempre se la había llamado así desde la antigüedad.

Saludos,
Mª Fely




mary fely

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Papelera

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.