Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Ya a la venta
subir imagenes
El tiempo
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Visitas
contador de visitas
Contacto
subir imagenes

la Cerca o tapia de la Casa de Campo

 :: Papelera

Página 7 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: la Cerca o tapia de la Casa de Campo

Mensaje por mary fely el Mar Dic 27, 2011 2:37 am

Hola a todos

Sigo copiando las escrituras de ventas que hicieron los madrileños para vender a Felipe II de las huertas que poseían en la futura Casa de Campo.


5-11-1565

Escritura de vanta que orotgó Juan López, a favor de Felipe II, de una tierra junto a la Real Casa de Campo de Madrid.

"Sepan por cuantos la presente escritura de venta y enajenación perpetúa, vieren como yo, Juan López, digo que como el rey nuestro señor mando hacer un camino desde el que va a Pozuelo hasta el de Alcorcón, fue necesario tomar una viña que yo tengo en linde con el camino de Alcorcón, en que había 50 cepas las cuales se taso en 2.500 maravedís"


5-12-1565


Escritura de venta otorgada por Juan de Argüellos y María López, a favor de Felipe II, de una tierra en Madrid.

"Sepan por cuantos la presente escritura de venta y enajenación perpetúa, vieren como yo, Juan Argüellos y yo María López mujer que fue de Gregorio de Argüellos, difunto, digo que como el rey nuestro señor mando hacer un camino desde el que va a Pozuelo hasta el de Alcorcón, fue necesario que tomase una viña que tenemos en linde con la de Juan López yendo a Pozuelo, 8 celemines de pan por mitad de 285 cepas que se tasaron en 14000 maravedís".

5-12-1565

Escritura de venta que otorgó Isabel Barrientos, a favor de Felipe II, de una tierra junto a la Real Casa de Campo de Madrid.


"Sepan por cuantos la presente escritura de venta y enajenación perpetúa, vueren como yo, Isabel Barrientos, mujer que fue de Alonso Pérez, difunto, digo que como el rey nuestro señor mandó hacer una camino desde el que va a Pozuelo hasta el de Alcorcón, fue necesario que tomase una tierra mía que yo tengo en linde con el dicho camino más arriba de la viña que tomó de Juan de Argüellos y María López mujer de Gregorio Argüellos, un pedazo de sembradura que caben 3 celemines de sembradura por mitad de trigo y cebada que se tasó en 2950 maravedís."


continúa....

Mª Fely




mary fely

Mensajes : 961
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: la Cerca o tapia de la Casa de Campo

Mensaje por Maya el Mar Dic 27, 2011 2:57 am

Hola Mary Fely

Siempre me pareció extraño observar a través de estos documentos que en Madrid antes de que sea corte con Felipe II, vivían cantidad de terratenientes. No sólo los Lujanes, los Vargas y los Lasso y unos pocos más, sino muchísimos. Y nos preguntábamos con mi amiga Charo Mariblanca si los Vargas y los Lujanes no tenían orígenes árabes antes de la conquista de Madrid por los cristianos.

Saludos
Maya
avatar
Maya

Mensajes : 1389
Fecha de inscripción : 22/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: la Cerca o tapia de la Casa de Campo

Mensaje por mary fely el Mar Dic 27, 2011 10:36 pm

Hola Maya

Dificil es saber sobre el origen de estas familias y sobre todo de los Vargas ya que había dos ramas, los Vargas de Madrid y la otra línea los de Ibán de Vargas ya que desde el siglo XV los datos son abundantes, como para toda la nobleza matritense.

Además si nos guiamos por San Isidro que nace más o menos cuando la ocupación cristiana-lo digo de memoria, lo comprobaré-su amo sería también un niño, con lo cual no parece que viviera en Mayrit; se dice que el amo de San Isidro vino con el rey Alfonso VI.

Voy a buscar un libro que tengo El Madrid de Isabel I de nuestro querido profesor Manuel Montero Vallejo, en el que recuerdo que se emncionan todos los apellidos antiguos matritenses.


Saludos,
Mª Fely

mary fely

Mensajes : 961
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: la Cerca o tapia de la Casa de Campo

Mensaje por mary fely el Miér Dic 28, 2011 2:43 am

Hola de nuevo, Maya

Te copio del libro El Madrid de Isabel I "estudios de historia y arte sobre la villa de Madrid en el siglo XV" Manuel Montero Vallejo, un pequeño texto sobre el apellido Vargas.

Los Vargas son gavilanes...."Palabras tan expresivas las decía el pueblo de Madrid para encarecer la antigüedad y nobleza del apellido, por otra parte totalmente madrileño. poeque todavía se encuentran hasta diccionarios heráldicos que quieren provenga del toledano pueblo de Bargas, cuando no de latitudes más meridionales, siendo lo cierto que los hijodalgos matritenses aquí registrados en el siglo XII arrancan todas las líneas peninsulares y americanas. Ya hemos aludido a los tres hermanos de apellidos Vargas que refiere Quintana. por su parte, Mogrobejo se inclina por la versión de un Ibán o Juan de Vargas como punto de partida; concuerdan ambos en que el precursor, o precursores, había llegado con las hueste de Alfonso VI cuando ocupó Madrid-1083-1085-. En cuanto a los remotos orígenes no concuerdan los autores, aunque los solares atribuidos no se encuentren lejanos: las montañas de Burgos o el valle de Toranzo, en Cantabria. Conviene recordar que no lejana al mar cántabro existe la localidad de Bargas, aunque no podamos probar relación alguna.

Estamos de acuerdo parcialmente con ambas versiones acerca del creador del linaje, pero ninguna resulta enteramente cierta. Los tres hermanos no pudieron llegar a madrid con el monarca y ser uno al tiempo amo de San Isidro por razones cronológicas-el Santo nace al menos por los años de la ocupación cristitiana-; igual inconveniente se presenta al ser el mílite que se asentó en la población tras su llegada con los castellanoleoneses. Al menos, resultaría muy dificil, si consideramos conjuntamente la perspectiva de la vida de aquellos tiempos-al entrar a su servicio, ya era Isidro un hombre casado-y que Ibán estaba afincado en la ciudad y con bienes raices en ella y su entorno. Tampoco cuadra la descendencia que le atribuye Mogrobejo, pues no coincide con las posteriores lineas de sucesión de la familia.

Creemos que es lo correcto: Ibán llega a la población recién incorporada al reino de Castilla y recibe la acostumbrada donación regia de solares y tierras. Tiene tres varones: Fernán Sánchez (o Yáñez) de Vargas, pedro Yánez de Vargas e Ibán de Vargas. Pudo también engendrar una hija, María.

Sería ésta la más antigua familia ilustre que perduró por línea principal en Madrid, si nos ceñimos escrupulosamente a datos contrstados. Otros, como los Madrid, que en sus dos ramas invocaban orígenes íncluso anteriores, ofrecen serias dudas en su continuidad y su herencia debió de ser incorporada por otras. De los linajes de procedencia mozárabe no tenemos información suficiente, y la que nos ha llegado parece sospechosa: ¿se fusionaron unos y otros con nuevas familias o se extinguieron naturalmente?."

Te apunto Maya, que el más ilustre de los Vargas en el mundo fue Francisco de Vargas, nació entre1460 y 1466 y falleció en 1524, para la época no fue corta su existencia, alcanzó enorme fama, riquezas, dignidades e influencia. Una de sus prioridades fue "refundir en su rama lo más granado de las propiedades del linaje"

El licenciado Vargas es también conocido por el Secretario, "debido al prestigio adquirido como funcionario real. Ignoramos si es completamente cierto que por él se acuñó el Avergüelo Vargas expresión que, en boca de los monarcas, significa que se cometían a su capacidad los asuntos más arduos y complicados, mas de ello se ha conservado la fama."

Miraré que dicen de los otros dos apellidos, si considero que te pueden dar una pista a tu pregunta, te copiaré un poco.




mary fely

Mensajes : 961
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: la Cerca o tapia de la Casa de Campo

Mensaje por Maya el Miér Dic 28, 2011 3:38 pm

Tengo este libro, Mary Fely. De todas formas gracias.

