El despertar de una ciudad

 :: Papelera

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Dom Ene 15, 2012 7:23 pm

Hola amigos

LLevo varios meses leyendo la historia de varias ciudades y comparandolas entre sí para ver las similitudes que encuentro entre ellas y como se va desarrollando la vida en un enclave que es elegido por primera vez por el hombre para fundar su hogar con su familia y ver como a lo largo de siglos ese lugar ha ido poblandose por distintas étnias hasta convertirse en una ciudad. Las ciudades que he elegido para mi estudio han sido Madrid y Toledo dos enclaves de los carpetanos y una vaccea que conozco muy bien, Valladolid. Pues bien, después de comparar el desarrollo urbano de las tres ciudades, me decanto por comparar Madrid y Valladolid ya que sus similitudes en el desarrollo de su núcleo urbano es muy parecido.

La idea de este trabajo que he realizado nace para que entre todos los amigos de este foro tengamos un debate profundo y sincero en razonar que pueblo es el primero en asentarse en un lugar, saber cuales son los orígenes de este enclave a través de los tiempos y quien es el que lo transforma para convertirlo en una ciudad.

Saludos,
Mª Fely


mary fely

Mensajes : 972
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Miér Ene 18, 2012 3:10 am

Buenas madrugadas, amigos

En primer lugar cambio la frase "debate profundo" escrito en mi anterior mensaje por " la opinión vuestra" que es lo que realmente pensaba.

El libro que he leído y de donde he sacado mis apuntes, es un estudio que hizo sobre Valladolid, Federico Wattenberg en el año 1956, las notas que escribió este investigador fue una copiosa bibliografía que vienen al final del libro (notas) y es una delicia leerlas, se hizo una reducción de ellas para escribir el libro que a iniciativa del Excmo. Ayuntamiento facilitará al público el conocimiento del despertar de su ciudad (Valladolid, mayo de 1975).
Para la investigación de la ciudad, recurrieron a la escuela francesa en cuanto al estudio de la geografía regional y los géneros de vida, así como los de la escuela alemana en el aspecto geopolítico, fundamentalmente y tan habilmente orientado por el historiador J.Vicens Vives, que ahn removido los cimientos de la investigación histórica, en los que se comienzan a vislumbrar nuevos horizontes prometedors y fecundos.
En el aspecto histórico, los estudios de la escuela norteamericana, marcadamente los de Ellswoth Huntington(Civilización y clima. Madrid, 1942) de acentuado carácter geográfico y los trabajos del profesor inglés Arnold J. Toynbee.

Los orígenes de la ciudad.-La ciudad está situada en el curso bajo del río Pisuerga, amplio valle en donde se desbordan las parameras de Torozos y se reclinan las altas divisorias del Esgueva. El Pisuerga, ya antes de llegar a Cabezón, surca el llano en continuas evoluciones, en tanto que el otro río resuelve, poco antes de su confluencia, los tres cauces que abrazaban la ciudad antiguamente en un curso canalizado en el linde de la población. Esta situación a que aludimos responde al encuentro de los valles de ambos ríos y tiene su concreción en un emplazamiento o localización geográfica de orden topográfico, precisada en el delta del río menor.
Asentada sobre unos montículo descarnados en cárcavos profundos, rodeada de un paisaje blando de colinas, en el corazón mismo de la llanura, centrando las árterias principales de la región, la tierra la ha reservado este lugar.
En el panorama general anotemos unos hechos precisos. Existe un punto de estrangulamiento del valle en la zona de confluencia para dar paso a su terminación al penetrar en el Duero. Es un punto también donde parecen haberse acumulado grandes depósitos aluviales y lugar destacado por la abundancia de aguas, por la confluencia del Esgueva y el desagüe de dos arroyos importantes. Punto de contacto entre tierras de páramos y la llanura. Enclave de rutas, con un clima menos contrastado y en posición favorable desntro del área general de explotación agrícola en el valle. En suma: situación determinada por hechos geográficos "covenientes" a la formación de un núcleo de población.
En la misma línea y menor escala, hechos de fijación o emplazamiento en el cono de deyeeción de un afluente. Posición defensiva por sus cuatros costados y utilización de la abundancia de aguas en el doble aspecto de alimento y vehículo, o línea de acceso natural. Vado del Pisuerga y encrucijada de caminos, o al menos, de rutas a seguir.
Las zonas más llanas y bajas, capaces de transformarse en calveros desde el principio, reúnen estas condiciones. Por ellas discurren las aguas y las comunicaciones. En ellas las poblaciones se resguardan de la inclemencia del tiempo; en ellas arraiga la primitiva ocupación"

Con estos datos y los que faltan, intentaré compararlos con Matrice porque estoy segura que existió, aunque no se pueda comprobar hasta ahora.

Saludos,
Mª Fely






mary fely

Mensajes : 972
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Mar Ene 24, 2012 7:49 pm

Hola amigos

Me está costando un poco dar la forma a este tema para que a la vez que doy datos de textos, no se hagan aburridos y su lectura resulte amena y se me entienda también bien mi participación, así que lo primero por lo que voy a empezar es comparar lo que sabemos de los capetanos y de los vacceos, unos de los primeros pueblos que se sentaron en Madrid y en Valladolid y que cconclusiones sacamos.

Creo que Madrid tiene una desventaja a la hora de saber su pasado, ya no solo porque al convertirse en la capital de España se construyó deprisa y corriendo destruyendo los restos que hubiera de su pasado, sino por estar en la región Carpetana en la cual es de todas las regiones de España en que las graduaciones de Tolomeo se hallan tan desconcertadas como se puede ver en el mapa de Florez, a parte que no se sabe con exactitud la superficie que abarcaba debido a la falta de estudio. Los carpetanos tocaban con los vacceos en Coca y con los arevacos en el mismo río y en Sigüenza; debajo de esta ciudad y del Guadarrama que era monte Carpetano. Estaba Carpetania a una y otra orilla del Tajo desde Trillo hasta Talavera la Vieja y Peralda. Recordemos que tenemos un asentamiento carpetano y luego ciudad romana en el término de Pozuelo de Alarcón o próximo a él, Egelesta y los datos que tenemos de esta ciudad son descritos por Plinio en su Historia Natural-os copio aquí lo que señala Plinio, aunque en el hilo de las tapias de la Casa de Campo viene-"Entre los pueblos que gozan del derecho de los estipendiarios, especie de salario que Roma concedía a los habitantes de algunas ciudades hispanas, los más conocidos son...los consaburrenses, los dianenses, los egelestanos, los ilorcitanos" más adelante añade "En la Hispania Citerior, en Egelesta, se extrae una sal en bloques casi traslúcidos, la cual, y desde hace tiempo, es la más estimada por la mayoría de los médicos sobre las otras clases de sal..."

Seguiré comparando después que sabemos de los vacceos.

Saludos,
Mª Fely

mary fely

Mensajes : 972
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Mar Ene 24, 2012 10:40 pm

Hola de nuevo

Sobre el pueblo vacceo tengo muchísimos datos, voy a resumir al mínimo la presentación de ellos.

"El núcleo principal de las invasiones belgas, sin duda fue el de los vacceos, absorbió los grupos anteriores en un conglomerado entre los que figuraba especialmente el pelendón, que incluidos en la tribu pierden su denominación en las fuentes considerándoles unas veces como arévacos, y otras como vacceos. " Hay un dato que me parece muy significativo que lo copio pues hace suponer una posible relación nada desdeñable de una tardía penetración ligur en la región vacceo-arévaca, coincidente con los momentos de máxima expansión militar y guerrera de otros pueblos y con la aparición de un sentido urbano en las ciudades del grupo arévaco-vacceo, entre ellas Numancia
"Ramos Loscertales que recoge en su publicación "Hospicio y clientela de la España céltica", señalemos algunas coincidencias que no dejan de ser significativas en lo que a nuestro interés corresponde. En la tessera de hospitalidad de Palencia, fechable en el año 2 de nuestra Era, aparece al pueblo de los elesicos. Avieno citaba a unos elesicos en el siglo VI a.de C., cuya capital era Naro (Narbona) y a los cuales Hecateo llama ligures hacia el año 500, bajo la denominación de elesicos. Por otra parte existe un comentario de Eratóstenes en el período del 280 al 192 a. de C., en el que indica que hay tres penínsulas en el Mediterráneo, una en la que está el Poloponeso, en otra Italia y la tercera en LIguria. En la región alpino-ligur la toponimia señala de nombres de ciudades con sufijos en -ntia, Argantia, Bergantia etc., siendo muy significativo que en grupos vacceo y casi en el valle del Pisuerga, encontremos nombres como los de Palentia, Acontia, Pintia, y que el grupo vacceo figuren otros como Segontia Parámica(Sigüenza del Páramo), a caso Intercatia (Aguilar de Campos) etc."Federico Wattenberg, Valladolid, desarroyo del núcleo urbano.."

