Artículo del arquitecto Miguel de Oriol e Ybarra sobre la Gran Vía y la Castellana

 :: Papelera

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Artículo del arquitecto Miguel de Oriol e Ybarra sobre la Gran Vía y la Castellana

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 15, 2011 5:32 pm

Hoy viene en el ABC un artículo amplísimo de Miguel de Oriol e Ybarra sobre el futuro de la Gran Vía y de los paseos del Prado, Recoletos y Castellana, de las obras que habría que hacer a su juicio:

Una caricia a la Gran Vía
El autor destaca el impulso urbanístico que ha experimentado Madrid pero aboga por la recuperación y puesta al día de la Gran Vía, «venida, imperdonablemente, a menos a sus 100 años»
POR MIGUEL DE ORIOL E YBARRA
Día 15/01/2011
20 comentarios

El Ayuntamiento de Madrid está gravemente endeudado pero también lo estuvo Felipe II. Después de ganar Lepanto (1571)) se «embarcó», hasta superar el límite aconsejable para su gran inversión, La Armada Invencible, al querer invadir Inglaterra; y es que «no había enviado su flota a pelear con los elementos». Sin embargo la historia le mantiene, aunque frío, cruel y ambicioso, respetuosamente en lo alto. Consiguió más de lo que perdió: con Portugal, como imperio complementario, creó el más grande de la época y unificó por 60 años la Península Ibérica convirtiéndola, desde Europa, en metrópolis crucial para América, África y Asia.

Madrid le debe a Alberto Ruiz Gallardón la esperanza necesaria para elevarla al rango de Capital meridional indiscutida de Europa. Ahí es nada.

Serrano y su acrecida salud comercial, con el nuevo aparcamiento como vitamina terapéutica; la restauración de la Casa de la Villa en la Puerta del Sol, sobria y conseguida; la discutible de Correos en Cibeles; el criticado arreglo de algunas plazas -Lealtad, Ópera, ...- y, sobre todo, el sistema de anillos circundantes, -M30, M40- impulsan a Madrid para que vaya camino de.... Pero el estado de sus cuentas no le permite realizar, ni siquiera aplaudir, la recuperación y puesta al día de La Gran Vía, venida, imperdonablemente, a menos a sus 100 años.

Madrid tuvo su origen en El Alcázar, (después, 1735, Palacio Real), donde se situó su centro cordial. Centro que, al compás de su crecimiento poblacional, se fue trasladando hacia el Este -Mayor, Puerta del Sol, San Jerónimo y Alcalá, Neptuno y Cibeles-. Pero el tronco urbano, mediante entre el tortuoso centro y lo que hoy llamamos Bulevares, conformaba un poblado laberíntico, modesto y desestructurado. La apertura de la Gran Vía (1910-1920), alumbró un claro eje, Oeste-Este, que alegró a Madrid al compartir ortogonalmente su intención ordenadora con La Castellana que ocupaba, desde casi siempre, incluso como calzada real de ganado, el brazo Norte-Sur de la necesaria Cruz Axial de nuestra villa. Brazo vivo, libre y sin frontera, por el que se iba escapando la vida hacia el Norte presumido y arrogante: Colón, Nuevos Ministerios,... Los tiempos triunfales hicieron al Corte Inglés de Ríos Rosas mucho más rico que el de la calle Preciados; los subcéntricos rascacielos, caros y eufóricos, se asomaban, ya despectivos desde su altura, al viejo casco enmohecido.

En Roma, las Plazas del Popolo, de España, Navona, del Panteón, no humillan su primogenitura ni se someten a ningún crecimiento tardío.

En París, las Plazas Vendome, Tullerías, Concordia, Létoil, tampoco renuncian a su prioridad al revestirlas y actualizarlas continuamente.

En Londres, las Plazas Trafalgar, Leicester, Picadilly, se sienten seguras en la palpitación cardinal de un país amante de las tradiciones.

Los Ayuntamientos europeos acarician sus centros seminales en respuesta al orgullo y bienestar heráldico-nobiliario de sus habitantes.