Una opinión del siglo XIX sobre el apellido Vargas:
Plinio hace mencion de un rio de Tracia llamado Vargus, de cuyo nombre, segun algunos genealogistas, deriva el apellido Vargas. Segun otros, esta ilustre casa desciende de Lucio Vargunteyo, senador romano, de quien hace memoria Salustio. Algunos menos propensos á meras conjeturas se inclinan á creer que procede de algun caballero godo, de los que despues se llamaron mixti-árabes ó mozárabes. Ello es que pocas casas de España pueden contar la serie de sus preclaras generaciones desde tiempos tan remotos como la casa de Vargas.
Fuente: Francisco Piferrer, Nobiliario de los Reinos y Señoríos de España, Segunda edición, Madrid, 1857, p. 150.
avatar
Maya

Mensajes : 1389
Fecha de inscripción : 22/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: la Cerca o tapia de la Casa de Campo

Mensaje por mary fely el Jue Dic 29, 2011 3:53 am

Hola Maya

Este texto que has enviado no lo conocía y es cierto que el apellido Vargas en España desde tiempos remotos se tiene constancia de tantas generaciones y lo que más llama la atención es que sus miembros siempre han resaltado por distinguirse de las demás personas por sus cualidades personales y su buen que hacer con la sociedad, y sin perder de vista su salud y fortaleza, sobre todo Diego el Viejo que tenía un hijo que se llamaba igual y que coincidían los dos como regidores, pues bien el padre era regidor en 1465 y en marzo de 1500 es cuando deja el cargo y nos dice la historia que cincuenta y cinco años antes había participado en la batalla de Olmedo, junto al rey Juan II.

Personalmente me decantaría por pensar que bien pudiera tratarse de algún caballero godo al igual que San Isidro que con la estatura que tenía para esa época, más bien sería desdendiente de visigodos.


Saludos,
Mª Fely

mary fely

Mensajes : 961
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: la Cerca o tapia de la Casa de Campo

Mensaje por mary fely el Vie Feb 03, 2012 2:02 pm

Hola amigos

Sigo con las escrituras de ventas en la Casa de Campo por parte de Felipe II a los dueños que las poseían:

10-12-1565

Escritura de venta que otorgó Alonso de Quintana, a favor de FelipeII, de una tierra cerca de la Real Casa de Campo de Madrid.

"Sepan por cuantos la presente escritura de venta y enajenación perpetua, vieren como yo, Alonso de Quintana, digo que como el rey nuestro señor mandó hacer un camino desde el que va a Pozuelo hasta el de Alcorcón, para el cual se me tomaron una tierra que yo tengo que fue de la abadía de Santa Leocadia, en que hay 1 1/2 de pan en sembradura que se taso en 1000 maravedía a razón de 8000 la fanega, y se dieron otros 500 a razón del barbecho para hacer valladar.

A continuación viene una carta de pedro de Santoya, pagador de las obras del Alcazar y del Pardo.

Pareciome ante mi Francisco López y María López, e Luisa y Isabel Barrientos, y Luisa mujer de Alonso Pérez y Juan Pérez y Juan López y Damián Rodriguez, y Diego de Salazar, y Gonzalo de Oviedo, y Alonso de Quintana, vecinos de Madrid. Y dijeron que ellos han dado una peticiín a su magestad, para que se les mandase pagar cierto daño que han recibido en sus viñas y tierras de pan llevar por haber echado el arroyo del Vadillo por el camino de Pozuelo, y echado el dicho camino de Pozuelo por sus heredades, tierras y viñas y para ello se han tomado pedazos de tierras, e que Pedro de Santoyo hiciera relación del dicho daño.

Primeramente midieron y tasaron las tierras empezando por la viña de Juan López que alinda con el camino de Alcorcón, dejando el camono de andcho 5 estadales y cada estadal de 3 brazas y media, que se tomaron 50 cepas se tasaron en 2.500 maravedís. Más adelante en linde con dicha viña yendo hacia Pozuelo por el dicho camino nuevo se midió lo que se había tomado para el dicho camino de la viña de Isabel de Barrientos, linda mujer que fue de Alonso Pérez y hubo 8 celemines que midió de pan por mitad y se contaron las cepas que podía haber y había 285 cepas y vi que el dicho camino atravesaba la viña con el dicho camino. Así por el daño y por las tierras que se tomaron se tasaron en 15000 maravedís. Y midiose otro más arriba, otro pedazo de tierra que era de Damián Rodriguez y de Gonzalo de Oviedo y hubo en ello 18 estadales que son a cuesta de 18 cepas y tasaron en novecientos maravedís.
Más arriba, en medio otro pedazo de tierra que es de Francisco López, sastre y hubo en él 5 celemines de pan por mitad que con otra tierra se tasará más adelante.
Y más arriba se midió otro pedazo de tierra de Isabel de Barrientos, linda mujer y hubo 13 celemines de pan por mitad que se tasó en 2.000 maravedís.
Y más arriba se midió un pedazo de viña que se tomó a Diego de Salazar que hubo 40 estadales que son 40 cepas que se tasó a razón de 13.500 maravedís al arrancarlas 1656 maravedís para vallarlos.
Más arriba se midió otro pedazo de tierra que es de la abadía de santa Leocadia que ahora poseía Alonso de Quintana, y hubo en ello 1 1/2 de pan por mitad y tasose a razón de 800 maravedía la fanega, y que se pagó por el barbecho y por vallarla montando todo 1.500 maravedís.
Mäs adelante se midió otra del dicho Francisco López sastre quien aportó para el dicho camino hasta el arroyo de la Judía y hubo en ello 11 celemines de pan por mitad, y estas tierras y otras se tasaron 15.750 maravedía"

Y otra vez vemos aquí mencionado el arroyo de la Judía...¿pero donde se encontraba este lugar?

Tengo un plano pequeño de finales del siglo XIX de Pozuelo de Alarcón, en el cual es muy curioso ver que desde el camino que salía de dicho lugar hacia Alcorcón-me he pateado hace tiempo todo el trecho para compararlo-estaban las viñas de Pozuelo, y para más sorpresa en el plano se ven las viñas y como el camino mencionado se metía por dentro de las viñas como dice el escrito de la escritura, y cerca de este lugar, en tierras que pertenecía a Boadilla hay un camino que se llama "de la Señora", ¿se trataría de la Judía?, lo que parece claro es que las viñas como he dicho de Pozuelo debían de ser las que se transformaron para hacer el camino desde Pozuelo hasta Alcorcón, y si esto fuese cierto estaríamos en la zona en que se encontraba el camino, el vado, el arroyo de la Judía y esto que importancia tendría, pues que nos daría una pista importantísima y cambiaría muchos datos escritos hasta ahora si nos guiamos por lo mencionado por Agustín Gómez Iglesia que dice: "..en un artículo de la antigua revista Villa de Madrid titulado La Sagra madrileña, el Campo del Moro y la Casa de Campo, mencionaba una cita relativa a un carril o camino que "desde la puerta de la Alvega iba a la "huesa" del "Raf" o Rabí", y señalaba que "indudablemente, que esta mención, junto a la anterior del vado de la Judía en el Manzanares y (...) el arroyo del valle de la Judía, son reminiscencias toponímicas del apartamiento de los judíos, al lado occidental de la muralla". ¿Donde se hallaban el "valle", "el vado" y "arroyo" de la Judía? ¿Se podrían relacionar estos lugares con la judería y el cementerio hebreo? fuente: Isabel Gea Ortigas-Madrid musulmán, judío y cristiano (nuestra querida Mayrit, lo menciono porque con el seudónimo de su querido Madrid, resulta que su nombre y apellido quizás muchos foreros nuevos no la relaciones jjeje)

Pienso que quizás con el cementerio hebreo será dificil comprobarlo, pero desde luego no cabe ninguna duda-por lo menos para mí-que la zona del valle del Meaques, y sus aldeas antiguas como Húmera, Somosaguas, la desaparecida San Pedro de Meaques, la ciudad carpetana de Egelesta, la calzada romana, los asentamientos hasta de Pozuelo desde la Prehistoria,las villas romanas (descubierta recientemente y justo en estos terrenos de La Pingarrona( Boadilla del Monte) y muchos más datos que ya he mencionado de sobra en este hilo, avalan que aquí no solo fue
importante en estos terrenos por encontrarse la Casa de Campo, aquí hubo una historia que todabía no se ha escrito y que queda pendiente.
Procuraré hacer llegar a Mayrit el plano en cuestión porque he mencionado muchos datos en este hilo que viendo el plano será muy fácil comprenderlos mejor.