En Madrid capital, hasta el momento no se ha descubierto de esta época ningún vestigio que asegure un habitat de los carpetanos, desconozco si de la ciudad de Egelesta cerca de Pozuelo de Alarcón que se dice que se encontraron sus restos están expuestos en algún lugar ¿tenéis noticias de ello?

En Valladolid si se localizó un habitat céltico llamado Soto de la Medinilla cerca de las orillas del río Pisuerga, es de la época de Bronce Final III donde se puede ver el aspecto de una de las típicas viviendas con adobe, con blanco corrido y hogar central del poblado protohistórico muy bien conservada en donde se puede apreciar perfectamente el detalle del agujero de poste donde era la cocina. Para que os hagáis una idea de donde se encuentra este habitat para compararlo con Madrid , sería como la villa romana que ha aparecido en el puente de Segovia. El Soto de medinilla, cuyo momento de plenitud se sitúa hacia el año 650 a.C., y su desaparición, en torno al 500 a.C, vendría marcadas por la presencia de nuevas especies cerámicas decoradas ahora con motivos incisos e impresos "a peine, representativas de unos grupos en cuyo seno se gestan los rasgos que andando el tiempo habrán de caracterizar a nuestros históricos Vacceos." fuente Valladolid en el mundo-historia de Valladolid"
Esta medinilla del Soto, se puede decir que es el primer vestigio de los orígenes de la ciudad, veremos los siguientes.

saludos,
Mª Fely

mary fely

Mensajes : 972
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Miér Ene 25, 2012 3:05 am

Vamos a ver ahora como eran los vacceos y a que se dedicaban en estas tierras del Pisuerga.

"Pero es a los vacceos a los que hay que atribuir el dominio territorial y a los que las circunstancias geográficas e históricas facilitaron su gran expansión, su incontenible audacia y afán guerrero, estimulados por un clima contrastado y duro, por la pugna constante con los pueblos montañeses vecindarios, por las presiones de movimientos que nunca se interrumpieron y por su penalización en las luchas contra cartagineses y romanos. A esas circunstancias ha de añadirse la no menos importante del estímulo de una nueva patria en la visión de un territorio rodeado de montañas que habría de darles la conciencia de unidad.
Ciudades, aldeas y castillos surgían sobre las primitivas posiciones que los pueblos en época anterior habían utilizado. La ciudad simbolizaba el incipiente estado que constituía la cabeza de la economía de un grupo social. Sus alianzas aseguraban su prosperidad. Un comercio activo estrechaba sus relaciones culturales. A cambio de trigo y caballos se traía plata, armas, adornos, acaso telas y curiosos vasos pintados de los territorios del este. El Duero constituía una vía de comercio por donde se trnasportaba vino y aceite importado de aquellas regiones y extranjeros comerciantes llegaban a esta zona donde la hospitalidad se mantenía como privilegio. Los primitivos castros fueron ampliados y, sobre la tradicción constructiva del medio, se elevaban muros de adobes, calles empedradas que enmarcaban casas rectangulares simples, pero con distribución urbana pese a su sencillez.

El valle del Pisuerga constutuía una vía natural de comunicación por donde discurrieron no sólo las invasiones y migraciones, sino también donde las relaciones de estas ciudades se estrecharon, unidas por pactos y vínculos de amistad, tanto como unidas estaban por el medio geográfico.
Cada ciudad poseía un territorio de límites imprecisos que marcaban sus explotaciones agrícolas y los pastizales que aprovechaban para sus ganados. En él se incluían grupos familiares por pequeñas aldeas, diseminadas en la labor campestre. A veces estaban protegidas por su emplazamiento en un altozano. Si en un principio constituyeron castros o torres aisladas protegidas contra la acción de otras tribus o de pequeñas rivalidades comarcales, pronto se las verá unirse y elegir en su espacio el lugar más apto para la protección colectiva en los grandes acontecimientos. De este modo surgirán los castillos populares, unas veces sobre uno de los amplios castros existentes y otras sobre posiciones est´ratégicas que únicamnete se utilizan en los momentos de máximo peligro como refugio inexpugnable y natural que incluso no tiene necesidad de fortificarse.
Estos castillos populares dominan en ocasiones el territorio que componen los poblados, es decir el dominio colectivo y este territorio constituye en la organización elemental de estos poblados un estado que está agrupado junto a una acrópolis, ciudad-castillo en la mayor parte de los casos y que reconocemos en las fuentes como los centros de resistencia y de extraordinaria población.
La población era numerosa; se calcula en todo el territorio unos 400.000 habitantes. Más fue sin duda el valle del Pisuerga uno de los focos más densamente poblados.

Si en un principio hay que suponer que el núcleo fundamental de cada grupo social constituyó una ciudad en migración, la densidad de poblamiento obligó a aferrarse a unos lugares que fueron considerados como propiedad, ya mediante convenios ventajosos, forzadas presiones o lucha.
Pallantia, próxima al Pisuerga, inicia el área de las posiciones celtibéricas del valle natural. Luego Eldana, muy posiblemente Dueñas; Pintia, junto a Cabezón; Septimancas (Sepontia Parámica?) en la actual Simancas, y sobre todo el Duero, cerrando la línea de poblaciones en este mismo itinerario; Acontia, hoy Tudela de Duero, lugar por donde, según Estrabón, se cruzaba este río en la región de los vacceos.
Estos hechos tienen extraordinaria importancia desde el momento que suponen poblaciones fijas que se van perfilando en el campo de la geografía regional, para dar como consecuencia en el tiempo unas determinantes de población posterior. Y no sólo ella sigue teniendo unas líneas más cómodas y de fácil acceso, determinaran la red inicial de caminos y cañadas o pistas ganaderas, las cuales serán quizás pobres y sin estructura, pero que como guía de un tráfico incesante, determinarán también la línea general de la red posterior de caminos.

Los precedentes de Valladolid los encontramos ahora netamente fijados por la posición de estas líneas iniciales de comunicación que hemos destacado y por el emplazamiento de las ciudades que surgieron como consecuencia del proceso del poblamiento. Simancas por un lado, Cabezón por otro y Tudela de Duero en el vértice de este triángulo comarcal, serán las que jugarán un papel de máxima importancia en la fijación de una población inicial en la desembocadura del Esgueva".

Saludos,
Mª fely


mary fely

Mensajes : 972
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Miér Ene 25, 2012 3:11 pm

Hola a todos

Vamos a ver ahora como eran esos antepasados carpetanos y su entorno comparándolos con los vacceos para tomar nota de todos los detalles y así tener una idea más clara de como sería la vida y costumbres de los antiguos madrileños en sus tierra pues es triste que la capital de España se haya quedado sin su historia primitiva no porque hayan desaparecido sus restos sino porque por causas partidistas de distintos colores no se han contrastado si realmente los datos que aportaban eran ciertos o no, solo si los datos eran oportunos aceptarlos; claro que si se hubiera tratado de una ciudad o aldea sin importancia pues la cosa hubiera cambiado.
D. Manuel Montero Vallejo en su libro "El Madrid medieval" en su pág. 10, dice "cuando empezamos a investigar en nuestra Edad Media estábamos solos, a excepción del empeño de unos pocos arqueólogos. Autores como Oliver Asín y Gómez Iglesias habían fallecido por entonces, y con ser muy valiosas sus aportaciones, no manejaron determinada documentación, o constriñeron su utilización a aspectos muy concretos; Urgorri había abandonado este campo de investigación; los pioneros como Fita, Domingo Cambronero, apenas eran citados, y los valiosos fondos documentlales por ellos rescatados, no se habían empleado con las posibilidades que ofrecían. Otros investigadores empezaban, también por entonces, a tomar interés hacia el Medievo en Madrid, y algunos habían realizado sus tesis sobre importantes aspectos artísticos e históricos, pero los ya abundantes estudios sobre el arte e historia de la Edad Moderna daban la sensación de que la ciudad comenzaba entonces su andadura: existía desconocimiento global acerca de su pasado"
Como la gran mayoría tenéis este libro, no sigo copiando más, sólo he querido sacar esta parte de él que me parece muy interesante para dar una idea a la persona que lo desconozca que hay mucha historia sin escribir sobre el despertar de Madrid.
Os copio también de este libro de nuestro querido profesor las fuentes e interpretaciones, que me parecen muy oportunas de conocer.