A la Gran Vía no le bastan aniversarios festivos por centenarios: se ha hundido en sus valores comparativos; ha visto alejarse las tiendas caras, estrellas, camino de un norte con alturas y arquitecturas de receta pretenciosa. Para que la Gran Vía recupere su frescura, rejuvenezca y se anime, es menester que el tráfico rodado, el que no la tiene por destino, deje de usarla, ahumarla y ensordecerla como atajo oeste-este y, o disfrute de las circunvalaciones -M30, M40- o se sumerja, dejando el discurrir por superficie a taxis y transporte público, carga y descarga, mucho menos intensos y de presencia plausible. Tanto el peatón como el comercio rechazan la congestión circulatoria y, en consecuencia, hoteles, comercios y aceras pierden categoría.

Dicha inmersión serviría, además, a los nuevos aparcamientos pertinentes, (los centros europeos -París, Londres, Munich-, ofrecen un 100% más que el nuestro) y a los inmediatos ya existentes, descargando así los laberintos cuyo eje rasgó la Gran Vía hace 100 años.

Los edificios granviarios gozan en su tramo más cercano a Alcalá, de una arquitectura, de epidermis argumentada en sus relieves, solamente apreciable y amable a ritmo de paseo; su diseño -con torreones estratégicamente situados- logra la atención de la que desaparecen las medianerías, tan desgraciadas, (por ejemplo tras el palacio de Linares, en Cibeles). Los dos tramos inclinados en cuesta, (Alcalá, Montera y Callao-Plaza de España) tienen también inteligentemente resueltas las secuencias volumétricas con expresión polifacética a la vez que unitaria.

La cercanía al eje Granviario, cargado de atractivos edificios centenarios (El Carmen, Caballero de Gracia, S. Marcos, Las Descalzas Reales, Carboneros, San José, Las Calatravas, por mencionar los templos) va quedándose en barrio simpático al ceder su palpitación capital al rascacielismo que se distancia.

El bello y atractivo tratamiento con el que se está revistiendo la Avenida peatonal del Manzanares puede potenciar en alguna medida al Sur y defender al centro de la temida y citada huida hacia las «sierras nórdicas».

Pero el auténtico fiel de la balanza se sitúa en Cibeles punto en el que se encuentran y cruzan los dos brazos de la Cruz Urbana citada. Tanto el Paseo del Prado (anchura 120m.) como el de Recoletos (89m.) y la Castellana (75m.) tienen muy generosa amplitud que permitiría, (si se hundieran 5.00 mts. sus circulaciones rodadas a cielo abierto, salvadas con una secuencia de puentes, espaciados lo preciso), el establecimiento de un espléndido parque lineal para el encuentro metropolitano de los madrileños. No sería necesario cambiar de cota ni a las plazas, Cibeles, Colón y Neptuno, ni a las aceras laterales; sólo facilitar la intercomunicación entre los jardines centrales de las Avenidas, rasgadas al sumergir sus flujos rápidos motorizados. Hay que recordar que las edificaciones situadas a ambos lados sobre aceras gozan de unas vías de servicio continuas e inmediatas.

Las sendas comunicativas fijadas a lo largo de milenios (cañadas reales como la de La Castellana, Paseo del Prado) deben respetarse porque forman parte orgánica del cuerpo cívico. Y, no deben recargarse espacios (como la calle Alfonso XII) que rendían su servicio a conjuntos residenciales acostumbrados por más de un siglo, a asomarse al mayor y mejor parque dedicado a su atención preferente, sería alcaldada injustificable.

La frontera circulatoria Oeste, Sur, Este de Madrid definida por la M30, rodada, y por la Avenida del Manzanares, peatonal, está a la altura a la que debe aspirar como capital meridional de Europa. La frontera oeste, delimitada por la Casa Campo, El Pardo y Viñuelas, se siente protegida por paisajes sacralizados alguno de los cuales debería convertirse en corazón verde de una futura metrópolis, crecedera hacia El Paular. Se detendría así el avance denostado -queda claro- hacia Aranjuez y Toledo.

Barajas, Valdebebas y La Moraleja rematan con contemporaneidad arquitectónica, de densidad media, el inexorable crecimiento de la capital hacia el Norte.

Es preciso, por tanto, mimar el Centro: la Cruz (Gran Vía, Alcalá - Prado Castellana) dando prioridad al hombre a pie, a ritmo observador, entre verduras, jardines, flores, sonidos controlados y cultura. Museos, teatros, Belleza, significación, orgullo histórico.
Estas simplificadas advertencias, aparentemente elementales, son de las que incrementarían la identidad memorable de nuestra ciudad. Hoy, todavía, Madrid es incomprendida y, aunque querida, por simpática, criticada por gastona. Felipe también lo fue y sus veinte últimos años son, sin embargo, los más gloriosos de La Historia de España.