Saludos,
Mª Fely

mary fely

Mensajes : 961
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: la Cerca o tapia de la Casa de Campo

Mensaje por mary fely el Vie Feb 03, 2012 7:23 pm

Esta es la última compra que hizo Felipe II a los dueños que poseían tierras de labor en la Real Casa de Campo. Me parece que los dueños de estas tierras eran gente principal en Madrid.

3-4-1566

EScritura de venta que otorgó Francisco de Madrid, a favor de Felipe II, de una heredad junto al puente de Segovia de Madrid.

"Sepan por cuantos la presente escritura de venta y enajenación perpetua, vieren como yo, Francisco de Madrid mercader, y yo Esteban Fern´´andez, e Juan Fernández mercaderes, sus hijos y Catalina Fernández, e Isabel Fernández, e Mariana Fernández mujer de Alonso de Madrid, e todos sus hijos e hijas de Francisco de Madrid y de Ana Fernández su mujer difunta, e por tanto nos todos los dichos hijos de Francisco de Madrid y Ana Fernández, decimos que tenemos una heredad de cepas y olivos cercada junto a la puente segoviana, exttramuros de la villa de Madrid entre la Casa de Campo de su Magestad y el camino que va a Alcorcón (el antiguo o el nuevo?) que alinda por una parte con el dicho camino, y de la otra por el arroyo que va por el camino que va a Pozuelo, la cual heredad su magestad mandó comprar y mandó tasar, 632.642 maravedís.

Retención y quitación de los censos que tenía el colegio y casa de Donados de esta villa que tenía en cada un año sobre el cercado de Francisco de Madrid.

Estando en la casa y monasterio de San Jerónimo extramuros de la villa, a 19 de marzo de 1566, estando juntos congregados capitularmente a campana teñida, el vicario y frailes del dicho monasterio y especialmente el señor Fray Andrés de Valdemoro, vicario que asistió y presidió en estos autos en nombre del prior del dicho monasterio que estaba ausente. Fray Pedro de Aragón y fray Domingo de Berlanga, y fray Antonio de Corzuelos? Y fray MIguel de Tendilla y fray Juan Nava y fray Juan de torijos, y fray Miguel de Soto y fray Lucas de Santa María y fray Diego de Toledo, que se juntaron en el dicho capítulo y se congregarón con el dicho viacrio frailes profesos del dicho monasterio, dijeron que recibían y recibieron de Francisco de Madrid que ausente estaba 210.=== maravedíes de plata castellanos de a 4 y de a 2 que lo sumaron y valieron. Y estos serenísimos reverendos como patronos del colegio y casa de los Donados de Santa Catalina, y se pagó la redención de censos de los 10.750 maravedí en cada año que el dicho colegio y casa de Donados Santa Catalina de que es patrón el monasterio de San Jerónimo tiene sobre un cercado que tiene Francisco de Madrid, extramuros de la villa a la puente segoviana de olivos y viñas el cual ha mandado comprar su magestad."


Saludos,
Mª Fely



mary fely

Mensajes : 961
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: la Cerca o tapia de la Casa de Campo

Mensaje por Maya el Lun Feb 06, 2012 11:16 pm

Os pongo este plano de parte de Mary Fely:



image host

Pulsad sobre la imagen y sale entera.
Os aconsejo guardarlo (Guardar imagen como) para poder analizarlo en alta resolución. No conviene que lo reduzca, ya que es un plano.
También podéis pulsar sobre Ver imagen y la tenéis más pequeña a la vista: Pero es mejor la otra solución.
He tenido que ir al servidor de imágenes PostImage como lo hacía anteriormente, porque la rana se ha puesto mustia y exige que nos registremos en el último momento.

Maya
avatar
Maya

Mensajes : 1389
Fecha de inscripción : 22/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: la Cerca o tapia de la Casa de Campo

Mensaje por mary fely el Mar Feb 07, 2012 1:53 am

¡¡¡Perfecto, Maya!!!

Muchas gracias por hacernos llegar este plano tan grandioso; si vieras como es el que yo tengo, te daría risa, es lo más pequeño que te puedas imaginar, y para leer las letras que definen los caminos, las veredas..etc. lo he tenido que ver con gafas y con una lupa grande, y aún así, ahora puedo descifrar algunos nombres, que me era imposible, y eso que conozco toda la zona perfectamente.


Un abrazo,
Mª Fely

mary fely

Mensajes : 961
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: la Cerca o tapia de la Casa de Campo

Mensaje por Maya el Mar Feb 07, 2012 2:03 am

Hola Mary Fely

Es que el tuyo estaba en un pdf y éste es una imagen de Mayrit que te dio para poder ponerla en el foro pasando por un servidor de imagen.

El asunto de ImageShack no me ha gustado. Por esto decidí ir de nuevo a PostImage.org. Últimamente muchos sitios nos piden registrarnos gratuitamente y así nuestro datos (e-mails, etc.) van por toda la red y nuestro correo se llena de spams sin que sepamos de donde sacan nuestras direcciones. Limpiar cada día el correo de todo esto es una gran perdida de tiempo.

Un saludo
Maya
avatar
Maya

Mensajes : 1389
Fecha de inscripción : 22/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: la Cerca o tapia de la Casa de Campo

Mensaje por mary fely el Miér Feb 08, 2012 10:38 pm

Hola amigos

Ahora que veis el plano, os será más fácil comprender muchos lugares que menciono en este hilo, y que os señalo los más importantes.

Para empezar, el camino de la Cañada de la Carrera, era y es la calzada romana que salía desde Titulcia hasta el puerto de la Fuenfría, pasaba cerca de Parla, Getafe, Villaverde Bajo, Carabanchel, ¿Miacum?, Casa de Campo, Collado Villalba, Pto. de la Fuenfría, Riofrío, Segovia, Cauca, Pozuelo, Nivaria, Valdestillas (estas últimas en la provincia de Valladolid). En el plano podemos ver el camino de la Cabeaña de las Carreras que hoy en día sigue denominandose así y está en la colonia de La Cabaña (Pozuelo) , después la calazada romana se convirtió en Cañada Real y en la actualidad tiene una conexión con la calle Real de Madrid. Viene de la Casa de campo y avanzando por la colonia de la Cabaña, pasa por la finca de la Fontarrona- hoy propiedad de los Hnos. de Cristo Rey- y sigue su curso por Montealina y Monteclaro (urbanizaciones muy grandes de Pozuelo de Alarcón)

La gran extensión de arbolado en el plano, donde nombra el Palacio de Remisa y que abarca los términos de Pozuelo, Majadahonda y las Rozas era propiedad del II marqués de Remisa, D. Jesús Muñoz y Sánchez. Se edificó un palacio en la calle Recoletos, justo a la izquierda del actual palacio del marqué de Salamanca, persona con la que tenía numerosos negocios conjuntos.
Fundó el Plantío de Majadahonda, conocido como el Plantío, donde construyó un apeadero particular para la familia, antecedente de la línea de Cercanías actual de Madrid. En el Google, podéis ver si os interesa la historia de este famoso personaje.

Las viñas del plano que pertenecían a Pozuelo, pueden ser las que se citan en las compras de Felipe II para construirse la Casa de Campo, coíciden en ella que desde el camino de Pozuelo, nace el de Alcrcón-podía ser el nuevo-y efectivamente en las viñas por donde va el camino de Alcorcón parece que estas viñas hubieran sido un poco más amplias ¿serían tal vez las viñas que vendieron en fecha 10-12-1565 que hicieron daño al echar el arroyo del Vadillo por el camino de Pozuelo? También se pude ver la vereda de la Señora, como os indicaba.

