Últimos temas
» estandarte, bandera y escudo.
Ayer a las 8:33 pm por Anne

» Un interesante comentario en mi blog y mi respuesta meses más tarde
Ayer a las 12:41 pm por Anne

» "País" de Luz Casal
Lun Ago 21, 2017 1:05 pm por Anne

» Castillo de Bofarull y Paseo de Extremadura 2 (Actualizado)
Vie Ago 18, 2017 9:21 pm por Pepcor

» Interesantes sitios de Carlos Viñas-Valle
Lun Jul 24, 2017 10:53 pm por Anne

» El Café Comercial ya tiene su puerta giratoria
Dom Jul 23, 2017 8:18 pm por Anne

» ¡Quince años!
Mar Jun 27, 2017 9:19 pm por mary fely

» La Gatera de la Villa, número 27 (verano de 2017)
Mar Jun 27, 2017 8:58 pm por mary fely

» En Pasatiempos se ha hecho una nueva pregunta
Mar Jun 20, 2017 11:07 pm por Anne

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Ya a la venta
subir imagenes
El tiempo
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Visitas
contador de visitas
Contacto
subir imagenes

La galería comercial de Fuencarral a punto de echar el cierre

 :: Papelera

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La galería comercial de Fuencarral a punto de echar el cierre

Mensaje por Invitado el Vie Feb 04, 2011 9:16 pm

En la calle Fuencarral hay una gelería comercial que yo conocí hace muchos años y era preciosa. Hoy solo queda un local abierto, así lo recoge El País de hoy:

El último luminoso en la galería de la calle de Fuencarral
Desde el 24 de enero la joyería Monge es el único comercio abierto del pasaje
MIGUEL PÉREZ MARTÍN - Madrid - 04/02/2011

Eugenio Monge (a la izquierda), ante su joyería en el pasaje de Fuencarral, observa su negocio.- CRISTÓBAL MANUEL

Cada día la cruzan cientos de personas, une el barrio de Malasaña con la calle de Fuencarral, y su luminosidad y su imponente arquitectura reflejan el centro comercial suntuoso que fue. La galería de Fuencarral 77 espera un plan que no llega y, mientras tanto, sus locales se van quedando vacíos. Después de que el pasado 24 de enero cerrase la sastrería Roan, la joyería Monge es el único comercio superviviente.
Eugenio Monge lleva 28 años en la galería. Cuando llegó a este edificio de enormes faroles forjados, decorados de mármol y poblado de escalinatas, se enamoró de él. "Fuimos los últimos que abrimos y seremos los últimos en irnos", explica desde su local en la zona central del pasaje. Los demás fueron cerrando, por "distintos motivos". A la tienda de deportes se la llevó por delante un incendio a la peletería Manopiel no le renovaron el alquiler, otros locales se quedaron vacíos cuando sus dueños murieron. "Ahora solo estamos nosotros y todo está oscuro: da pavor", dice Monge.

El edificio, de 1958 y propiedad de la Tesorería General de la Seguridad Social, tiene seis enormes plantas entre la calle de Fuencarral y la Corredera Alta de San Pablo y está protegido por el Ayuntamiento de Madrid por su singularidad arquitectónica. "Si aquí viniera el ministro de Trabajo, fliparía", comenta Monge refiriéndose a las instalaciones desaprovechadas. "Cada planta debe tener unos 1.000 metros cuadrados, hay seis apartamentos en los que no vive nadie, e incluso un anfiteatro para más de 100 personas precioso", explica el joyero sobre las instalaciones, en las que solo hay unas oficinas de la Audiencia Nacional, algunos funcionarios de la Tesorería, el Sindicato de Auxiliares de Enfermería y un pequeño almacén del teatro de la Zarzuela.

La época gloriosa de la galería fue durante los años sesenta y setenta, según cuenta un ex vecino del pasaje, Antonio Langa. Hace años que trasladó su óptica a la esquina de la calle de Fuencarral con Hernán Cortés. Habla de las grandes fiestas del Hogar Canario, que disponía de "una balaustrada impresionante y balcones a la galería". "Allí cantaron El Puma y Los Sabandeños, cuando las entonces llamadas galerías comerciales eran uno de los primeros centros comerciales de Madrid", explica Langa, que traza sobre un papel un perfecto croquis de lo que había en la galería. "Aquí había una cafetería con terrazas, aquí Publicidad Cuevas, que tenía toda una planta del edificio, más allá Credere Star, que daba microcréditos, una tienda de porcelanas, la peluquería Pili, Tejidos Paz...". Langa se acuerda de todo, hasta de algún que otro vecino ilustre de los sesenta como Hedilla Larrea, el fundador de la Falange Renovada.