"Falsos Cronicones: Juliano Arcipreste, Lucio Flavio Dextro, documentos apócrifos contenidos en ellos, Crónica del Moro Rasis, "Itación" de Wamba.
Fuentes falsificadas o falsamente interpretadas: Tablas, de Claudio Ptolomeo, en sus diversas ediciones; 2Itinerarios" romanos tardíos-creemos que, especialmente, Anónimo de Rávena-.
Interpretaciones posteriores basadas en las anteriores: Alfonso X el Sabio, Ximénes de Rada, Fernández de Oviedo, Mariana, Garibay. A las que habría que unirse las puramentes literarias: Tarafa, Barrios, Hurtado de mendoza, con todo su aditamiento de retórica clásicista.
Cronistas "clásicos", destaquemos a López de Hoyos, Quintana, León Pinelo, Gónzalez Dávila, Pereda, Vera Tassis. Entre ellos están los meros hagiógrafos, que mezclan la historia de una determinada y venerada imagen con la propiamente madrileña. Por lo general, los otros-salvo Quintana-tienden más a la inscripción de madrid dentro de la historia general, con hechos y detalles referentes a lo exclusivamente local: son los "dignificadores" de la nueva capital, que intentan pintarla cmomo espejo de virtudes de la monarquía hispánica.
A pesar de ello, es posible encontrar interesantes datos históricos en Quintana y Pinelo, perincipalmente. Sobre todo el primero, que manejó documentación original, a algunas de lla cual no tenemos acceso, pues ha debido desaparecer.
Historiadores críticos: comienzan a mediados del siglo XVIII, y a través de ellos tenemos conocimiento de las pintorescas tesis de los cronistas antiguos, a la vez que a su afán de desmitificación los pone en el camino del estudio documentado. Este espíritu principia con Carisi, y continúa co el marqués de Mondéjar, pellicer y Alvarez y baena. e caracterizan estos autores por su meritorio-aunque a veces marrado-intento científico en relación con la primera historia de Madrid.
Su extreamado rigor es continuado por la prudencia de los autores decimonónicos, como mesonero Romanos, Peñasco, Cambronero y, sobre todo, Amador de los Ríos y Rauda, quienes consiguen por primera vez una fiable histria de Madrid hasta los tiempos modernos."

Continuará....

Mª Fely



mary fely

Mensajes : 972
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Jue Ene 26, 2012 3:15 am

Buenas madrugadas, amigos

Os copio del libro "Estudios de Prehistoria y Arqueología Madrileña" en la pág.40, una parte en la que se describe al pueblo carpetano.

"centrándonos exclusivamente en el ámbito carpetano, cabría preguntarse si verdaderamente existe una estructuración del territorio con un desarrollo notable, en el que la articulación del mismo estuviera regida por el parámetro de la ciudad (civitas). A este respecto tenemos noticias de Tito Livio, quien a comienzos del siglo II a.C. y narrando las campañas para la conquista de la Carpetania menciona a las ciudades de Toletum (Tito Livio,37,7,6,) y Aebura (Tito Livio,40,30). En la primera mitad del siglo I a.C. y a consecuencia de las guerras entre Sertorio y Metelo, se nombra Complutum, Caracca (Plutarco, Sertorio, 17) y Consabura (Pseudo Frontino, 4,15,19).
Por lo tanto, parece plausible tener en consideración que en los primeros momentos de la conquista de la meseta, en época republicana, existían núcleos de cierta entidad, calificándolos las fuentes con el apelativo de pequeñas urbs, para el caso de Toledo y Dipo, o de oppdum para el ejemplo de Aebura.
De estos núcleos nombrados por las fuentes, poco o nada sabemos sobre las características que lo definen urbanísticamente, a no ser su aspecto exterior, formando en los casos conocidos, por estar ubicados en alto, como en el caso de Toletum y el primitivo asentamiento de Complutum, o la presencia de elementos edilicios de carácter defensivos como se supone al primero de ellos. La organización de los espacios interiores no es demasiado conocida para estos últimos momentos, aunque tenemos algunos ejemplos en los que se construye en un alzado de tapial o adobe sobre un pequeño zócalo de piedra, los pavimentos suelen ser de tierra apisonada y los alzados enlucidos con cal y arena, este es el caso del yacimiento de ""Cerro Redondo"" en Fuente el Saz del Jarama (Blasco y Alonso, 1985,59), en donde se documentan estructuras constructivas circulares sin funcionalidad definida, junto a edificios de forma rectangualr con una sala principal delantera y compartimentación en cuatro cuartos del segundo ambiente (Blasco y Alonso, 1985,65). Un dato que puede apuntar la posible funcionalidad de este edificio es la aparición de varios fragmentos de cerámicas orientalizantes, que nos invitan a pensar en un espacio de carácter privilegiado y evidentemente diferenciado de los demás, tanto por sus características constructivas como por los materiales que aporta.
por desgracia no conocemos la ubicación de sus necrópolis y por lo tanto no podemos definir el mundo funerario ni sus rituales. El conocimiento de estos ritos es fundamental a la hora de analizar la sociedad que se está configurando en torno a los siglos VI-IV a.C., ya que podrían definirnos con claridad la pirámide social del sustrato indígena. Uno de los pocos indicios de necrópolis lo encontramos en el hallazgo de Titulcia, en donde se excavó una urna cineraria de perfil en <> y confecionada a mano, dentro de un potente nivel de cenizas. El ajuar que acompañaba a esta tumba lo componían un par de piezas de bronce y fue fechado en el siglo III a.C. (Blasco, Alonso y Valiente 1980,52). Otra urna se encontró en el Espartal (talamanca del Jarama) (Alonso, 1976,311) de la que no se comenta atribución cronológica. De todas formas la no existencia de una cubrición ritual, por ejemplo de tipo tumular, junto a la poca importancia de los ajuares, carentes de objetos de prestigio como armas, orfebrería o crerámicas de importación, nos apunta una sociedad poco jerarquizada, en la que los grupos sociales no estarían plenamente definidos"


Continuará...
Mª Fely

mary fely

Mensajes : 972
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Jue Ene 26, 2012 10:13 pm

Buenas noches

Habréis observado que en mis mensajes uso normalmente comillas para indicar lo que copio y también encomillado una frase fuera del contexto de otro autor; se que no es correcto pero lo hago porque esta señal la correcta <> no se puede poner ya que no llega a término lo escrito, dado que está prohibido la reproducción parcial o total del libro en cuestión, aunque procuro la mayoría de las veces copiar los que no tienen prohibición como lo es Pozuelo de Alarcón de Mª Esperanza Morón García o el libro de Valladolid que estoy utilizando los datos, como el de Estudios de Prehistoria y Arqueología madrileña, Madrid Medieval de D. Manuel Montero Vallejo, procuraré utilizarle si hay un dato relevante.


saludos,
Mª Fely

mary fely

Mensajes : 972
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Lun Ene 30, 2012 10:48 pm

Hola a todos

Una opinión sencilla y personal de las causas que se deben de dar para poder asegurar que hubo un asentamiento de población en épocas anteriores, aunque no se hallan encontrado restos, como es el caso de Madrid.

La tendencia natural impuesta por el medio como puede ser un rio, la zona de pastos o bosque, un vado para atravesar este rio y un cruce de caminos de varias poblaciones emergentes que se juntan para intercambiar ganado o comida en un punto que durante siglos siguen estas costumbres, da lugar al nacimiento de una nueva ciudad en este punto de encuentro. Estoy segura que Madrid nació en épocas remotas, que su entorno siempre estuvo poblado y seguramente nunca se sepa pero intuyo que nació de la misma forma que lo hizo Valladolid.

Los vados eran muy importantes cuando en épocas antiguas no existían los puentes y se aprovechaban para casi a continuación de las calzadas que arrancaban de estas poblaciones en corto trecho para seguir campo abierto por caminos de trazado sencillo y sin otra estructura que la propia tierra.

El arqueólogo Peréz Barradas a lo largo de sus estudios sobre el Paleolítico afirmó " Varias veces he tenido ocasión de insistir sobre el hecho de que toda la porción del Valle del Manzanares es un inmenso yacimiento Paleolítico bien "in situ", esto es, entre capas de terreno, o bien en la superficie del mismo"

También he encontrado en mis lecturas sobre los pueblos celtas una frase que me he quedado con ella "una necrópolis garantiza el apego al terreno de muchas generacioes" y estas frases también las he leído en otras épocas, como con los árabes, cuando andaba de correrías por ellas Almanzor por el Duero, nunca la gente que huyó de sus pueblos los abandonaron, volvían al lugar después de tiempo a las tierras de sus antepasados que estaban en ellas.

Seguiré con mis datos, seré hasta pesada, pero no cesaré hasta exponer todo lo que encuentre en mis manos.