MIGUEL DE ORIOL E YBARRA ES DOCTOR ARQUITECTO
http://www.abc.es/20110115/madrid/abcp-tribuna-abierta-20110115.html
---------------
Saludos,
Mayrit

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Artículo del arquitecto Miguel de Oriol e Ybarra sobre la Gran Vía y la Castellana

Mensaje por Anne el Lun Ene 17, 2011 3:07 am

Hola a todos

El señor de Oriol e Ybarra sueña con su gloria personal como arquitecto y se ha olvidado de por qué se construyó la Gran Vía. Esta vía es absolutamente necesaria para que los coches crucen la ciudad de Madrid de este a oeste. Y lo dice una persona que piensa que un día los coches tendrán que quedarse fuera, pero que no estamos preparados para ello ni mucho menos con el transporte público que tenemos.

Oriol se toma por Felipe II y desea que nos adeudemos más todavía en plena crisis para que se realice su sueño absurdo. Además le he dicho dos veces que los que quieren campo y huertos se vayan al campo. Espero que no le apoyen poderosos en su quimera porque si crecen puerros en la Gran Vía, me tendré que ir a otra ciudad y a mí me gustan las capitales. ¿Cultura en la Gran Vía? Han cerrado cantidad de cinés y el teatro Compac que sigue abierto es un teatro cutre donde el Ballet Imperial Ruso no pudo disfrutar siquiera de una orquesta. Daba vergüenza para tan bonito espectáculo. En lugar de cultura, cultivo de plantas. Madrid ya tiene muchos preciosos jardines y la Casa de Campo en las afueras. Y no hablemos de los mosquitos e insectos que se criarían en medio de esta vía.

¿Solamente se puede disfrutar de la Gran Vía a pie? Ya se disfruta de ella con su anchas aceras. Arancetano dijo a Oriol que pasar por ella en su furgoneta de trabajo era un verdadero placer, particularmente cuando la circulación no era demasiado veloz.

Me dijeron que este proyecto no tenía la más mínima posibilidad de realizarse y que baje de mi nube por creérmelo. Espero que sea verdad, porque aquí estamos viendo cada día más cosas increíbles. El que tiene que bajar de su nube es Oriol porque en lugar de progreso, lo que veo es derroche de nuestro dinero sin pedirnos permiso y una gran decadencia cultural en todos los sectores.

Saludos
Maya


Última edición por Maya el Lun Ene 17, 2011 4:15 am, editado 1 vez
avatar
Anne

Mensajes : 1463
Fecha de inscripción : 22/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículo del arquitecto Miguel de Oriol e Ybarra sobre la Gran Vía y la Castellana

Mensaje por Anne el Lun Ene 17, 2011 4:13 am

La Gran Vía presentada y explicada por Santiago Amón. Dos videos subidos por Abel, su hijo.

http://www.youtube.com/watch?v=jSEdg5mKv98&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=FVk1BSkh1Bc&feature=related

Maya
avatar
Anne

Mensajes : 1463
Fecha de inscripción : 22/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículo del arquitecto Miguel de Oriol e Ybarra sobre la Gran Vía y la Castellana

Mensaje por PedroMix el Mar Ene 18, 2011 2:10 pm

Suscribo lo comentado por Maya. Yo también soy partidario de ir acabando con el automóvil en el distrito centro, pero no de esa manera. Es más, yo casi haría lo contrario a lo que predica el sr. Oriol: peatonalizar la red de callecitas originales de la zona y dejar con tráfico la Gran Vía (al fin y al cabo es la única calle del entorno, junto con algunas correcciones puntuales en otros lugares, que se hizo pensando ya en el automóvil)

Conociendo cómo funciona el tema del comercio, una Gran Vía peatonal sería invadida por el Corte Inglés (que ya es casi un monopolio en ese sector salvo honrosas excepciones tipo FNAC) en cuestión de días.
avatar
PedroMix

Mensajes : 229
Fecha de inscripción : 23/07/2010
Edad : 42
Localización : Paso un buen rato haciendo el pato (por Chamberí y Argüelles)

http://www.gateravilla.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Artículo del arquitecto Miguel de Oriol e Ybarra sobre la Gran Vía y la Castellana

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Papelera

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.