"Fue un edificio moderno en un barrio castizo de madrileños de camisa y gorrilla", explica Langa, que recuerda la etapa en la que el barrio estaba degradado y había "mucha delincuencia". "Antes no había puertas, había un sereno con un chuzo que se quedaba vigilando por la noche", cuenta el óptico. En el ensanche de la galería había una fuente elíptica de 20 metros de longitud, la luz del día entraba por las cristaleras, todos los locales tenían luz natural y la galería estaba llena de gente. Francisco Donoso, cuyo padre tenía un estanco en la galería, la recuerda desde los seis años. "En su día los comerciantes salimos a la calle por la degradación de la zona, y empezaron a hacernos caso. Desde entonces, el barrio ha cambiado mucho", explica.

"En 2003 hubo un proyecto de Aznar para rehabilitarlo, pero cuando hubo elecciones todo quedó en el olvido", comenta Donoso. Según él, tras aquel anuncio, les ofrecieron una indemnización si vendían. Como no se llegó a rehabilitar, a él nunca le llegó nada.

"Lo que clama al cielo es que a un edificio público no se le esté sacando rendimiento. Cuando yo vine hace 28 años, ya había locales cerrados", dice el joyero. Monge ve pasar todas las semanas a estudiantes de arquitectura que vienen a dibujar la galería, a chavales que vienen a grabar cortos y videoclips, y a personas interesadas en los espacios: "todos los días viene gente preguntando por los locales. ¡Ojalá yo se los pudiera alquilar!". Desde la Tesorería General dicen que en los "presupuestos austeros" de este año no se ha incluido ningún plan para el edificio este año, pero que no se descarta hacerlo próximamente. "Lo que se suele hacer con este tipo de propiedades es compartirlas con otras instituciones o venderlas", explican desde la Tesorería.

Cuando cae la noche, la galería echa el cierre. Tras la verja queda el esplendor de una época próspera y el eco en los locales vacíos. Como un fantasma, el luminoso de la relojería Monge resiste. "El futuro es incierto", concluye el relojero.

http://www.elpais.com/articulo/madrid/ultimo/luminoso/galeria/calle/Fuencarral/elpepiespmad/20110204elpmad_8/Tes
------
Saludos,
Mayrit

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La galería comercial de Fuencarral a punto de echar el cierre

Mensaje por Matritense el Sáb Feb 05, 2011 5:10 am

Hola Mayrit!

Qué pena me da leer estas cosas... paso por ahí cuando voy de Malasaña a Chueca y da entre miedo y pena pero también se nota su espléndido pasado y tiene un toque de romanticismo y decadencia. Solo se ve la joyería y en uno de los balcones interiores a un señor mayor mirando de vez en cuando hasta que cierra una vieja puerta tras él, no sé si será su casa....

Un saludo!!!

Matritense

Mensajes : 118
Fecha de inscripción : 09/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: La galería comercial de Fuencarral a punto de echar el cierre

Mensaje por mary fely el Sáb Feb 05, 2011 5:00 pm

A mi me pasa lo mismo que a ti, Matritense que siento una pena ver estas galerías que tuviero tanto explendor en su tiempo y que son tan bonitas que cuando pierden su interés, se convierten en todo lo contrario de tal forma que evitamos hasta pasar cerca de ellas por temor a la soledad que hay en su entorno.

Saludos
Mª Fely

mary fely

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: La galería comercial de Fuencarral a punto de echar el cierre

Mensaje por mary fely el Sáb Feb 05, 2011 5:02 pm

perdón por "explendor" ahora que lo veo en la pantalla...esplendor Mad

mary fely

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: La galería comercial de Fuencarral a punto de echar el cierre

Mensaje por PedroMix el Miér Feb 09, 2011 6:06 pm

Artículo de Moncho Alpuente en El País de hoy:

EL PASADIZO

En el barrio le llamaban el pasadizo, al lujoso túnel que se abrió entre las calles de Fuencarral y la Corredera Alta de San Pablo en 1958 comunicando dos zonas del centro de Madrid muy bien diferenciadas. El pasaje, galería, contaba con recodos, rotondas y una esmerada decoración de interiores con guiños a una emergente modernidad urbana. De un lado quedaban las calles estrechas de Malasaña, las galdosianas correderas con sus colmados, ultramarinos y comercios de alimentación, del otro, la calle de Fuencarral, una de las arterias comerciales más acreditadas de la ciudad. Pasaje entre dos mundos que las vecinas de Maravillas, lo de Malasaña vendría luego, recorrían para acceder al nuevo mercado de Barceló tras la demolición del popular mercado de San Ildefonso que rompió el equilibrio del barrio, punta de lanza de una ofensiva que pretendía desalojar a los tenderos de antes y erradicar a los antiguos vecinos de una zona especialmente deseable para los especuladores inmobiliarios.

Tras el fracaso de La Gran Vía Diagonal, demencial proyecto urbanístico que en la posguerra pretendía abolir a golpe de piqueta y especulación buena parte del castizo cogollo madrileño situado al norte de la Gran Vía original, los depredadores amparados por el Ayuntamiento de la urbe y otras instituciones predemocráticas no cesaron en sus malvadas prácticas. La caída del mercado de la plaza de San Ildefonso y el traslado de la universidad de la calle de San Bernardo privaban al barrio de sus principales fuentes de ingresos y de suministros en una táctica de cerco casi militar, infame asedio que dirigía el infausto alcalde Carlos Arias Navarro en su brillante carrera por escalar los puestos más altos del escalafón franquista, carrera que culminaría, a título póstumo, como heredero imposible del minúsculo y superlativo dictador.

El plan no acabó de funcionar, el barrio resultó herido de gravedad pero no murió en el intento, muchos de los comercios y de los puestos callejeros de las Correderas y de la calle del Espíritu Santo siguieron en su sitio y el pasaje comercial de Fuencarral se incorporó al itinerario, como una proyección de lujo hacia los emporios de Fuencarral. En la nueva galería abrían sus puertas una sastrería, de confección y a la medida, una tienda de bolsos y artículos de piel, un estanco, una óptica, una peluquería, una agencia de publicidad especializada en anuncios por palabras, una cafetería y una joyería que fue la última en llegar y hoy es la última superviviente del arrumbado pasadizo que vivió sus mejores momentos en los años sesenta cuando los ecos festivos del bullicioso Hogar Canario animaban el entorno incluso en las tardes de los ociosos domingos cuando se celebraban sus famosos bailes en los que, según la leyenda urbana (una leyenda cuya veracidad pude probar personalmente) se daban cita las chicas más guapas residentes en Madrid.

Hoy el pasaje se ha convertido por fin en oscuro pasadizo, lóbrego y decadente agujero negro por el que transitan sombras apresuradas y huidizas que pasan entre los restos del naufragio deseando salir cuanto antes al aire libre, que no puro, de la calle de Fuencarral. La galería cobijada por un edificio de seis plantas semiabandonado es propiedad de la Tesorería de la Seguridad Social, que aún conserva en ella algunas dependencias oficinescas. Derrocha la Tesorería su (nuestro) patrimonio con esta ruinosa inversión que contrasta, por ejemplo, con la resurrección de la calle del Espíritu Santo, vivero de nuevos negocios de moda y restauración, tomada por jóvenes comerciantes y nuevos vecinos, con sus wifis y sus sushis y refugio de antiguos comercios, bares y cafeterías adaptados a los nuevos gustos y necesidades de la población recién llegada. Tanta vivacidad desemboca en este lóbrego pasaje, pionero de la modernidad de los años sesenta y testigo de la desidia e incompetencia de sus propietarios y mentores y del Ayuntamiento de la Villa, lacras que han conducido al lamentable estado de una reliquia cuyo culto podría resucitar con la décima parte de la iniciativa que derrochan del otro lado de la calle los vecinos de las maravillas y las malasañas que resisten a todos los embates y luchan contra los que tendrían que ser sus mejores valedores y protectores.

avatar
PedroMix

Mensajes : 226
Fecha de inscripción : 23/07/2010
Edad : 41
Localización : Paso un buen rato haciendo el pato (por Chamberí y Argüelles)

http://www.gateravilla.es

Volver arriba Ir abajo

Re: La galería comercial de Fuencarral a punto de echar el cierre

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Papelera

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.