Saludos,
mary fely


mary fely

Mensajes : 972
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Jue Feb 09, 2012 3:25 am

Hola a todos

Es una pena como dije anteriormente que no se sepa nada o casi nada del pueblo carpetano en toda la zona Centro, y sobre todo en el caso de Madrid que es el que nos interesa; de lo que si tenemos constancia es que en los pequeños valles que se encontraban en la zona del Manzanares, en el Neolitico, en el Bronce Medio, central y sobre todo al final del Bronce, hay restos suficientes para asegurar que si hubo asentamientos en la región madrileña, como hemos visto en la zona de la Casa de Campo, con fondos de cabaña, y en las orillas de los ríos. Cuando empieza la oleada de ocupación de otros pueblos, como serían los Carpetanos, comienzan los poblados en las alturas, es de lógico que se busquen los cerros más cercanos, en el caso de Madrid lo tendrían fácil, no tendrían nada más que cruzar el Manzanares y subirse a la gran vaguada del arroyo Matriz o a sus dos cerros, desde donde dominaban perfectamente todos los movimientos hasta la Sierra. Si tenemos datos de civilizaciones en El Viso y Ecce Homo, el cerro de la Gavía y Catro de la Dehesa de la Oliva.


Saludos,
Mª Fely




mary fely

Mensajes : 972
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Vie Feb 10, 2012 3:50 am

Otro dato muy importante que hay que tener encuenta, son las comunicaciones para saber cual eran las más importantes, lo que acredita que en sus recorridos, se encontrarían asentamientos, por eso vamos a ver cual era la más importante en nuestra futura ciudad de Madrid; y mira que casualidad que es la gran vía del Duero-donde también va despertando Valladolid-que venía de Segovia, atravesando el Guadarrama, hasta Miacum la estación de enlace, seguía por la ribera del Manzanares, la diestra, llegando al codo del río, torcía hasta Titulcia, como podemos comparar se trataba de la calzada romana. Otro punto clave eran las rutas fluviales, y eran, el Guadarrama, Manzanares, Jarama y Henares.
El Manzanares siempre fue muy importante por su actividad humana, no solo en el término de Madrid, sino también a lo largo de su recorrido, los yacimientos encontrados, así lo certifican, y la presencia de poblados en sus terrazas desde el Paleolítico.

Ahora pasaremos a ver como son los inicios de la llegada de los romanos, a nuestras tierras, y aquí copio una frase del libro del profesor Manuel Montero Vallejo "El Madrid Medieval" que es clave para asegurarnos que existió un asentamiento indígena en los cerros o atalayas madrileñas, y dice así: "En realidad, hasta la aparición de las villae-y la mayoría no alcanzaron su maduración urbana-no existen fundaciones romanas sin precedente indígena"; al menos, no cococemos ejemplo alguno en la provincia de Madrid"
Por lo tanto, si los romanos estuvieron aquí, es porque encontraron indígenas en este lugar, y anteriormente vimos que en las orillas del Manzanares y en los valles de los arroyos Meaques y Retamar en el Paleolítico, también estuvieron presentes y ahora veremos que cada vez se descubren más villas en estas zonas y seguro que aflorará alguna más, lo que nos hace estar seguros, por lo menos para mí, que nunca estas tierras estuvieron despobladas, iban poco a poco despertando y creciendo.

continuará.....

Mª Fely






mary fely

Mensajes : 972
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Mar Feb 14, 2012 3:28 am

Buenas madrugadas, amigos

Al enterarme hoy por Mayrit, que en los restos hallados en las excavaciones de la Almudena, se ha encontrado una acequia carpetana, creo que es imprescindible dejar el dato en este hilo para cerrar el capítulo dedicado al pueblo Carpetano, que no había sido encontrado ningún vestigio en la ciudad que acreditara la existencia de este pueblo, y que ahora con gran ilusión por mi parte, si ya se puede afirmar que hay constancia de que aquí estuvieron, en el lugar donde se mantendrían los siguientes pobladores de la futura ciudad de Madrid.

No es extraño que en Madrid no se encontraran restos de antiguas civilizaciones, porque si lo pensáis bien, todo está enterrado a bastantes metros de profundidad; si hacemos mentalmente un repaso, todo lo encontrado hasta ahora, a salido a la luz, gracias a las grandes obras faraónicas de nuestro ex-alcalde, Alberto Ruiz Gallardón, más de una vez he pensado-en broma, claro-¡¡tengo que excavar la ciudad para encontrar la antigua y saber su pasado!! Pensarlo bien. Al final del hilo, trataré de exponer todos los hallazgos encontrados, desde que Gallardón ha sido alcalde, y veréis que es verdad, todo lo que ha salido a la luz.

Saludos,
Mª Fely

mary fely

Mensajes : 972
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Jue Feb 16, 2012 3:34 am

Hola a todos

Veamos que nos encontramos en el valle del Pisuerga, a la llegada de los romanos a estos territorios y los compararemos después con los de Madrid, que desgraciadamente no tenemos tantas noticias, por haber desaparecido pero que poco a poco van "asomando" tímidamente y se certifica que aquí estuvieron.

"La conquista romana hizo desaparecer los emplazamientos antiguos en su mayor parte. No muchas son las poblaciones que se mantienen en la antigua posición de un castro. Las nuevas poblaciones, eminentemente agrícolas, se sitúan en llano. Se destruyen las murallas y las únicas defensas son torres y castillos militares. El país se transforma en la duración del Imperio. Las invasiones bárbaras, cruentas en un principio, no harán más que cortar los hilos de relación con la metrópolis y provocar una evolución comarcal o provinciana, carente de impulsos creadores de potencia económica y riqueza material.

El valle del Pisuerga aparece cruzado por unos caminos que permiten seguir el hilo de la estructura de las poblaciones de época romana. Un nuevo valle entre en juego en este aspecto: el valle del Esgueva. El traerá, como consecuencia de la apertura de un tráfico renovado y de un aumento de la explotación agrícola, la fijación de un poblamiento en su desagüe al Pisuerga. Ha sido el Esgueva el que introducido en la historia del valle del viejo Pisoraca, dío lugar a la ocupación del emplazamiento de la actual ciudad.
La colonización de la campiña la encontramos avanzada en el siglo IV. En Simancas, no lejos de la desembocadura del Pisuerga en el Duero, en el pago de Mosquilla, encontramos restos que nos acreditan la existencia de la primera villa. Hacia Arroyo otra nueva, señalada por razones toponímicas, nos indica la presencia de la continuidad de explotación de la margen derecha del río. En la Flecha es posible que el actual convento guarde la posición de otra más. Y no lejos de Valladolid, en el pequeño valle que forma el antiguo arroyo de Prado, nos pruba la constancia de estos hechos la villa recientemente excavada en la Granja "José Antonio". Esta posición supone en orden geográfico quizás el último fundus en relación con Septimanca. Todas ellas parecen estar en dependencia con una comunicación de primer orden a lo largo del Pisuerga.
A la orilla izquierda del río, en área de expansión del dominio de Septimanca, se emplazaban otras villas cuyos vestigios conocidos se sitúan en el pago de Argales, Arcas Reales y la Cistérniga, como también, algo más al sur, en Laguna de Duero (ermita de Nuestra Señora del Villar) y Puente Duero.

En la zona alta del río Pisuerga el emplazamiento de Pintia estaba determinando un territorio que comprendería las tierras bajas de su orilla derecha, que se alcanzaban mediante un vado aún existente. Las villas que rodeaban este territorio de la "civitas" las situamos en un área bastante más dispersa que alcanza la iglesia de Nuestra Señora de Palazuelos, donde hubo sin duda una, a juzgar por los restos que aparecen, hasta la Granja de Muedra, hacia el norte, donde enterramientos descubiertos con vasijas dentro nos hacen patente una vieja ocupacién campesina. Hacia el oeste, no lejos de Cigales, otra; como en el mismo Fuensaldaña y en el borde de Torozos, junto a Mucientes. Hacia el sur, Santovenia, viejo hagiotopónimo (Santa Eugenia) nos señala la ocupación de otra villa, como también es posible la existencia al otro lado del río, de una más en la actual Overuela.

El límite meridional de esta acción expansiva de colonización que paret de un enclave territorial de Pintia, lo encontramos en la villa que hubo de haber no lejos de la calle de Santiago, comprobada su existencia por la cita de Antolinez de Burgos al freferirse al descubrimiento de unos aposentos con labores mosaicas del tamaño de habas, que no son otra cosa que mosaicos romanos, y únicamente atribuibles a una de estas fundaciones señoriales que, sobre todo a partir del siglo III, se convierten en lujosas residencias campesinas que habita el propietario, dirigiendo directamente la explotación colonial.