Saludos,
Mª Fely

mary fely

Mensajes : 961
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: la Cerca o tapia de la Casa de Campo

Mensaje por mary fely el Miér Mayo 02, 2012 1:57 am

Hola a todos

Voy a incluir en este hilo, algunos datos personales del creador de la Casa de Campo, me refiero naturalmente como podéis suponer, a Felipe II. Muchos de ellos los conoceréis casi todos, pero quizás algunos otros no pues son documentos que se encuentran en el archivo de Simancas y me los envió, nuestro buen amigo Francisco, al que sigo echando de menos en el foro Crying or Very sad

Empecemos por saber como era físicamente...nos lo cuenta un observador escocés en 1554 que era de estatura media más bien pequeña, y continuó:

"De rostro es bien parecido, con frente ancha y ojos grises, de nariz recta y de talante varonil. Desde la frente a la punta de la barbilla, su rostro se empequeñece; su modo de andar es digno de un príncipe, y su porte tan derecho y recto que no se pierde una pulagada de altura; con la cabeza y barba amarillas. Y así para concluir, es tan bien proporcionado de cuerpo, brazo, pierna, y lo mismo todos los demás miembros que la naturaleza no puede labrar un modelo más perfecto"

Es de este modo como aparece en los primeros retratos de Tiziano y Antonio Moro: Tímido quizá, pero bien parecido; y rey hasta la médula.
El desarrollo intelectual de Felipe II igualaba su progreso físico. Las cartas que escribía revelan la evolución de su estilo literario y su letra aún más característica, que pudiera escribirse con propiedad como "todo menos ilegible-imagen visual de los círculos de dominio y de poder-siempre volviendo hacia el que escribe" (veánse las páginas 28-29)

Felipe mostró la misma obsesión por su estado de salud que su bisnieto Luis XIV (quien, como es bien sabido, escudriñaba el diario de sus médicos mientras se sentaba en el excusado). En los inventarios de las posesiones del rey, compuestos después de su muerte, encontramos muchos artículos que reflejan su preocupación por la salud, y aún más, por la limpieza personal. Tenía "un limpiador de dientes de ébano, con dos engastes de oro esmaltado; ...una buseta de plara dorada, pequeña...para tener polbos de dientes para su magestad;...un palo de oro con los cabos vueltos para dar cauterio a los dientes;...un punzón y una paletilla para las orejas y otra pieza para raer la lengua, todo de oro;...una escobilla chiquita para limpiar peines;...dos dedales de plata para guarda de uñas;...un vaso de plata...para tomar purgas de su magestad".
Había asimismo frascos y cajas de sustancias especiales con fines medicinales:cuerno de rinoceronte, coral, ambar, bálsamo, coco, y "tres xortijas de hueso que dicen ser buenas para las almorranas".

La dieta de Felipe era abundante, pero muy monótona. Solamente hacía dos comidas al día (almuerzo y cena) y la selección de platos era exactamente igual para cada una: pollo frito, perdiz o paloma, un trozo de caza, pollo asado, una tajada de venado y un buen pedazo de carne de vaca (de dos quilos, aproximadamente), excepto los viernes en que había pescado. Había sopas y pan blanco en cada comida, fruta a la hora del almuerzo y ensaladas por las tarde; pero apenas consumía verduras, y las cuentas de la casa demuestran que realmente se tomaba poca fruta. Más tarde, Felipe obtuvo permiso expreso del Papa para comer carne aún los viernes y durante la Cuaresma con motivo de su débil constitución. "No querer probar a mudarnos el régimen" le dijo al Papa.

Fuente: Felipe II, Geoffrey Parker


Saludos,
Mary Fely

mary fely

Mensajes : 961
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: la Cerca o tapia de la Casa de Campo

Mensaje por mary fely el Sáb Mayo 05, 2012 1:54 am

Hola..veamos como trabajaba Felipe II

"En mayo de 1571, cuando Espinosa convenció al rey de tomar un secretario privado especial para manejarlas, 1252 instancias distintas fueron presentadas a la corona, esto es, más de cuarenta al día. El rey tenía que decidir sobre todas y cada una.
No es sorprendente que a veces Felipe II se sintiese incapaz de acabar su trabajo. ""Aunque estoy con 100.000 papeles delante, me ha parecido acordaros lo que aquí diré..."", decía al comienzo de una nota desesperada a uno de sus secretarios......era infatigable; podía trabajar a todas horas y en cualquier lugar. Cuando hacía bueno llevaba sus papeles consigo (aunque hubiera preferido no hacerlo): ""Hasta agora no he podido desembolverme destos diablos de papeles, y aún me quedan algunos para la noche y aún llebo otros para leer en el campo adonde daremos una buelta agora"" El rey leía frecuentemente despachos mientras viajaba, aun embarcado. Cuando la familia real navegaba por el Tajo en Aranjuez, Felipe llevaba ""en su barca un bufete, en que iba firmando y despachando negocios que le traía Juan Ruiz de Velasco, su ayudante de cámara"". Mientras en las orillas del río, bailaban las cortesanas y una orquesta de negros tañía sus guitarras.
POcas veces podía combinarse tan agradablemente los negocios con el placer y protestaba...""por aver estado toda la mañana en cosas de flandes hasta bien tarde, y después firmando mucho que ha venido oy,no quedo agora de provecho: Y así me iré al campo. Y si pudiere después, os llamaré"" ""Agora me dan otro pliego vuestro. No tengo tiempo ni cabeza para verle y así no le habro hasta mañana, y son dadas las 10 y no he cenedo; y quédame la mesa llena de papeles para mañana pues ya no puedo más agora"" o de nuevo ""Son las 10 y estoy hecho en pedazos y muerto de hambre, y es día de ayuno. Y así quedará esto para mañana"" El rey se quejaba con frecuencia de vista cansada: ""Aunque la cansancia es menos que ayer, tengo bien ruines los ojos""; o ""con los ojos medio cerrados""
La causa eran sin duda las largas horas de trabajo y la mala luz. No parece haber llevado anteojos, aun.ue tenía dos pares de ""de anteojos de viaje""probablemente para proteger sus ojos contra el polvo.

La presión de los asuntos oficiales estaba haciendo mella en la salud del rey, y era esencial reducir su participación personal en asuntos de menor importancia....Mateo Vázquez propuso que él se ocupase de todo el correo destinado personalmente al rey, ""con que cessaría mucho el leer y escrivir Vuestra Magestad por su mano""...Fue una buena idea y durante los dieciocho años que siguieron, Váquez desempeñóaría el papel que había propuesto, actuando como secretario particular del rey."

Fuente: Felipe II, Geoffrey Parker

Saludos,
Mary Fely


mary fely

Mensajes : 961
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: la Cerca o tapia de la Casa de Campo

Mensaje por mary fely el Dom Mayo 06, 2012 1:28 am

El rey se divierte:

...al final de una carta rutinaria de uno de sus secretarios acerca de un tema de obras públicas, revela algunas de las aficiones más arraigadas y profundas de Felipe: las aves, los jardines, la construcción, los ruidos de la naturaleza: pero revela aún más la emoción y entusiasmo casi pueriles del rey por el mundo retirado que estaba creando para sí en el corazón de España.
"Tan pronto como volvió de su largo viaje a los Paises Bajos y a Alemania supo lo que quería. Casi desde el momento de su llegada a España en 1551, auqnue técnicamente no era más que príncipe regente, felipe comenzó a dar órdenes para que los palacios reales de Castilla y sus jardines fuesen ""como los de los Países Bajos"".
Envió a sus arquitectos y jefes jardineros de viaje por Francia y otros paises para recoger ideas de cómo cambiar su patrimonio y ahcer el musdo privado del rey más aislado y exuberante. Se abandonó la práctica tradicional de cultivar árboles y arbustos frutales en los jardines reales. En 1553, el custodio de palacio real en Aranjuez recibió la orden de arrancar todos los olivos, nivelar el terreno donde crecían y sembrar hierba. Almendros y moreras debían arrancarse también, dejando solamente unos pocos grandes, ""que éstas solamente han de quedar para la vista y no se han de labrar ni cultivar...No ha de quedar ningún sembrado ni de melonar ni de ortaleza"" Todos los muros de barro serían sustituidos por setos, y una red enteramente nueva de riachuelos y ríos sería creada, incluyendo unos lagos artificiales. ""Que se haga una laguna muy grande en el arroyo de Hontigola y otras dos o tres pequeñas en el de hazia Ciruelos para que vengan a ellas aves para el altanero"". Al poco tiempo ordenaba crear jardines ""flamencos"" similares en otros palacios reales: en la Casa de Campo (cuatro mil acres de jardines, planificados por el propio Felipe, cerca de Madrid); en el Pardo, también cerca de Madrid, y El Bosque, cerca de SEgovia. Desgraciadamente, estos primeros esfuerzos no tuvieron éxito. Durante la segunda ausencia del rey en el norte de Europa (1554 a 1559) se dejó morir a todos los árboles nuevos (porque los jardineros españoles no apreciaban la necesidad del regadío) y retornaron las viejas costumbres de recoger fruta. Cuando por fin volvió a España, Felipe se horrorizó de lo que había ocurrido, y decidió que la única manera de tener jardines flamencos en la Península Ibérica era importar jardineros flamencos para hacerlos. Por lo tanto, se trajeron a España expertos en construir dique y lagos artificiales, sembradores y cultivadores especializados, formando una colonia de unos treinta neerlandeses, muchos de los cuales decidieron asentarse en su nuevo país. El rey en persona dirigía su labor, y a lo largo de la década de 1560 visitó una y otra vez los diversos jardines, dando órdenes sobre el terreno acerca de dónde plantar árboles y cómo disponer los macizos de flores. Las cartas a los custodios de sus palacios terminaban frecuentemente con la orden: ""Hasta que yo lo torne a ver, no me ha parecido determinar lo que se ha de hazer."" SE emprendieron obras a gran escala en los jardines reales; se trajeron árboles de todas las partes, de Francia, Flandes y América, además de toda España, y en cantidades enormes: 65 manojos de árboles y retoños de los viveros de Holanda, en 1561, y 36 "arcas" más, en 1565; 1500 jazmines y 3.000 mirtos de Valencia; así como 1775 árboles de Arcos, en enero de 1562; 50 naranjos de Plasencia el mes siguiente, y así sucesivamente en otros lugares..El Bosque..., El Escorial...Y cuando dominó Pôrtugal, una de sus primeras ordenes fue que mandansen jardinesros a los palacios reales de Almeirim y otras partes ""para ponellos "los jardines"en la orden y perfección que están en la Casa del Campo y Aranjuez"". Con razón estaba el rey orgulloso de ellos: los dos eran únicos en España, La Casa de Campo con sus fuentes ornamentales y grandes lagos artficiales (lo suficientemente grandes como para montar una gran batalla simulada de galeras en 1570 con motivo del matrimonio del rey con Ana de Austria); Aranjuez, con sus islas ajardinadas, sus paseos sombreados y sus lozanas praderas. A veces comía allí, rodeado de la fragancia de las flores que había plantado, y como en todos sus palacios, se aseguró de que el escritorio en el que se afanaba sobre sus papeles estuviera colocado junto a una ventana sobre sus jardines."

Fuente: Felipe II, Geoffrey Parker

Saludos,
Mary Fely



mary fely

Mensajes : 961
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: la Cerca o tapia de la Casa de Campo

Mensaje por mary fely el Mar Mayo 08, 2012 2:13 am

Má curiosidades sobre el tiempo libre para el rey....

"Los jardines no sólo estaban dispuestos para sastisfacer el amor al rey por las flores. En Aranjuez existía también un pequeño zoo. Comenzó con cuatrocamellos, que fueron traídos al palacio en el decenio de 1570 desde Africa. Se procuró que procreasen, ya que resultaron ser útiles en trabajos de construcción como animales de carga, y en 1600 había cerca de cuarenta. También había avestruces. En 1584 el rey estaba emocionado con la llegada de un número de ejemplares de Äfrica y reflexionó sobre que tipo de jaula que había de utilizarse para encerrarlas. Quizás se tomó una decisión equivocada, porque cuattro años más tarde un ""abestruz brava"" se escapó y atacó a un jardinero, lesionándole de tanta gravedad que estuvo sin trabajar varias semanas (típicamente, el incidente se ha conservado para la posteridad sólo porque el rey ordenó que se le entregasen al hombre veinte ducados en compensación de pérdidas salariales, y el pago se apuntó en las cuentas). E la casa de campo había un zoo más grande, con elefantes, rinoceronte (una rareza en Europa) y leones (de nuevo, la seguridad dejaba mucho que desear, porque en 1563 una leona se escapó hiriendo casi mortalmente a un cortesano mientras la familia real miraba impotente desde su carroza). Había yambién una bandada especial de cisnes, importados por los Países Bajos, que flotaban majestuosamente en los lagos artificiales construídos por expertos holandeses ( y cuidadosamente provistos tanto de percas como de carpas, importadas también de los Paises Bajos en contenedores especiales).

Felipe era un pescador entusiasta, siempre dispuesto a echar su caña al Tajo en Aranjuez o al Eresma en el Bosque (el Eresma era rico en truchas), así como en los lagos privados. Los peces estaban protegidos por una legislación draconiana: todo aquel que fuese atrapado pescando en los estanques reales escibiría cien latigazos a la primera ofensa y se le mandaría a galeras por la segunda; todo aquel que fuese sorprendido nadando en los estanques reales, sería multado con tres mil maravadíses (ocho ducados). El rey no tenía la intanción de pasarse todo el día pescando sin resultados: la via era demasiado corta para eso. Por lo tanto, antes de ir al Pardo en febrero de 1566 dió ordenes, "" por si yo pudiese ir mañana al Pardo, que no sé aún de cierto, hasta ver si podré acabar un negocio esta noche, embiad luego a avisar...que deshague el estanque pequeño dsede esta noche, para que a la mañana esté ya baxo y le podamos pescar..."". Los peces no podían esperar misericordia"".
Al igual que con la pesca, lo que le causaba satisfacción era la cantidad, no la calidad, de lo que cazaba. Su técnica de caza favorita consistía en adentrarse con su familia en el bosque hasta una trampa camuflada con redes hacia la cual era ojedada una manada de ciervos. Cuando los ciervos quedaban atrapados en las redes, se soltaban los perros de caza reales contra la manada, y así la mayoría eran despedazados en el lugar justo donde observaba, encantada , la familia real.
""En un santiamén-observó un visitante extrangero-treinta ciervos o más eran matados"" Con un dueño tan activo no había lugar para furtivos. En la década de 1590, cuando la atriris casi no lo permitía moverse, el rey y su familia se dirigían a un claro bosque en su carroza; allí esperaban hasta que sus numerosos monteros 8había más de sesenta adscritos a la casa real) los ojeaban la caza para que la despechen con ballesta o arcabuz.

El amor a la naturaleza del rey no le llevaba a descuidar el interior de sus residenciales reales. Los registros de su Junta de Obras y Bosques contienen más de cinco mil folios de órdenes sobre el patrimonio real, referentes la mayoría a la construcción o reconstrucción de sus palacios. Felipe II vivió una gran parte de su vida en medio de una obra.""


Fuente: Felipe II, Geoffrey Parker


saludos,
Mary Fely

mary fely

Mensajes : 961
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: la Cerca o tapia de la Casa de Campo

Mensaje por mary fely el Jue Mayo 10, 2012 1:51 am

"El rey Felipe no solo coleccionaba libros y cuadros.
También le fascinaba la geografía; en agosto de 1570 dio instrucciones a su pintor flamenco Antonio de las Viñas (Antoon van den Wyngaerde) para que hiciese bosquejos de las principales ciudades de Castilla. Aunque Wyngaerde tuvo que dejar de trabajas en 1578 porque sus manos se lisiaron (por lo cual el rey le concedió una generosa pensión por incapacidad), se reunió una colección considerable de ""vistas"" que se expuso en marcos en el Palacio del Pardo. En 1566 se pidió al matemático Pedro ESquivel ""marcase por vista de ojos todos los lugares, ríos, arroyos y montañas, por pequeños que fuesen, en su actual situació"". Esquivel diseñó instrumentos portátiles especiales para llevar a cabo la labor de triangulación, y realizó personalmente muchas de las observaciones, de modo que los mapas, hoy preservados en el Escorial, son extremadamente precisos. Aunque nunca se publicaron, fueron, desde luego, utilizados por el gobierno, por ejemplo, para organizar las Relaciones topográficas. Estas fueron el fruto de dos amplias encuestas llevadas a efecto por el gobierno en 1575 y 1578 en Castilla la Nueva."


Fuente: Felipe II, Geoffrey Parker

Saldos, Mary Fely

mary fely

Mensajes : 961
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: la Cerca o tapia de la Casa de Campo

Mensaje por mary fely el Sáb Mayo 12, 2012 2:01 am

La manía coleccionista de felipe II no conocía límites.