La villa de nuestro emplazamiento, a la que llamaremos Villa Esgueva para irla diferenciando de sus vecinas, se nos acusa por un carácter más destacado por su situación general en la zona del valle, debido a su mayor número de posibilidades de relación. En estapa media de comunicación directa entre Septimancas y PIntia, en punto de bifurcación de caminos hacia Tudela de Duero, Laguna de Duero y Puente Duero, en cuyos caminos encontramos emplazadas otras villas ya citadas, señala una diferencia notable con referencia al resto de las agrupaciones rurales. Es ella la de ser, sin duda, punto de etapa de descanso en una jornada de viaje desde Simancas a Cabezón; punto también de estrecha realción entre estas ciudades y el conjunto de las vllas circundantes de la margen izquierda del río. Es decir, mercado periódico, centro de reunión o de cambio de estas poblaciones, forum, por tanto. Pero no hemos de considerar este hecho dentro del dominio de la villa, ya que es muy posible que el mismo río señalase una delimitación de su fundus, el cual, en razón del vado existente donde cruza el Puente Mayor, mos traría una tendencia natural impuesta por el medio, a extenderse en dirección norte: DE este modo al lado izquierdo y junto a la misma ville, quedaría el actual Campo Grande, zona de pasto o bosque y,`posiblemente, terreno vacante del Estado, dependiente de Simancas el espacio para establecimiento periódico del mercado.
No pasaba por esta serie de villas ninguna calzada romana, ni el mismo camino viejo de Simancas debió nunca de serlo, pero si uno de los caminos más importantes de relación entre Simancas y Cabezón y cuyo uso en época romana debe fijar su actual trazado.

Por otra parte, el camino hacia Puente Duero es, durante el Bajo Imperio, un camino de gran transito hacia Cauca y SEgovia a través de una serie de villas que se emplazan junto al Eresma-. De este modo, a medida que la explotación agrícola y la vida rural abren amplios horizontes en la relación de los núcleos campesinos, vemos o adivinamos, si se quiere emplear más justamente esta apreciación, las posibilidades crecientes que comienzan a destacar el emplazamiento de la villa de ESgueva."

fuente. Valladolid-desarrollo del núcleo urbano de la ciudad desde su fundación hasta el fallecimiento de Felipe II. Ayuntamiento de Valladolid 1975-Federico Wattenberg.

Saludos,
Mª Fely


mary fely

Mensajes : 972
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Dom Abr 22, 2012 9:27 pm

Hola a todos

Después de tener este hilo un poco aparcado, lo retomo para ver que datos encontramos en el desarrollo de la época romana en el nacimiento de Madrid. os datos que van entre comillas los he sacado del libro del profesor Montero Vallejo "El Madrid Medieval"

"Es importante no olvidar que en toda Celtiberia y particularmente en Carpetania, el primer empeño de los latinos fue bajar a los indógenas de sus atalayas, desde donde podrían con toda comodidad alentar nuevos deseos de independencia y mantener la típica y constante guerrilla. Así lo manifiesta Estrabon, a poca distancia de la conquista. Cobrarían así nueva vitalidad los caracteríticos emplazamientos en las artyerias fluviales, que en ocasiones continuarían hasta la edad Media" Otro dato importante para tener en cuenta que ya apunté " no existen fundaciones romanas sin precedente indigena, al menos no conocemos ejemplo ninguno en la provincia de Madrid"

Con todos los datos que he podido recopìlar, creo que no hay duda que desde la Prehistoria, el ser humano habitó las tierras que compone los alrededores de Madrid y que en ningún momento estuvieron deshabitadas y si no se han encontrado hasta ahora datos de excavaciones que aseguren con rotundidad algún vestigio en la zona de la Almudena; aunque algo ya va aflorando en las excavaciones que se han hecho para la construcción del Museo de las Colecciones Reales, como la acequia carpetana, algunos utensilios sencillos de esa época y esperemos que si aparece algún dato más de lo poco que queda por excavar, los investigadores matritenses se ocuparán de contarnos, con otro nuevo enfoque de la historia de Madrid.

Continaré...

Mary Fely


mary fely

Mensajes : 972
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Lun Abr 30, 2012 9:45 pm

Y sigo con más datos encontrados sobre la época romana en las tierras que ocuparon los carpetanos, y especialmente en la zona madrileña.

En la provincia madrileña, la población debía de ser numerosa en la época romana, pero no debió de alcanzar centros urbanos grandes, solamente Complutum logró ser una ciudad. "Los municipios fueron relativamente escasos. Entre ellos habrían de contarse Varada-¿Barajas?-Termida-¿Tielmes?-Miacum-actual Casa de Campo-Titulcia y...Mantua, no localizada y emncionada por Ptolomeo, hasta quedar para siempre ligada a la historia de Madrid.
Las tres grandes calzadas que unían Emérita con Caesaragusta por aquí pasaban, en virtud de la excelente colación de Titulcia, convertida en cabeza de comunicaciones, y deonde se unían las tres vías para continuar-tramo único-a Caesaraugusta"
"Era la más importante la gran vía del Duero que venía de Segovia, atravesando el Guadarrama, hasta Miacum, pura y simple estación de enlace; seguía pues por la ribera diestra del Manzanares, pero no tocaba la de enfrente-donde el ulterior emplazamiento de la ciudad-a pesar de los esfuerzos de un Cortés en la pasada centuria para demostrarlo-. En llegando al codo del río, torcía en dirección a Titulcia, quizás algo más abajo del lugar que hoy conocemos como tal. Describía una gran "V" sobre el espaciop provincial, y fue desde entonces garantía de continuidad entre las rutas fluviales, occidentales y orientales: Guadarrama-Manzanares-Jarama-Henares"

La duda solamente concierne a las Mansiones que atravesaban. Que pena que no coincidan las millas desde Segovia a Miacum, para establecer con toda seguridad que Miacum estuvo en la Casa de Campo.
"También es muy extraño todos los restos que se encontraron en el casco medieval de Madrid de las famosas lápidas e inscripciones como en el exterior de la muralla del Alcázar, en la Puerta de Guadalajara, la de Moros, Rorre de los Lasso de castilla-colacción de San Andrés-en el Viejo Estudio de la Villa"
¿Y la villa romana que ha aparecido recientemente en las excavaciones de la M-30-en el puente de Segovia-que se desconocía hasta ahora? Quien sabe si tenemos alguna más enterrada, como las que tenemos ya excavadas, la de Carabanchel, San Martín de la Vega, los restos de la Casa de Campo, Puente de los Franceses, hallazgos del arroyo Abroñigal y otros hallazgos recientes en Getafe, los depósitos recientes de la Edad de Bronce en el Cerro de las Vistillas-por supuesto anteriores a los romanos-otra villa recien descubierta en las excavaciones del tren Ligero de Pozuelo, dentro del municipio de Boadilla del Monte.
Se me ocurre pensar que todos estos descubrimientos que en tan poco tiempo han "aparecido" para deleite de los que amamos el pasado, será que con la vigilancia que hay en las grandes obras por parte los arqueólogos no se pueden "ocultar" y nos enteramos de ellos, y eso que me consta que en cuanto se descuidan de vigilar los arqueólogos, los restos importantes que están bajo tierra se tapan en silencio, ¿cuántos restos importantes se habrán destruído en Madrid capital y tapado de prisa y corriendo para que no se pararan las obras, y que nos hubieran ayudado a saber muchas fichas del puzzle perdidas que si las hubieramos tenido, hubiéramos formado el Madrid medieval.


Saludos...continuaré



mary fely

Mensajes : 972
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Miér Mayo 09, 2012 6:11 pm

Retomo el tema con una pregunta que me he hecho siempre...los restos romanos encontrados en la Casa de Campo-Puente de los Franceses ¿a que pertenecerían? ¿a un pequeño asentamiento romano?, nunca se ha sabido, lo mismo que en el arroyo de Cantarranas; toda esta parte ribereña del Manzanares, ningún investigador ha dado una reseña que nos aportara datos de algún asentamiento antiguo.
Luego tenemos "ese" misterio de que la Mantua carpetana, la suelen ubicar en las cercanías de Madrid pero que nadie la ha encontrado, o Miacum, lo mismo; y las nuevas excavaciones dan con más villas romanas alrededor nuestro, que me pregunto por qué no se retoman todos los datos y se investigan para darlos a conocer con más detalles en un libro.

Saludos,
Mary Fely


mary fely

Mensajes : 972
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Miér Mayo 09, 2012 9:46 pm

Voy a seguir un poco más en el tema que anteriormente he expuesto, para ampliar más datos y que anime algún escritor a investigar más esta zona.

Voy a comenzar `por centrarme en los dos cerros con ruinas que se ven en el Texeira, los descubrí hace muchos años y le pregunté a Isabel que qué eran esas ruinas, ella no sabía a que me refería, porque es difícil de encontrarlos en el plano a no ser-como en mi caso-que examines paso a paso todo lo que en él se encuentra- Cool, lo investigó y en su libro Guía del plano de Texeira, en la pág. 105 nos describe muy bien donde se encontraban, pero poco más; debe de ser que casi nadie ha reparado en ellos. Os escribo el texto por si alguno no tiene el Texeira: ...a juicio de Martinez Kleiser "por su situación parecen recordar antiguas fortificaciones avanzadas" , esto es lo que Isabel solo encontró, nadie más parece que a deparado en ellas y a continuación nos indica donde se encontraban: "Las situadas a la izquierda se hallaban en el barrio de Argüelles, más allá de la calle Marqués de urquijo, en las cercanías de la parroquia de Cristo Rey (calle Martín de los Heros). Las otras ruinas, situadas al norte de la Villa, debían de hallarse donde en la actualidad se levanta la parroquia del Cristo de la Victoria aproximadamente (calle de Blasco de Garay), en el barrio de Gaztambide. En estas últimas se aprecia que con posteridad a las ruinas se ha construido una pequeña casa"

Martinez Kleiser, vemos que las ve, como antiguas fortificaciones avanzadas, y la pregunta que uno se hace es...¿a quien defendían? ¿sería fortificaciones árabes tal vez para defender Mayrit? no se lo que pensareis vosotros, pero para mi que no, más bien parecen fortificaciones para vigilar los caminos en las que están construídas y además debían de tener una cierta amplitud como para acoger en ellas a los habitantes de la zona.
Miremos ahora en el plano, los terrenos colindantes de esta zona, pues están muy cerca de la ribera del Manzanares, con el camino del Pardo (hoy Avda. de Valladolid) hacia el sur se estableció más tarde el Real Sitios de Migas Calientes (El primer jardín Botánico de Madrid) que hoy sirve de Vivero a nuestro Municipio), en la actualidad dichos terrenos están ocupados por el parque de la Bombilla y los Viveros de hallan al otro lado del puente de los Franceses.
MIrar en el plano del Texeira en la pág. 44 y veréis la zona que dice mucho, los caminos que vemos-en las ruinas de la izquierda-son amplios y debían de ser antiguos y llevaban al río como "camino del Molino Quemado" otro que se cruzaba con él y pasaba delante del cerro que no tiene nombre y que iba hacia el río-hoy aproximadamente sería la calle Ferraz-. El camino que vigilaba las fortificaciones de la derecha, era el de San Bernardino, camino ancho que sería antiguo también.
La zona es muy abrupta, fácil para esconderse y con caminos pequeños que la recorren. Podemos hacernos muy bien la idea de como era esta zona, fa´cil para una emboscada, ya que se corresponde con el parque del Oeste, y como bien sabemos se respetó el terreno accidentado.
En la Guía del plano del Texeira de Isabel Gea, podemos ver perfactamente todo, así como las huertas importantes como "la del marqués de Palacio, que se hallaría, aproximadamente , el actual Puente de los Franceses"
Si en esta zona es donde se han encontrado los restos romanos, no sería tan descabellado pensar que estas fortificaciones tendrían algo que ver.
Y los hallazgos romanos en el arroyo de Cantarranas, miraré un libro que leí hace tiempo, "La Florida" que seguro que también nos dará alguna pista.

Lo que no tengo duda, es que esas fortificaciones no estaban para defender el Mayrit árabe, ya que su situación no era la correcta y los caminos no eran los adecuados.
Finalmente una pista importante, por esta zona se encontraba el Vado del río, y eso era muy importante en la antiguedad porque no había puentes, y era el paso obligado para todo el que quería cruzar el río y tenía que estar vigilado y sus habitantes ocultos, para ello los lugares abruptos son los mejores.

Saludos,
Mary Fely



mary fely

Mensajes : 972
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Lun Mayo 14, 2012 9:42 pm

Hola amigos

Tengo la información de como era la zona de la Florida, la Moncloa, La Casa de Campo, el Soto de Migas Calientes y del calebre río Manzanares, pero claro de finales del siglo XVIII y XIX, cuando era el Real Sitio, y no en época de carpetanos y romanos, así que a ver como me apaño para dar alguna que otra pista, después de leerlo.

Lo que creo que no ha cambiado después de siglos, es la cantidad de agua que había en la zona por la cantidad de viajes de agua que había en los terrenos; quizás muchos lo conozcáis, pero desde luego merece la pena enumerarlos, así que abriré un hilo para describir como eran y que nombres tenían.

Así que tenemos agua en abundancia, tierras estupendas para labrarlas y que den buenos frutos, había mucha vegetación y pinares.
Cuando desmontaron y roturaron el camino o Cuesta de Areneos, fue muy costoso, debemos hacernos una idea como sería el lugar de abrupto, que en el Texeira vemos el portillo de San Joaquín, después de San Bernardino, y le vemos bastante llano, pues bien, esa parte formaba parte del desmonte porque dice en el libro que leo "Según el ilustre escritor, cronista del Ayuntamiento de Madrid, D. Ramón de mesoneros Romanos, la huerta de la Florida y la del Cardenal de Rojas Sandoval (tío del duque de lerma) y otras, formaban un conjunto con las dos posesiones de la Moncloa ö Real de la Florida y Montaña del Príncipe Pío, que posteriormente fueron separadas por Carlos III, con el costoso desmonte y roturación del camino ó Cuesta de Areneros, donde después se colocó el portillo de San Joaquín y más recientemente el de San Bernardino (porque es sabido es que entonces no tenía Madrid cerca alguna), donde arrancaba el camino de las Cruces, que guiaba al convento de San Bernardino, fundado por el contador Garnica en 1572"

Es costumbre en mí, como sabéis, dirigirme por los planos antiguos para encontrar en ellos pistas para poder descifrar alguno de los muchos "misterios" que hay en el pasado de la historia de Madrid, y también he de decir que me he regido por la lógica y por lo que veía, pero no siempre por el lugar donde estaban-he sido muy cabezota en este sentido y he rebatido siempre lo que pensaba-pues bien , ahora se con seguridad que estaba en lo cierto, por lo tanto lo que veamos a partir de ahora en los planos, no está puesto por error, pero quizás hay que dudar el lugar donde los especialistas en planos nos lo reflejan; hay que pensar que en aquellas épocas no tenian las herramientas precisas para la exactitud, y también que podían resaltar un edificio importante que estaba escondido entre otros edficios, pero querían resaltarlos a la vista del espectador y lo colocaban en lugar preferente.

Saludos,
Mary Fely



mary fely

Mensajes : 972
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Jue Mayo 17, 2012 9:45 pm

Hola a todos

He mirado en el libro de Manuel Montero Vallejo, El Madrid medieval, para poner algo significativo suyo de la época romana para incluirlo en este hilo; he elegido una parte pequeña porque está prohibida la reproducción, como es natural; lo que vaya encomillado está en su libro.
Lo que he elegido, no ha sido al azar, es algo que me llama mucho la atención porque el territorio madrileño estuvo bastante poblado desde la prehistoria como se ha visto hasta que los romanos debieron abandonar las tierras, pero curiosamente durante casi dos siglos esa población desaparece, ni siquiera los visigodos fueron numerosos como en otras tierras, como por ejemplo en Castilla.

"El principal exponente de los nuevos tiempos es la villa, que en bastantes casos atraerá buen número de colonos que su condición de gran explotación agrícola, hasta generar vici o pequeños poblados.
No obstante, algunos historiadores señalan la temprana aparición del hecho en nuestra comarca. Las suficientemente fértiles vegas de los ríos y lo nutrido de la red viaria ofrecen ya quizá muestras en el siglo I y, con mayor abundancia, en el siguiente.

Es la siguiente centuria la que presenciara un rápido crecimiento de estas explotaciones, coincidente con el proceso de total implatación de las instituciones romanas. En ella las pricipales poblaciones se expansionan decididamente por las laderas de sus alturas e, incluso, por las vegas inmediatas.
La cristalización del fenómeno se ha dado entre fines del siglo II y comienzos del V, unida-como en otros lugares-a un importante trasvase de población desde las ciudades de estos fundi, villae o predia."

Es curioso que se inicia , aunque no bruscamente, una debilitación de los contingentes ciudadanos que salvo para focos importantes, devendría una deserticación tiempo después.