"Poseía más de cinco mil monedas y medallas, todas en vitrinas especiales; joyas y obas de arte en plata y oro; 137 astrolabios y relojes; instrumentos musicales, dijes, piedras preciosas y 113 estatuas de personajes célebres en bronce y marmol; finalmente ra dueño de una gran colección de armas y armaduras, en gran parte reunida ya por Carlo V, que hizo trasladar a un edificio especial, la armería del Palacio Real de Madrid; donde ha permanecido hasta el día de hoy. En total, las colecciones privadas de felipe II estaban valoradas, en 1598, en bastante más de siete millones de ducados, y el coste de los edificios cuya construcción había auspiciado superaba em más del doble de esa cifra (solamente el Escorial había costado cinco millones y medio).

El rey coleccionista no era, sin embargo, un mero dilettante. Tenía una genuina y casi inagotable curiosidad. Cuendo en el invierno de 1587 un hombre llegó de los países Bajos con un par de patines, el rey dispuso que se celebrase una exhibición de patinaje y llevó a sus hijos en una carroza calentada para presenciarla. Después llamó al recién llegado, Jehan Lhermite, que más tarde se convertiría en su ayuda de cámara y cronista oficioso, y pasó algún tiempo examinando los patines e informándose de su funcionamiento.

El rey se sentía igualmente fascinado por la ciencia, la alquimia y la magia. Cuando en 1562 se interrumpió la construción de el Palacio del Pardo por falta de agua, acogió la sugerencia de que se utilizarse un adivino, un muchacho moro, y fue en persona a observarle mientras trabajaba. El muchacho no necesitaba varas; sencillamente "veía" el agua bajo tierra y encontró una fuente a veinticuatro pies bajo la superficie, para deleite de Felipe. Más tarde, el rey mostró interés por ciertos informes que aseguraban que era posible comunicarse con personas ausentes por medio de su imagen".


Fuente: Felipe II, Geoffrey ParKer


Saludos, Mary Fely

mary fely

Mensajes : 961
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: la Cerca o tapia de la Casa de Campo

Mensaje por mary fely el Mar Mayo 15, 2012 1:54 am

Veamos amigos, como se llevaba Felipe II con los papas:

"Si en la copa religiosa de Felipe II hubo algo de amargura, la causa hay que buscarla en sus relaciones con el papado. Los papas con con los que trató decepcionaron casi siempre al rey. Su reinado comenzó con la declaración de guerra de Pablo IV y acabó con el apoyo de Clemente VIII a sus enemigos, los franceses. Gregorio XIII intentó impedir la anexión de portugal en 1580; Sixto V se negó a contribuir a la invasión de Inglaterra en 1588. La escasa ayuda del papado en su lucha para recuperar y devolver al catolicismo a los Países Bajos era lo que más le ofendía a Felipe.
En 1581, se desahogó con su fiel ministro, el Cardenal Granvela:

""Yo os certifico que me traen muy cansado y cerca de acabárseme la paciencia, por mucha que tengo....Y veo que si los Estados Baxos fueran de otro, hubieran hecho maravillas porque no se perdiera la religión en ellos, y por ser míos creo que pasan por que se pierda, porque los pierda yo""

Esta era una observación muy aguda. El papado tenía que considerar las implicaciones políticas de sus acciones; y Felipe II era ya lo suficientemente poderoso como para intentar dictar al colegio de cardenales quién sería el Próximo Papa (Lo hizo con éxito, dos veces, en 1590). Los dominios de felipr cercaban los Estados POntificios por el Norte y el Sur; en 1527, el ejército de su padre había saqueado Roma y tomado al Papa, como prisionero; en 1556, las propias fuerzas de Felipe había invadido de nuevo el territorio papal. Los papas tenían que moderar su respeto por la piedad del rey, por grande que esta fuera, con el temor a su poder.
Sin embargo felipe II era tan poderoso como piadoso. Deseaba ser justo en todo. En las biografías de Porreño y Van der Hammen una cuantiosa proporción de las anécdotas relatadas conciernen a la ansiedad del rey por no agraviar a nadie. Después de su muerte, su entrega a la imparcialidad y la justicia se hicieron legendarías. Por ejemplo, el dramaturgo Pedro calderón de la barca hizode la aparición en escena de felipe II como legislador supremo el punto culminante de su obra más popular, El alcalde de Zalamea, escrita en la década de 1630.

La calidad de la justicia en la España de felipe II está más allá de toda duda"


Fuente: Felipe II, Geoffrey Parker

Saludos,
Mary Fely

mary fely

Mensajes : 961
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: la Cerca o tapia de la Casa de Campo

Mensaje por mary fely el Mar Mayo 15, 2012 9:31 pm

Año 1568, el peor año para Felipe II. Quizás se refugiaría en alguno de sus sitios preferidos para superar su pesar.

"Sin embargo, el trágico fin de Don carlos, al que precedieron los problemas de los Países Bajos y al que se siguió la muerte de Isabel de Valois, parece haber quebrado la serenidad del rey. Al comenzar el año 1569, escribió una notable carta a su consejero principal, el cardenal Diego de Espinosa, que mostraba la profunda depresión en la que había caído. Las cosas habían llegado a tal estado que sentía deseos de abdicar. Tantas cosas iban mal que observaba:

""Son cosas estas que no pueden dexar de dar mucha pena y cansar mucho, y así creed que estoy tantodellas, y de lo que pasa en este mundo; que si no fuese por las cosas de Granada, y otras a que no se puede dexar de acudir, no sé que me haría. Y quizá no me pesa de la dilación de los negocios de Alemania (el matrimonio con Doña Anna) porque cierto yo no estoy bueno para el mundo agora corre, que conozco yo muy bien que havría menester otra condición no tan buena como dios me la ha dado, que sólo para mí es ruín. Y esto páganmelo muy mal muchos; plega a dios que ally se lo paguen mejor""

"Esta carta, revela la engustia del rey cuando Dios parecía haberle abandonado, hubiera sorprendido a cualquier lector de su tiempo por su franqueza. Pero el rey aseguró a su corresponsal: ""No os dé pena lo que yo digo, que como no tengo como quien descansar sino en vos, no puedo dexar de hazerlo."". El secretario del reptor, que diligentemente archivó la carta, anotó al dorso: ""OJo: que no se ha de ver sino por su magestad.""
El rey Prudente tenía buenas razones para desahogarse: 1568 había sido el peor año de su reinado. Aparte de la tragedia de Don Carlos y la muerte de su mujer, hubo más problemas en los Países Bajos, aunque lo peor de todo fue una revuelta importante dentro de España entre los moriscos del reino de Granada (""las cosas de Granada"", a las que se refería la desesperada carta arriba mencionada)"

Ampliaré un poco más el tema de Don Carlos, para conocerle un poco más, dada la controversia que le ha rodeado siempre sobre su personalidad. según la historia, parece ser que su personalidad se deterioró en tres fases. "La primera fue en 1554, cuando Felipe partió para Inglaterra. Conservamos un relato conmovedor de padre e hijo pescando, cazando y comiendo juntos mientras Felipe se trasladaba hacia la costa para su matrimonio con María Tudor. Hasta aquí, Don Carlos parece haber sido un niño bastante normasl; pero se produjo una clara regresión durante su ausencia de cinco años de Felipe. El niño aprendió a leer y escribir muy tarde (incluso a los veintiún años su escritura era irregular y mal formada) y en octubre de 1558 su preceptor, Honorato Juan (que también había enseñado a Felipe II), admitió al rey que no había nada que hacer para que el joven príncipe aprendiese. Ministros como Gonzalo Pérez argumenteban, diplomáticamente, que ""estos de la casa de Austria hazen tarde, como se vio en el Emperador que está en gloria (Carlos V)""; pero al pasar los años y demostrar el príncipe poco interés en nada excepto el vino, las mujeres y la comida, tales explicaciones perdían evidentemente toda consistencia"


continuará...
Fuente: FelipeII, Geoffrey Parker

Saludos,
Mary Fely






mary fely

Mensajes : 961
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: la Cerca o tapia de la Casa de Campo

Mensaje por mary fely el Miér Mayo 16, 2012 1:37 am

Sigo con la triste vida del príncipe Don Carlos:

"Una gran controversia ha rodeado siempre la personalidad de Don Carlos. Su madre sobrevivió a su nacimiento, en 1545, sólo cuatro días. Además Felipe estuvo fuera del país de 1548 a 1551 y de 1554 a 1559, de manera que niguno de sus progenitores desempeñó un papel importante en la educación del muchacho. Es improbable, sin embargo, que el cuidado de los padres hubiese conseguido algo; porque parece claro que Don Carlos compartía las anormalidades mentales manifestadas por varios de sus parientes. Su bisabuela Juana la Loca había sido una pobre lunática encerrada en el castillo de Tordesillas desde 1506 hasta su muerte en 1555, golpeada y azotada hasta la sumisión por sus guardianes (con la aprobación de su hijo Carlos V). La propia abuela de Juana, Isabel de Portugal, también había estado encerrada por locura, acabando sus días en 1496 como prisionera demente en el castillo de Arévalo. Don Carlos, como su primo, el desequilibrado Sebastián de portugal (también abandonado tragicamente por sus padres), tenía una dosis doble de la herencia de Juana la Loca gracias a la endogamia de las familias reales de la Europa moderna temprana; en vez de ocho bisabuelos solamente tenía cuatro, y en vez de dieciséis tatarabuelos solamente tenía seis.
Don Carlos desde 1560 en adelante sufrió prolongados ataques febriles, quizás malaria, que también afectó a su padre y abuelo, que minaron su salud. Luego, en 1562, mientras se encontraba en Alcalá de henares asistiendo a clase en la Universidad, cayó por unas escaleras sufriendo serias lesiones en la cabeza: durante un tiempo perdió la vista y savó la vida gracias a una trepanación realizada por el gran Vesalio. Después de seis meses pudo volver a andar; pero ya no fue el mismo. El embajador imperial, barón Dietrichstein, que estaba bien dispueso, observó que mientras Don Carlos era sensato en algunas cosas, en otras era como un niño de siete años. Probablemente éste era el más favorable de los juicios posibles. Se hicieron notorias las rabietas y destemplazas del príncipe. Los embajadores aconsejaron a sus señores no considerar un matrimonio entre ningún miembro de su familia y el príncipe: ""Normalmente está tan loco y furioso-escribió el embajador francés-que todos aquí se compadecen del destino de la mujer que tendrá que vivir con él"" Tiró por una ventana a un paje que le contrarió; atacó con un cuchillo a los ministros de su padre, incluso al duque de Alba; casi mata a sus caballos por la brutalidad con que los trataba, y a un zapatero que le presentó unas botas demasiado estrechas le hizo comérselas como castigo.

A pesar de estos sucesos desagradables, el rey de ninguna manera había desechado a Don Carlos como demente, ni le tenía todavía antipatía. Al contrario, durante la larga enfermedad de Don Carlos en Alcalá, el rey estaba regularmente presente a la cabecera de su hijo y parece haber deseado y orado sinceramente por su recuperación. Más tarde, animó al principe a tomar parte activa en los asuntos de Estado, a asistir a las reuniones de los consejos y a mantener correspondencia con ministros en el extranjero, y, desde luego, éste siguió puntualmente etos consejos: queda constancia de su frecuente asistencia al Consejo de Estado, y el príncipe además escribía regularmente a su tía, Margarita de Parma, acerca de los asuntos de los Países Bajos. Pero nada de esto podía ocultar los defectos fundamentables.
En 1564, Felipe informó al duque de Alba, entonces ausente de la corte, que ""en juicio y ser, como en el entendimiento...queda (el príncipe) muy atrás de lo que a su edad requiere"". Gradualmente la actitud del rey hacia él, se endureció. Hubo un incidente revelador en 1564, cuando Don carlos pidió al ministro de obras públicas de su padre que reparase el tejado de la casa donde almacenaba algunas posesiones. Mientras el ministro daba su aprobación-""según he entendido lo ha bien menester. Siendo vuestra magestad servido, será bien que se haga porque no se le dañe algo""--el rey desistía y escatimaba esfuerzos: ""Hágase, con que sea de poco gasto, y no más que otras tejas, que quizá querrán comodidades los que allí están, y si ubiere de ponerse teja de nuevo, sea de la vieja del Pardo"". Era bien conocido que, en material de construcción, felipe II utilizaba lo mejor, y , por lotanto, esta evidente tacañería resultaba significativa. Incidente como éste, sin duda, emponzoñaron mucho las relaciones entre padre e hijo, y el rey, según parece, se avergonzaba cada vez más del príncipe, mostrándose cada vez más hostil hacia él".

continuará....
Fuente: Felipe II, Geoffrey Parker



mary fely

Mensajes : 961
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: la Cerca o tapia de la Casa de Campo

Mensaje por mary fely el Miér Mayo 16, 2012 9:40 pm

Sigo con la penosa vida del principe Don Carlos:

"Pero las cosas no se salieron de madre hasta 1567. Para agosto de aquel año, según el embajador francés, que obtuvo parte de la información de la reina (Isabel de Valois): ""Si no fuese por lo que diría el mundo, el rey encerraría a Don Carlos en una torre para hacerle más obediente"". Todo el mundo se daba cuenta de que se estaba cociendo una crisis. A lo largo del otoño de 1567, Don Carlos estuvo amasando dinero, y aparentemente, haciendo preparativos secretos para dejar la corte. Además, el principe comunicó a su confesor que tenía la intención de matar a ""un hombre""; todo parecía sugerir que el ""hombre"" era Felipe II. Finalmente, Don Juan de Austria informó al rey que Don Carlos tenía planes de huir a los Países Bajos (y el mismo Don Juan había demostrado que podía hacerse: en 1565 se había escapado de la corte para unirse a las tropas de auxilio de Malta). El rey tuvo que actuar entonces. Todavía existían conatos de rebeldía en los Países Bajos, y había hombres en la corte que recordaban la peligrosa sublevación comunera de 1520-1521, cuando los dirigentes de las ciudades sublevadas de castilla habían utilizado a Juana la Loca como un símbolo y se habían valido de su autoridad contra la de su hijo, Carlos V. Felipe no podía correr el riesgo de que algo similar volviese a ocurrir.

El 13 de enero de 1568 Felipe ordenó que fuesen elevados sufragios públicos en todos los monasterios e iglesias para pedir la gracia de Dios-aunque no se especificaba por qué y para qué. El 17 de enero el rey llegó a Madrid desde el Escorial, donde había pasado la Navidad, y casi inmediatamente convocó una reunión de sus consejeros políticos principales y ciertos teólogos para aconsejarle sobre el camino a seguir. Su consejo debió de ser claro porque la noche siguiente el ery en persona, con casco y espada, encabezó una partida de consejeros y guardias para arrestar a su hijo y heredero.
Don Carlos fue confinado, como lo había sido Juana la Loca; se le trasladó al mismo lugar que a Isabel de portugal, la abuela demente de Juana, la torre del castillo de Arévalo, que había sido reperada hacía aproximadamente un año; y se le asignó como guardián al hijo del brutal carcelero de Juana la Loca. Estas coincidencias no pasaron inadvertidas a los observadores de la corte.

Pocos abrigaban dudas acerca de la razón del confinamiento del príncipe. Don Juan de Zúñiga, el embajador español en Roma, lo señaló con concisión: ""El rey no dio particular causa al papa de lo que había movido, ni creo que hubo otra sino lo que todos sabemos de la naturaleza del príncipe-que yo la temí de manera que , contra el parecer de todos mis amigos, rehusé de servirle"" La reina también insinuó en una carta críptica al embajador francés que la razón era la demencia: ""DIos ha querido que se haga pública su condición."" Los sentimientos más íntimos de Felipe son mucho más difíciles de averiguar. Su única declaración completa fue una carta escrita al papa en mayo."


continuará...
Fuente: Felipe II, Geoffrey Parker

mary fely

Mensajes : 961
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: la Cerca o tapia de la Casa de Campo

Mensaje por mary fely el Jue Mayo 17, 2012 1:36 am

"El rey afirmaba que:

""(la) causa no había sido la pasión, ni culpa del mismo príncipe, ni propósito de corregirle o enmendarle, pues si esto me hubiera movido, hubiera tomado otros medios sin llegar a este extremo....pero como por culpa de mis iniquidades, ha placido a dios que el príncipe tenga tantas y tan grandes faltas, en parte mentales, en parte propias de su natural constitución, faltándole por completo las condiciones necesarias para el gobierno, viendo yo los gravísimos inconvenientes que se ofrecían dándole la sucesión, y los evidentes peligros en que caería todo, después de largo y especial experimento, y usado en balde todos los medios, siendo evidente que poco o, que mejor, nada se podía esperar de su persona para impedir a tiempo los males que razonablemente se preveían, fue necesario, por fin, seguir este consejo.""