Continuaré...



mary fely

Mensajes : 972
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Vie Mayo 18, 2012 2:03 am

Montero Vallejo, en su libro Madrid medieval, nos expone sobre esta debilitación de los contingentes ciudadanos que:

"Muestra de ello podría ser la tardía aparición del cristianismo, lo que puede argumentarse por la relación evidente entre civilización urbana y cristianismo. A pesar de ello es sorprendente no haberse encontrado restos ni tradiciones hasta comienzos del siglo IV, cuando el descenso ciudadano no es interpretable como ruina y la vencidad del potente foco toledano debió ser generador de una potante corriente de influencia hacia la región próxima.
Más advirtamos que en Toeldo la mayor parte de lo hallado lo es desde el siglo IV, y en parte considerable en ámbitos francamente rurales, con lo que es de esperar que más símbolos cristianos surjan en Madrid: está presente la gran tradición de Complutum, viva desde los comienzos del siglo IV. Sigue sorprendiendo no haberse encontrado hasta siglos más tarde un solo edificio con certeza dedicado a la nueva religión; tampoco en las villae aparecen huellas cristianas, mientras, por contraste, en Valdetorres de Jarama se documenta un probable templo pagano comtemporáneo"
Como veis, siguen siempre los misterios, no se encuentra nada.
Recordemos que Oliver Asín quería demostrarnos la existencia de un Madrid preislámico, en la vaguada del arroyo matriz, que le ubica en un vallejo abrigado, junto a un arroyo y cerca de una vado, él pensaba en un asentamiento visigodo.
Montero Vallejo pone también el ejemplo de Oliver Asín, y piensa que no se sabe que hubiera habido ningún ataque a estas zonas por parte de un pueblo bárbaro, además hace mención que ha habido alternativas violentas entre los hábitas de orilla y de cerro, pero ni la ocupación de éstos desde la Edad del Bronce interrumpió alguna de las comunidades ribereñas ni núcleos firmemente emplazados en los altozanos. También os hace mención del deterioro de las comunicaciones, que habría hecho decaer totalmente a entidades como Miacum y Titulcia, y que las vías del Manzanares-Henares, o la que iba por Toledo perdieron disminuación en su tráfago, sin embargo crece en importancia una calzada secundaria, la del Jarama, junto a Talamanca, peor y menos conocida pero más abrigada y segura.

Como parece ser, porque aquí si que no hay ningún dato, tenemos casi dos siglos, desde el V al VII, que hay una laguna grande del territorio de la futura ciudad de Madrid.

Oliver Asín demuestra los argumentos para demostrar la existencia de un vicus Matrice, cuyo nombre se debe al origen del manantial de su nacimiento "origen de aguas", que nacería en el siglo VII aproximadamente y en el periodo visigodo. Nada sabemos porque no hay pruebas en la zona, aunque Montero Vallejo aporta una que es la vieja iglesia de Santa María y dice "No nos valen ni su venerada imagen titular ni la de Atocha, ni aún en su aspectp primitivo, pues si bien se ajustaban a los patrones bizatinos éstos se perpetúan durante el período románico. Si embargo, dada la antigüedad de la Iglesia Mayor de Madrid, si debió ser bizantina la primera efigie existente."
"..que la principal mezquita de la posterior ciudad islámica ocupase la iglesia de Santa María, lo que avala existencia anterior"


Saludos,
Mary Fely







mary fely

Mensajes : 972
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Vie Mayo 18, 2012 9:15 pm

Hola a todos

A partir de este momento ya tenemos constancia del nacimiento de Matrice, aunque sin ningún resto de ella, sino a la tesis aceptada de Olivier Asín, aunque el autor (1) "pasó algún tiempo sin aceptar el resto de la etimología que dio origen a la interpretación árabe-Mayrit-: la desinencia it, derivada de la partícula romanizada etum, que descubriera Gómez Moreno."
Montero Vallejo apunta "Nos resta aportar pruebas que atestigüen la presencia de un Matrice en el periodo visigodo; poco podemos traer, pero con la suficiente firmeza, que contrasta con el material romano existente dentro del núcleo, auténtico, pero traído del exterior"
El nacimiento de Matrice fue sencillo y tampoco la dieron mucho tiempo para dejar de ser un vicus, pues durante de los siglos VIII y IX "la monarquía visigoda decayó y los focos episcopales decayeron hasta desaparecer como núcleos habitados a poco de la llegada islámica", además hubo razones climáticas, sobre todo entre el Tajo y Guadiana por desertización de la comarca y falta de gente para el campo, y "guerras destructivas en la primera mitad del siglo VIII entre las tribus berberiscas instaladas en la comarca"
Como resultado:"emigración masiva de los núcleos andaluces, a los nacientes reinos cristianos..."Hemos de añadir una curiosa teoría de Julio González, según la cual la instalación de la vida tribal y reacia a los asentamientos urbanos de los clanes bereberes hizo que se despreciasen las ciudades que no tuvieran un aprovechamiento militar. Lo llamativo es la sustitución de los pueblos antiguos por otras en lugares de fácil defensa, que en ocasiones antes ni existían: Oreto y Calatrava, Complutum y Qal'at abb el Salam, Segóbriga y Uclés...Culmina así, por necesidades históricas, el período que hemos bautizado como las segundas acrópolis, latente desde los visigodos. A este proceso no se sustraeríia la comarca de Madrid"
He copiado este pequeño texto, porque nos ayuda a comprender muy bien los diversos cambios que tuvieron que hacer en la construcción de los lugares nuevos para defenderse de los nuevos enemigos y abandonar los que se construyeron cuando había paz entre los pueblos.
También en la cuenca del Duero las condiciones climáticas fueron desfavorables y llegó con ellas el hambre y también la revuelta bereber, por eso una ancha franja de tierra será en adelante, tierra de nadie y la comarca madrileña se convierte en la lanza agarena ante las irrupciones de los cristianos.
Todavía tenía que esperar un poco más Matrice, para la llegada de los musulmanes, casi un siglo .

(1) Montero Vallejo-El Madrid medieval.


Saludos,
Mary Fely

mary fely

Mensajes : 972
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Sáb Mayo 19, 2012 5:14 pm

Hola de nuevo

Echemos un vistazo a la zona del Pisuerga, y veamos como se va desarrollando el nacimiento de la villa del Esgueva, y si se sigue teniendo un cierto paralelismo con la villa del Manzanares.

"En la colonización expansiva del enclave territorial de Pintia, lo encontramos en la villa que hubo de haber no lejos de la calle de Santiago, comprobada su existencia por la cita de Antolinez de Burgos al referirse al descubrimiento de unos aposentos con labores mosaicas del tamaño de habas, que no son otra cosa que mosaicos romanos, y únicamente atribuibles a una de estas fundaciones señoriales que, sobre todo a partir del siglo III, se convierten en lujosas residencias campesinas que habita el propietario, dirigiendo directamente la explotación colonial"
Otro punto de coincidencia con Madrid, pues la calle de Santiago había una puerta de salida al Campo de Marte, lugar en el futuro de justas de caballeros, al igual que en la puerta de la Vega con su futuro Parque y Campo del Moro lugar de justas etc...y la villa romana que se ha encontrado recientemente.

Otra coincidencia más en el siglo V entre las dos futuras villas..."En el año 409 ó 410 comienza un período ´difícil para la vida de esta comarca. Cuando se había llegado a una efectiva estabilidad y las explotaciones agrícolas marcaban uno de los momentos más esplendorosos de nuestra campiña, las temidas invasiones germánicas se inician, las primeras invasiones traen grupos familiares que buscan tierras donde asentarse, aunque no ciertamente de un modo pacífico. Parece ser que en año 411 se verifica una repartición de tierras en la que los nuevos huéspedes reciben dos terceras partes de la propiedad hispanorromana.Este estado de incomodidad, que como decimos hubo de operarse aún dentro de unas normas, más o menos oficiales, y que no dejarían de originar constantes pugnas y agresivas actitudes por ambas partes, tiene su final en la primera entrada de los visigodos que, como federados de Roma, liberan de alanos los territorios hispanos.
La comarca debe desvastarse, la población huir a los campos y refugiarse en los aislados valles de dificil tránsito. Nuestro espacio comarcal presenta grandes zonas abandonadas. Es el momento en que el territorio suevo parece retraerse a la antigua demarcación de los astures. El Esla constituye en adelante una línea, si no de frontera, si de separación en la ocupación de suevos y visigodos. Teodorico actúa con una visión futura, la expansión del reino tolosano en tierras peninsulares.
Cuarenta años después de la desvastación de Teodorico del 457, gran número de visigodos deban venir a la Tierra de Campos y a nuestros valles, en gran parte destruidos y abandonados. La comarca se reharía y sobre sus ciudades arruinadas, se restauraría el antiguo orden de cosas con un nuevo brío y aliento de vida.
El poblamiento deja entrever, por las noticias que poseemos que gran número de villas campesinas quedaron reducidas a lugares de habitación temporal y otras abandonadas, y que la agrupación del poblamiento debió de realizarse en gran escala, partiendo la colonización de numerosas aldeas o vicos que en esta época se alcanzan su máxima extensión y algunos de los cuales, a imitación de las ciudades, se fortifica. La falta de estabilidad y de seguridad en el primer siglo de dominación visigoda, originarían, en el orden de la geografía humana, esta consecuencia.
Este hecho viene a se plenamente justificado en nuestro territorio, en el pequeño vico que, por su situación alejada de cabezón y de Simancas, congrega en sí una desperdigada población anterior de villas en lo que hoy es antiguo Convento de Jerónimos y junto al cual, en el contorno de la ermita de Nuestra Señora del Camino, ya desaparecida, existe una necrópolis visigoda o de época hispanogoda"
Os aclaro para los que no conozcais Valladolid, que el convento de los jerónimos existe en Valladolid y está en pleno centro de la capital, su aspecto es de una fortaleza fuerte, pegado casi a él se encontraba el alcázar primitivo, construído en las ruinas de un castillo árabe que según dice la leyenda, Valladolid se denominaría así por encontrarse en un valle que dominaba un árabe llamado Olid...y sería así Valle de Olid, pero parece ser que se descarta totalmente esta leyenda.
Sigo para ver como era y donde nacía la futura ciudad de Valladolid.
"Nos lleva a pensar en la efectiva localización de una población visigoda en el emplazamiento de Valladolid, enmarcada por los dos brazos más septentrionales del Esgueva que la facilitan protección. La situación alejada de Cabezón y de Simancas viene a determinar en este punto de bifurcación del Esgueva primitivo núcleo rural de la ciudad, no ya sobre la villa romana, sino en posición más norteña. Todas estas villas serían nuevamente ocupadas y restauradas, aunque sus ocupantes o al menos parte de ellos, residiesen en los vicos mencionados. En el área de empalazamiento de la ciudad debemos reconstruir imaginativamente la cada vez más amplia, de una aldea con caracteres netamente nuevos, pobres si cabe y míseros, como también lo habían sido en parte las construcciones romanas campesinas. Este emplazamiento ha de situarse en la zona más fácil acceso entre los brazos del río ya mencionados, es decir, en la zona inmediata a la plaza del Rosarillo"

Continuará..




mary fely

Mensajes : 972
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Lun Jun 04, 2012 6:24 pm

Si alguno de vosotros conoce bien la ciudad de Valladolid, reconocerá lo fácil que resulta hacerse la idea de como podría ser el trazado de las calles y otras zonas de este pequeno vicus o población visigoda, entre los dos brazos del río Esgueva, dado que no ha cambiado para nada la trayectoria de los edificios, de verdad que parece que ha quedado anclado en el tiempo. Así que para los investigadores y arqueólogos es muy fácil y gratificante el poder con tan solo unos hallazgos, recomponer el lugar del enclave.
En Madrid sin embargo, es que no hay forma de saber nada.


mary fely

Mensajes : 972
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Mar Jun 05, 2012 1:29 am

Llegamos ya al momento real de la historia de Madrid, que ya no tenemos suposiciones de si estuvieron, que no sabemos donde, que no tenemos vestigios, aquí ya lo tenemos más que claro que nace de verdad y para siempre Madrid I love you

Empiezo con un pequeño texto de nuestro querido profesor, Manuel Montero Vallejo, en su libro "El Madrid medieval" pág. 61

"Los musulmanes han mantenido su presencia en las comarcas tradicionalmente habitadas"
"Madrid ha sido la avanzadilla, el espolón islámico con que tropezaban las huestes norteñas tras cruzar un fragoso espacio sólo jalonado por pequeñas fortalezas. Creemos que su perfil militar es indudable y que ha acompañado y completado su primera misión como atalaya de una red de caminos.

"Ribat", o sea, ciudad-campamento que concentra a los voluntarios para la guerra santa. Opinamos que no lo ha sido la población en un primer momento, pero sí desde que a lo largo del siglo X las posiciones de los seculares contendientes se han ido acercando. Al ser Madrid plaza de frontera ha constituido excelente lugar de concentración para los musulmanes que venían a cumplir el precepto. Su relativa importancia en lo político y religioso y el perpetuo entrenamiento que suponían para los voluntarios los continuos golpe de mano-algunos de los cuales hemos recogido de Ibn Hayyan-han favorecido este carácter.
Sin embargo sólo tenemos referencia expresa de una ocasión en que se hayan concentrado aquí las tropas con este objeto: la ya citada del año 977, recogida por Idhari. Como apoyo podemos aportar la considerable afluencia de personalidades en todos los campos que nos encontramos en esta pequeña plaza fronteriza, a más de un dato recogido por Oliver de Faradi: la muerte a manos de tropas cristianas en Madrid-adonde había acudido para cumplir el precepto del yihad-del jurisconsulto Muhammad ibn Hunayn.
Creemos que su condición de capital en este inseguro límite de la Marca Media, unida a ser cuartel de voluntarios muslimes, ha permitido a Madrid la conservación de un rango importante a pesar del indudable valor estratégico de Medinaceli en la segunda mitad del siglo X. Su prestancia de firme baluarte ha garantizado la buena guarda de la ruta del Manzanares y la validez de ésta hasta el advenimiento del dominio cristiano."

He elegido este pequeño texto, que entre tantos datos que hay tan interesantes y magníficos en el libro de "El Madrid medieval" porque encuentro que en tan pocas palabras, dice casi todo, de la razón del por qué eligieron este lugar para construir su fortaleza y conocer algunas de las razones por las que vinieron de tan lejos.
Como dije en otra ocasión, estoy convencida que los primeros musulmanes que llegaron, se asentaron en las Vistillas y prepararon todo antes de que se construyera la fortaleza, y también que se asentaron junto a los lugareños que aquí habitaban y prepararían las huertas, sus casas, su cementerio, sus baños; no puede ser de otro modo, por sentido común, en estos lugares quedaron sus nombres, su viaje de agua y la forma de las calles de la Morería Vieja, y no creo que todo esto fuera después que entraran los castellanos, es que estuvieron siempre aquí.
Presiento , que lo que ha llevado al error quizás, en mi humilde opinión, son las murallas con sus diversos recintos. Durante varios siglos se ha venido arrastrando quizás este error de incluir en ellas a la población musulmana, sin pensar que quizás el pueblo se hubiera instalado antes en otro sitio más cómodo fuera de la fortaleza-aunque en caso de peligro, se metieran dentro-y como siempre todos los autores han mirado las fuentes antiguas, han arrastrado a casi todos a esta confusión.
Ya comenté anteriormente en este hilo que Manuel Montero Vallejo era consciente después de escribir este libro, que según se veía en las excavaciones que iban apareciendo, había que rectificar errores.
Siento que no le haya dado tiempo a cambiarlo, porque era la persona que más había trabajado por el Madrid medieval.

Saludos,
Mary Fely

mary fely

Mensajes : 972
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por mary fely el Vie Jun 08, 2012 9:42 pm

Para seguir los pasos del siguiente pueblo que se asentó por primera vez en estos futuros territorios madrileños de hoy en día, no voy a mencionar para nada sus complicadas murallas y sus cercas; y por supuesto donde estaba el alcázar, el castillo etc...que no nos ayuda para nada el sentido principal que es simplemente ¿por qué fundaron Mayrit en este lugar?

Después de mucho leer a todos los autores que han escrito sobre el Madrid Medieval, me quedo con un pequeño resumen de Manuel Montero Vallejo, que personalmente creo que es la clave, es más, creo que de no haberse producido, Madrid hoy no hubiera sido lo que es. Aquí si que los arabes designaron con su decisión de construir su fortaleza, en que Madrid crecería y se haría importante a partir de este momento. A partir de estos momentos, el nacimiento de Madrid es ya una realidad segura para la posteridad.
Es difícil poder explicar en no demasiados textos, un razonamiento que se entienda medianamente, y sobre todo en mi caso que no soy escritora; así que intentaré hacerme comprender, en algo que veo muy claro. Me ayudaré con parte de lo escrito por nuestro querido profesor Manuel Montero.

"Hemos de añadir una curiosa teoría de Julio Gonzáles, según la cual la instalación de la vida tribal y reacia a los asentmientos urbanos de los clanes bereberes hizo que se despreciasen las ciudades que no tuvieran un aprovechamiento militar. LO llamativo es la sustitución de los pueblos antiguos por otros en lugares de fácil defensa,. que en ocasiones antes ni existían: Oreto y Calatrava, Complutum y Qal'at adb el Salam, SEgóbriga y Uclés...Culmina así, por necesidades históricas, el periódo que hemos bautizado como de las segundas acrópolis, latente desde los visigodos. A este proceso no se sustraería la comarca de Madrid."

Lo más importante para Madrid, fueron las redes viaria, ya que los musulmanes aprovecharon muy bien las rutas y principal dos rutas, la calzada por la margen del Manzanares, y sobre todo, su continuación por el curso del Henares hasta Zaragoza. Ahí está ese enclave que se encontraba en lo alto de la orilla del Manzanares para ser el lugar idóneo de construir sobre una de sus colinas un enclave fortificado con unas murallas que no era nada de fácil conquistarlo, ya que desde este bastión veían todo el horizonte.

continuará...

Mary Fely

mary fely

Mensajes : 972
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El despertar de una ciudad

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Papelera

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.