Es lícito pensar que ante esta tragedia personal, el sentimiento de deshonor y de vergüenza ante la incapacidad de su único hijo pesaba más que cualquier sentimiento de dolor y compasión. Prohibió a la reina llorar y ordenó a Don Juan quitarse el luto que se había puesto a raiz del arresto del príncipe. En marzo escribió a los grandes de España prohibiéndoles mencionar a Don Carlos en su conversación y aun en sus oraciones. En abril ordenó el despido de los miembros de la casa del príncipe ""porque cada día el pobre joven esta más trastornado"". El príncipe, observó el embajador francés, estaba ""cayendo rápidamente en el olvido, y se habla de él apenas con más frecuencia que si no hubiera nacido"".
Don Carlos se estaba despersonalizando, se estaba convirtiendo en un problema puramente administrativo. Los archiveros recibieron órdenes de la corona para que buscasen in precedente a la situación del rey Felipe, y encontraron uno: el príncipe Carlos de Viana había sido desheredado por su padre Juan II de Aragón, en 1461; pero murió confinado en cuestión de meses. Este descubrimiento se mantuvo en secreto, especialmente para Don Carlos, que tenía prohibido abandonar sus habitaciones, y aun mostrarse a la ventana, hasta que estuviera preparada la torre en Arévalo.

El encarcelamiento no hizo nada para mejorar la condición del príncipe. Hizo huelgas de ahambre y adelgazó terriblemente, poniéndosele los ojos saltones. Ocasionalmente le forzaban a tomar sopa. Luego comenzó a tragar cosas-incluso un anillo de diamantes-y su comportamiento general se hizo aún más desordenado. En julio de 1568 era evidente que había pocas esperanzas de que sobreviviese. Sólo entonces le traicionaron las emociones a Felipe. SE encerraba para sentarse, melancólico y tarciturno, en un sillón durante días enteros. Cuando el príncipe murió de hambre, el 24 de julio, Felipe decretó duelo general durante nueve días y ordenó a su corte llevar luto general por la muerte de Don Carlos. El agente del duque de Alba en la corte obsevó que ""había pocas señales"" de dolor entre la población en general, mientras que el guardián del príncipe incluso se alegró: ""cierto, si viviera fuera la destrucción de toda ella (La Cristiandad) que su condición y costumbres eran fuera de toda orden. El está muy bien allá y todos los que le conocimos alabamos a DIos por ello""

Nadie pareció haber dudado entonces que Don Carlos había sido confinado por buenas razones o que había muerto de causa natural. Pero el rumor de que había algo más detrás de la inesperada muerte del príncipe fue cobrando fuerza"

Fuente: Felipe II, Geoffrey Parker

Mary Fely

mary fely

Mensajes : 961
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: la Cerca o tapia de la Casa de Campo

Mensaje por mary fely el Sáb Mayo 19, 2012 2:00 am

Felipe se recluyó en un monasterio, después de la muerte de su hijo y "ordenó a sus subditos ""que hagáis la demostración de lutos y otras cosas que en semejante caso se acostumbra y sule hacer"" en memoria del ""Serenísimo Príncipe don Carlos, mi muy caro y muy amado hijo"". Los madrileños tomaron este mandato al pie de la letra, acudiendo en masa al primer sepelio regio desde que Felipe había convertido su ciudad en capital, encabezados por un numeroso cortejo de clérigos. Según López de Hoyos, encargado de redactar una crónica oficial, la procesión incluía a ""gente ynnumerable"" de cada cofradía, cabildo y convento, y se extendía desde el Alcázar a Santo Domingo el Real, donde estaba enterrado el asesinado rey Pedro I el Cruel. Según observó un visitante del convento, poco después, ""sobre la mano izquierda (del rey Pedro) está la sepultura del serenísimo príncipe"", hecho de marmol ""al vivo. Está con insignias de preso, y muestrase allí la humildad con que su Alteza paso la prisión"".

Tanto fray Luis de León como Miguel de Cervantes (este último de veinte años de edad y alumno de López de Hoyos) escribieron conmovedores epitafios en honor de su fallecido príncipe natural, ""de la tierra"" que reflejaban sin duda el temor de que la sucesión recayera en un archiduque alemán.
Cuando Felipe comenzó a reunir cuerpos reales en El Escorial, el de su difunto hijo fue el primero en llegar (junto con el de Isabel de Valois), y ordenó que Pompeo Leoni utilizara el igualmente atractivo retrato realizado en 1567 del príncipe con armadura como modelo para la enorme estatua del cenotafio situado junto al altar mayor de la basílica del Escorial, donde, él solo entre todos los hijos del rey, mira por encima del hombro de su padre , junto a su madre y sus dos madrastras.
La decisión de incluir a don Carlos y así perpetuar el recuerdo del heredero en quien el rey había depositado tantos deseos y esperanzas en vano. supuso para Felipe de unos trece mil ducados, una inversión más que considerable".

Fuente: Felipe II, la biografía definitiva-Geoffery Parker

Saludos, Mary Fely

mary fely

Mensajes : 961
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: la Cerca o tapia de la Casa de Campo

Mensaje por mary fely el Mar Mayo 22, 2012 9:35 pm

Felipe II y la batalla de Alcazarquivir.

"El 13 de agosto de 1578, Felipe II se quejó malhumorado a Antonio Pérez: ""He dormydo de manera esta noche que agora que es antes de comer me estoy cayendo del sueño; y así creo que se vee en las razones y en la letra deste papel, que cierto algunas palabras he escrito durmiendo"". ¿Qué había mantenido despierto al rey? Aún se encontraba en el EScorial ""a ganar el Jubileo plenísimo"", durante la celebración de las fiestas patronales de San Lorenzo, cuando Pérez, desde Madrid, le hizo llegar la dramática noticia de que el gobernador de Fez y sus aliados marroquíes habían derrotado y dado muerte al rey Debastián de Portugal en la batalla de Alcazarquivir. Al enterarse de la noticia, a última hora del día 12 de Agosto, Felipe ""retirose luego a su oratorio"" y a continuación se fue a acostar, pero, como le decía a Pérez, no pudo dormir.

El desastre no fue del todo una sorpresa. Felipe había celebrado la Navidad de 1576 con su sobrino en el monasterio de Guadalupe y discutido sobre el plan de SEbastián de encabezar un ataque sobre Larache, el puerto principal del reino de Fez, en Marruecos; también allí le prometió proporcionarle 50 galeras y hasta 5.000 soldado para dicha expedición. Aunque ninguno de los monarcas consiguió movilizar sus recuersos en 1577, al aprecer Felipe no informó a su sobrino de que entretanto había enviado un emisario, Giovanni Margliani, con plenos poderes para renovar el alto el fuego temporal concluído por don Martín de Acuña,.
En febrero de 1578, en nombre de sus señores, los dos italianos firmaron una "suspensión de armas"" de un año que incluía no sólo a los imperios español y otomano, sino también a una serie de aliados, uno de ellos, el gobernador de Fez. En su informe a Felipe, Margliani dejó claras dos cosas: primero, que el acuerdo no podía mantenerse en secreto (y, de hecho, tres días después el enviado veneciano en Estambul se hizo con una copia y la envió a la República); y segundo, que si el rey enviaba unos regalos adecuados junto con una embajada formal, el sultán estaría dispuesto a firmar una tregua de hasta veinte años.
El 9 de mayo de 1578, cuando estas espectaculares noticias llegaron a Madrid, el Consejero de Estado (ahora con sólo cinco miembros:el inquisidor general Quiroga, el prior don Antonio de Toledo y los marqueses de Los Vélez, Aguilar y Almazán) procedieron a debatir ""los convenientes deste negocio"" en el contexto del ""estado de las cosas de Vuestra Magestad y de su hacienda, y de las muchas ocupaciones que tiene en acomodar y assentar las cosas de sus estados"". Quiroga y Aguilar se opusieron a cualquier acuerdo con los 22infieles"", tanto porque su palabra no era de fiar como porque una abierta petición de paz comprometería la reputación del rey."


continuará....

mary fely

Mensajes : 961
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: la Cerca o tapia de la Casa de Campo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 7 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Papelera

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.